email print share on facebook share on twitter share on google+

NAMUR 2018

Fred Cavayé • Director

“Tuve que encontrar mi propia verdad a la hora de adaptar un éxito de taquilla italiano”

por 

- Hablamos con Fred Cavayé sobre el estreno de su quinto largometraje, Le Jeu, en el que cambia de registro para ofrecer una reinterpretación personal de las películas corales francesas

Fred Cavayé • Director
(© Pauline Willot / FIFF)

Nos reunimos con Fred Cavayé para hablar de su quinto largometraje, Le Jeu [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fred Cavayé
ficha del filme
]
, proyectada la semana pasada en el Festival Internacional de Cine Francófono de Namur (FIFF), una obra en la que cambia de registro para ofrecer una reinterpretación personal de las películas corales francesas.

Cineuropa: ¿Por qué decidiste adaptar Perfetti sconosciuti [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
?
Fred Cavayé:
El hecho de revelar los secretos de nuestro teléfono móvil es un concepto que me atraía mucho. A la hora de hacer una película es interesante optar por una temática con la que se sienta identificada mucha gente, y los teléfonos móviles se han convertido prácticamente en una prolongación de nuestro cuerpo. No hay nada que sea tan universal a día de hoy. Al convertir esto en el punto de partida de la película consigo atraer la atención del público. Como espectador, me gusta identificarme con las películas que veo, por eso quería que el público sintiese que están sentados a la mesa con los personajes. Al menos hasta que se dan cuenta de que no quieren permanecer ahí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo decidiste enfocar la adaptación?
Vi la película original una vez, decidí que quería adaptarla y me aseguré de no volver a verla. Conseguí una transcripción de la película en francés, en lugar de un guión, y comencé a trabajar a partir de ahí. Lo utilicé como una base a la que añadir mis propios problemas. Fue muy emocionante, porque normalmente empiezo a trabajar con una página en blanco. Poco a poco fui adaptando el material, y al final lo hice mío. La verdad es que fue un proceso muy interesante, porque muchas de mis películas también han sido adaptadas, y pude comprender lo que se siente desde el otro lado. ¡Entendí los problemas que surgían al hablar de mis películas con los directores que querían adaptarlas! Básicamente tuve que encontrar mi propia verdad. Además, cuando adaptas una obra puedes alabar sus virtudes sin que la gente crea que tienes un ego desmesurado. 

Desde el primer momento puedes intuir que la película va a ser mucho más que una comedia, de hecho es prácticamente un thriller...
Es un mecanismo clásico de las comedias francesas: gente cenando y haciendo preguntas, hasta que en cierto momento todo se complica y da un vuelco. En este caso es particularmente interesante el final, cinematográfico e inesperado, que te hace cuestionar todo lo que acabas de ver. Permites que el público sepa más que los personajes, y eso es algo que me encanta ver en las películas. Si tuviese que definirla, diría que es una comedia llena de suspense, ¡o tal vez es un nuevo género! 

¿Es posible que las películas que parecen más sencillas sean en realidad las más difíciles de rodar?
Fue muy complicado rodar esta cena. Quería hacer una película que se centrase más en los actores, en comparación con mis obras anteriores, en las que había mucha acción. En este caso, la puesta en escena tenía que ser muy narrativa y estar al servicio de los personajes y lo que estos representan. Requería una base muy sólida en lo que se refiere al guión, pero también dejar cierto margen para que los actores se metieran en la piel de los personajes con el objetivo de construirlos y hacerlos suyos, para que todo resultase más sincero y creíble. Si no hubiese hecho thrillers anteriormente no habría sido capaz de realizar esta película. Fue muy emocionante, pero también muy complicada, a pesar de su aparente simplicidad. Esta es la película que más he disfrutado rodando. Tenía un marco muy limitado pero lleno de posibilidades. Cada noche registraba el material que había grabado, y todos los días volvía a rodar pequeñas tomas. Incluso reescribí el guión durante los fines de semana...

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también