email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TURÍN 2018

Duccio Chiarini • Director de L’ospite

"Es importante compararse con los demás cuando sentimos dolor”

por 

- Hemos entrevistado al director florentino Duccio Chiarini durante el 36° Festival de Turín para hablar sobre su segundo largo, L’ospite, presentado en la sección del TorinoFilmLab

Duccio Chiarini  • Director de L’ospite

Después de su estreno mundial en la Piazza Grande del Festival de Locarno el pasado mes de agosto, y tras una visita al Festival de Cine de Chicago en octubre, L’ospite [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Duccio Chiarini
ficha del filme
]
, dirigida por el florentino Duccio Chiarini, regresa finalmente a su lugar de origen: el Festival de Cine de Turín. El segundo largometraje del director de Short Skin [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Duccio Chiarini
ficha del filme
]
, desarrollado hace dos años como parte del TorinoFilmLab, donde recibió un premio a la producción (leer más), ha sido coproducido entre Italia, Suiza y Francia. La cinta se ha proyectado durante la 36ª edición del Festival de Cine de Turín, como parte de la sección Festa Mobile, una ocasión perfecta para charlar con su director. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Defines tu segunda película como una “historia iniciática tardía”. ¿A qué te refieres?
Duccio Chiarini: La película se estructura como un viaje paradójico. Cuando terminas una relación es como si volvieses a nacer con una conciencia interna, y las respuestas que buscabas en la otra persona acaban sirviendo para ti mismo. En este sentido, es como una historia iniciática tardía, en la que el protagonista se compara consigo mismo y es capaz de aprender cosas sobre su propia vida. Guido aprende de su propio dolor, del dolor de otros y de las imperfecciones de los demás. La idea de un relato iniciático sobre un hombre de casi cuarenta años me parecía apropiada en este período histórico. Hace 50 años Guido habría sido considerado “un hombre adulto”, pero hoy en día es simplemente un niño grande. Es como si todo ocurriese demasiado tarde en su vida, y este retraso en el crecimiento es un problema muy frecuente en Italia. 

Guido parece desconcertado con todo lo que le ocurre, y su actitud está muy lejos del estereotipo de masculinidad. ¿Cómo surge el personaje?
Guido representa un mundo que me rodea pero que apenas está representado. Cuando miro a mi alrededor veo a tipos como yo, que han ido a buenos institutos y universidades, gente que ha tenido una buena educación (tal vez demasiado buena), pero cuando cumplen 30 años deben enfrentarse a la dura realidad. Hablo de gente que está bien educada también a nivel emocional. Desde el punto de vista humano Guido es una persona muy tierna y respetuosa. Es un investigador universitario, con una cultura desarrollada, y se relaciona con el universo femenino de una forma muy válida, siempre dispuesto a escuchar a pesar de ser humillado. Cuando intenta hacer cosas propias del típico macho dominante, las hace de forma absurda y extraña, como cuando persigue a su novia hasta el coche eléctrico de su madre. En esta película, al igual que en mi primer largometraje, intentaba centrarme en la fragilidad de los hombres contemporáneos comparados con las mujeres, que están de alguna forma más emancipadas, tratándolo desde un punto de vista irónico. Ante el tormento constante de la violencia contra las mujeres, quise contar el lado opuesto de la historia, es decir, cómo de cívica puede ser una ruptura. Quería retratar el momento en que dos personas se separan, los pasos en falso, las incertidumbres y la sensación de estar a la deriva. El sofá me parecía un símbolo perfecto para representar la incapacidad de construir un "nosotros", de navegar por aguas desconocidas. 

"Ellos siempre están tirando cosas, mientras que nosotros tratamos de arreglarlas," aseveran los padres de Guido. ¿Buscabas hacer también una comparativa generacional?
Es importante compararse con los demás cuando sentimos dolor. Buscas respuestas en los otros, y normalmente nos comparamos con nuestros padres. De alguna forma siempre nos comparamos con las personas que nos han criado, analizando cómo eran las relaciones por aquel entonces. Para mí era importante mostrar cómo las relaciones eran más empíricas y objetivas hace años, cuando las personas se casaban para poder salir de casa e independizarse, y compararlo con los problemas de Guido y sus compañeros para crear un “nosotros”. También era importante para la madre decir ciertas cosas sobre Chiara como mujer, percibir su desapego, la dificultad de crear un mundo que no esté guiado por el ego.

Cuando presentaste el proyecto hace dos años en el TorinoFilmLab, dijiste que te habías inspirado en las primeras películas de Woody Allen. ¿Acabaste guiándote por él al dirigir la película?
Me inspiró la forma de filmar de Allen, su preferencia por la actuación fluida y el empleo de planos secuencia para fomentar una interacción más natural entre los personajes. Se trata de un estilo de dirección que tiende a hacerse invisible para colocar la verdad en el centro de la película. Woody Allen me enseñó a hacerlo. Las películas de Alexander Payne y Noah Baumbach también me ayudaron a hacer esta película, gracias a la ligereza con la que tratan los sentimientos. Y por supuesto el cine francés de los 70, historias sobre distintas situaciones emocionales protagonizadas por personas que envejecen juntas, desde diferentes puntos de vista. 

¿Cuándo se estrenará L'ospite en cines?
Su estreno está previsto para la primavera de 2019 en Italia y Francia. La cinta ya está en salas en el cantón de Tesino, en Suiza, y a partir de comienzos del año próximo podrá verse también en las demás regiones. Todavía estamos en negociaciones, pero ya hay acuerdos con Australia, Grecia y HBO Europa.

¿Algún proyecto nuevo en el horizonte?
Mi próxima película tratará sobre mi ciudad natal, Florencia, pero aún no puedo decir nada más. Todavía estoy escribiendo el guión.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también