email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2018 Competición

Tuva Novotny • Directora

"El núcleo de la película es la historia de nuestras carencias al abordar la enfermedad mental"

por 

- SAN SEBASTIÁN 2018: Una de las actrices más icónicas de Escandinavia, Tuva Novotny, debuta en la dirección con Blind Spot

Tuva Novotny  • Directora
(© Alex Abril/San Sebastián International Film Festival)

Desde su salto a la fama en los 90, la actriz Tuva Novotny ha conquistado nuevos territorios casi sin esfuerzo. Comenzó por las telenovelas suecas, pasó luego a la gran pantalla, encontró trabajo estable en el cine danés en torno al 2000 y, diez años más tarde, hizo lo mismo en Noruega. Esta actriz plenamente escandinava (habla los tres idiomas nórdicos casi a la perfección) ha comenzado ahora su carrera como directora, y este año presentará dos producciones: la cinta sueca Britt-Marie Was Here, que fue escrita por el guionista de Un hombre llamado Ove, Fredrik Backman, y se estrenará en diciembre, y el film noruego y escrito por la propia Novotny Blind Spot [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Tuva Novotny
ficha del filme
]
, que se proyectó en Toronto y compite ahora en el Festival de San Sebastián. Se presentó por primera vez en Haugesund en agosto, donde Cineuropa consiguió una de las primeras entrevistas con una nueva y prometedora directora con mucho que decir.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Blind Spot es una experiencia poderosa. ¿Cómo la describirías a alguien que todavía no haya visto la película?
Tuva Novotny:
En primer plano, tenemos una aguda crisis familiar, pero el núcleo de Blind Spot es la historia de nuestras carencias al abordar la enfermedad mental y de cómo ponerles remedio. Por ejemplo, ahora mismo, cuando estás a punto de entrevistarme, tengo mariposas en el estómago, pero cuando te lo cuento, me siento mejor inmediatamente.

Estás dando el paso de actuar a escribir y dirigir. Dentro de poco, habrás estrenado dos largos, uno noruego y otro sueco. ¿Qué te ha motivado a dar este paso?
Creo que lo tengo en mi interior de manera orgánica, y ha sido un proceso largo, no una epifanía. Cuando era niña, dirigía a mis hermanos en pequeños espectáculos en el salón. Siendo adulta, he buscado continuamente los conocimientos técnicos para prepararme para rodar. He hecho televisión unos pocos años, episodios de Lilyhammer y Dag en Noruega. Øystein Karlsen, uno de los creadores de Dag, ha sido un apoyo fundamental, me ha motivado y me ha ayudado a empezar.

¿Cómo describirías tu nuevo “trabajo”?
Por una parte, se trata de descubrir que no estás sola en una película, es una colaboración. Sin embargo, al mismo tiempo, tienes un cargo y una función que también implica la responsabilidad de un líder, la responsibilidad de que te tomen en serio. A menudo, es el director quien establece cómo se comunican el reparto y el equipo, cómo trabajan, cuándo trabajan, etc. Para mí, el ambiente es importante; además, en el mundo de los artistas, que puede ser temperamental, cuanto más segura me sienta, mejor, pues así puedo dar el máximo de mis capacidades. Las jornadas de 17 horas, o las diferentes pequeñas crisis que sucedan, crean inquietud y hacen mella en mi habilidad. Pero en estas dos producciones, he tenido un gran equipo a mi alrededor. Hemos trabajado juntos, y el resultado ha sido mayor que la suma de las personas involucradas.

El espectador no tarda en darse cuenta de que Blind Spot está rodada de una forma muy particular. ¿Crees que podrías revelar en qué consiste esa particularidad?
Absolutamente. Yo prefiero describirlo como una historia en tiempo real, más que como plano secuencia. De esta forma, los actores tienen que mantenerse en la situación; no pueden hacer una segunda toma ni cambiar de ángulo, que son cosas que siempre pueden hacer en su trabajo para cine y televisión. Resumiendo, es una experiencia auténtica. La idea estaba ahí desde el principio. Sí que tuve una pequeña preocupación: ¿eclipsará este ejercicio técnico la temática de la historia? Pero no tendría que haberme preocupado: el tema de la película retiene más la atención que su estilo.

Entonces, ¿por qué elegiste hacerlo así?
Lo hice para mantener las pausas que se suelen cortar de las películas, los momentos demasiado largos y silenciosos. Cuando veo una película, suelo echar en falta estar totalmente junto al personaje, no solo con su versión montada. Me gusta el montaje, y en otras películas que haga, va a haber montaje, puedes estar seguro de eso. Pero esta vez, se pueden experimentar todos los 98 minutos de la historia. Cualquier otra cosa habría sido imposible.

¿Cuántos planos querías hacer, y cuántos tuviste que hacer?
Tengo que decir que todo salió como esperaba en ese proceso. Contábamos con hacer tres tomas, y lo hicimos en tres tomas. Nos planteamos hacer siete, pero no quería perder impulso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy