email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Stefan Ruzowitzky • Director

“Una historia se basa en la autenticidad, en la creación de algo único y significativo”

por 

- Hablamos con Stefan Ruzowitzky, director de Los falsificadores (Óscar a la Mejor película extranjera) durante el evento Bridging the Dragon

Stefan Ruzowitzky  • Director

El director y guionista austríaco Stefan Ruzowitzky estudió teatro, comunicación, cine e historia, hasta que empezó a dirigir vídeos musicales y anuncios que obtuvieron premios. En 2000, dirigió el largometraje Anatomy, que se convirtió en la película alemana más vista del año. En 2008, su película Los falsificadores [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 ganó el Óscar a la Mejor película extranjera. Hablamos con él durante el cuarto Laboratorio de proyectos chino-europeos, que la asociación de productores Bridging the Dragon celebró en Pekín entre el 11 y el 14 de noviembre de 2018. Ruzowitzky se encontraba tutorizando varios proyectos chinos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Es la primera vez que asistes a un evento chino-europeo. ¿Qué opinas de los proyectos que estás tutorizando? 
Stefan Ruzowitzky: Me sorprendió ver que, en realidad, los proyectos chinos reflejan los mismos géneros y perspectivas que tenemos en nuestros países (desde películas experimentales hasta títulos comerciales o de crítica social). Nunca sentí que estuviese en un mundo completamente distinto. Las historias son diferentes pero el acercamiento es similar. 

Según tu experiencia en el Laboratorio de proyectos, ¿cuáles son los desafíos inherentes a una colaboración entre China y Europa?
Las coproducciones entre diferentes países siempre plantean el mismo problema: el riesgo de perder la autenticidad de tu historia por añadir elementos para convencer al público del otro país. Pero una historia se basa en la autenticidad, en la creación de algo único y significativo. Esforzarte en conseguir el éxito en ambos países puede llevarte a no satisfacer a ninguno. Desde mi punto de vista, uno siempre debe centrarse en hacer una película fuerte sin preocuparse mucho por agradar al público de ambos países. De este modo, la película tendrá más posibilidades de tener éxito como obra de arte en cualquier parte.

Acabas de terminar el rodaje de una adaptación de Narciso y Goldmundo, de Herman Hesse [ver las noticias]. ¿Los distribuidores que han asistido al Laboratorio han mostrado interés por esta película? ¿Crees que un contenido de raíces europeas tan marcadas podrá tener su público aquí?
Sí. Las ideas filosóficas de una obra como Narciso y Goldmundo son universales. Hesse habla de tomar decisiones y encontrar tu lugar en la vida, de la amistad, del amor y de las artes. ¿Por qué no podrá responder a eso el público chino?

Después de esta experiencia, ¿te ves inmerso en una coproducción con China?
¡Sí, siempre me han gustado los retos!

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.