email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

COTTBUS 2018

Andrea Sedláčková • Directora de Backstage

"En realidad, estos talent shows son incluso peores de lo que mostramos, es un mundo muy duro"

por 

- Hemos hablado con la directora checa Andrea Sedláčkováen el Festival de Cottbus, en donde se proyectó su nueva película, Backstage

Andrea Sedláčková  • Directora de Backstage

La guionista y directora checa Andrea Sedláčková se encuentra en el Festival de Cine de Cottbus para presentar su nueva película, Backstage [+lee también:
tráiler
entrevista: Andrea Sedláčková
ficha del filme
]
, en la que ha trabajado tanto con actores y bailarines profesionales como con no profesionales. La película le ha permitido sumergirse en el mundo de la música hip-hop, que anteriormente le era desconocido. Backstage es una coproducción entre la República Checa y Eslovaquia. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde surgió la idea de la película?
Andrea Sedlackova: Los productores me dieron el guion. En un principio, era una historia sobre un chico discapacitado que se enamora de Mary, una bailarina, pero, después de unos años escribiendo, el enfoque cambió hacia la historia de Mary y el grupo de baile y su aparición en un concurso de televisión. El guion me gustó desde el principio porque tenía algo totalmente diferente a lo que había hecho antes. Las películas sobre danza son muy visuales. La emotividad a través de las imágenes es el alfa y el omega de este género. Hasta ahora he rodado películas psicológicas, así que he disfrutado utilizando nuevas formas de expresión para crear un mundo completamente diferente. Este es el mundo del hip-hop, un arte que practican las generaciones más jóvenes de todas las clases sociales, una especie de expresión natural de la necesidad de libertad y realización personal.

¿Cómo encontraste a tus protagonistas?
Como siempre, con un largo proceso de casting. En este caso era incluso más difícil porque los héroes protagonistas no solo tenían que ser actores excelentes, sino también excelentes bailarines. Fue complicado juntar a actores profesionales con actores no profesionales, para los cuales estaban pensados los papeles de bailarines principalmente. Los bailarines actúan de manera muy auténtica, pero es un tipo de interpretación diferente a la de los actores profesionales.

¿Existe realmente el lugar que el protagonista utiliza para sus ensayos?
Sí, es una estación real en los Altos Tatras. La encontramos por casualidad. Quería que los héroes procedieran de una ciudad industrial pequeña al pie de las montañas, y finalmente encontramos el lugar en el municipio de Svit, que es visualmente impresionante y, además, por casualidad cuenta con una magnífica estación de tren con una maravillosa sala de espera.

¿Cómo creaste el personaje de Hugo?
Quería que Hugo fuera conmovedor y auténtico. 

Dos de sus amigos son de familia romaní. ¿Cuál es su estatus en la sociedad eslovaca?
No vivo en Eslovaquia; soy checa, así que no tengo una visión completa de la situación. Pero me parece que su situación es bastante complicada; muchos viven en guetos y no tienen oportunidad de tener una vida social normal. Pero, por otro lado, hay muchos romaníes que viven una vida normal como la todo el mundo, como es el caso de nuestros dos actores. 

¿Cómo es la relación entre Eslovaquia y la República Checa?
Desde que nos separamos en dos países, la situación ha mejorado enormemente en todos los sentidos. Los eslovacos están contentos siendo independientes y los checos finalmente han entendido que tienen su propia historia y su propia vida. En la industria del cine, disfrutamos de una gran colaboración: hay muchos directores y cámaras eslovacos trabajando en Praga, y muchos directores y cámaras checos trabajando en Bratislava. 

¿Cómo están considerados este tipo de “realities” y “talent shows” en Eslovaquia?
Cuando leí la primera versión del guion me pareció que el autor exageraba en su descripción de los programas, pensé que no podía ser tan malo como lo pintaba. Después comencé a conocer a gente que trabaja en ese mundo (directores, coreógrafos y miembros del jurado) y descubrí que la realidad es incluso peor y que realmente es un mundo muy duro. Muy a menudo, como muestra la película, los concursos están en parte manipulados. No siempre ganan los más talentosos, sino aquellos que tienen alguna cualidad atractiva para el espectador, ya sea por la historia de su vida o, por ejemplo, por una impasibilidad que impresiona a los espectadores y les permite sentirse identificados. A menudo los espectadores prefieren a los concursantes más débiles, y los productores lo saben, así que a veces los llevan hasta la final a pesar de que puede que no se lo merezcan. También fui a la grabación de estos concursos, eché un vistazo entre bastidores y tomé notas. Por ejemplo, parte de las conversaciones del jurado está inspirada en la realidad.

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también