email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Zaida Bergroth • Directora

“Mi película habla sobre la relación entre el amor y el poder”

por 

- Hemos hablado con la directora finlandesa Zaida Bergroth, que está en estos momentos montando su nueva película, la cinta de época Maria’s Paradise

Zaida Bergroth  • Directora

Ambientada en los años veinte, la película de la directora finlandesa Zaida Bergroth, Maria's Paradise, cuenta la historia real de la predicadora Maria Åkerblom (interpretada por Pihla Viitala), la líder del movimiento finlandés Åkerblom, un movimiento evangélico que también se considera una secta. Está producida por Komeetta, y LevelK se encarga de las ventas (lee más aquí sobre su producción). Hablamos con Bergroth cuando estaba en mitad del proceso de montaje.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Antes de la película, los setenta eran la época más lejana a la que habías viajado, con tu primera película El último cowboy [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. ¿Supuso un reto en ese aspecto?
Zaida Bergroth: Creo que sobre todo fue emocionante. Aunque esté ambientada en los años veinte, casi todo ocurre en una villa. Es el universo de Maria, y creo que de alguna forma fuimos capaces de crear nuestro propio mundo. No quería que pareciera una película totalmente marcada por la época. Tenía que respirar y parecerse a un cuento de hadas. Contaba con un gran equipo, y creo que llevaban casi todo este peso sobre sus hombros al crear el vestuario y los decorados. Era inspirador. 

Siempre que leo acerca de sectas percibo una gran sensación de claustrofobia. La gente se aísla cada vez más.
Creo que a Maria la acompañaban unas doscientas personas. Nuestra película se centra en el momento en el que se asentaron en Helsinki alrededor de 1927, que fue cuando se metieron en algunos problemas: Maria se enfrentaba a todo el que le llevara la contraria. Mi película habla sobre la relación entre el amor y el poder. Puedo entender lo maravilloso que es pasarle todas tus responsabilidades a una persona y solo hacer lo que te dice. Es casi liberador. En nuestra historia, el personaje principal, Salome, siente una gran necesidad de sentirse aceptada por Maria, lo que puede volverse peligroso porque así puede perderse a si misma. Cuando por fin empieza a dudar de Maria es un momento importante. En cierto modo, es una historia que habla de madurar.

No es común que una mujer lidere una secta espiritual como esa. ¿Qué métodos empleaba?
Lo que la hacía especial era que convertía las reuniones en un espectáculo. Llevaba una cama a la iglesia, se vestía con un camisón y se ponía flores en el pelo. Quería parecer inocente, como un ángel de Dios. Era en parte una actriz. Hablaba de un futuro mejor, lo que en esos momentos, justo después de la guerra civil finlandesa, era muy efectivo. Describía lugares parecidos al paraíso en los que se asentarían, como Jerusalén. Controlaba a la gente convenciéndola de que podía ver a través de ellos y de que era la mensajera que venía del otro lado. Tenía un don psicológico: podía conocer los miedos de las personas, y no dudaba en utilizar ese conocimiento a su favor.

Su historia me afectó porque procedía de un entorno muy pobre. A Maria la echaron de casa con cinco años para que trabajara para diferentes familias, y su futuro no parecía brillante. Sin importar sus motivos, es interesante que fuera capaz de darle la vuelta a todo. 

Parece una historia de supervivencia.
Es una buena forma de definirlo. No sabemos cómo se sentía. No sé si de verdad pensaba que era una mensajera, pero resultaba tan convincente que quizás en algún momento lo creía de verdad. Lo que me conmovió fue que necesitaba amor como todos y, ya que no lo conseguía, obligaba a la gente a que se lo diera. Exigía lealtad y atención: no podía vivir sin ello. Y podía ser peligrosa cuando la gente se negaba. Pero es desgarrador que, aun con todo su poder, no pudo sentir nada real.

¿Cómo llevaba su sexualidad? En lo que respecta a la religión, normalmente las mujeres tienen que ser cautas en ese aspecto.
Todo el mundo dice que usaba su sexualidad de forma inteligente. Tanto hombres como mujeres se sentían atraídos por Maria. Era muy osada. Tenía el poder de decirle a la gente con quién debería casarse; le ponía nombre a sus hijos. Cuando quería llevarse a alguien a su habitación, solo le cogía de la mano. Al mismo tiempo, es verdad que consiguió documentación falsa de un médico que aseguraba que era “pura”, y le gustaba recalcar su inocencia. Es un misterio pero, en la película, no le da miedo acercarse a la gente. Se sirve de la intimidad, pero también del amor maternal, se lo ofrece a Salome. Pero en ello hay un elemento extraño, casi erótico.

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.