email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

RÓTERDAM 2019 Limelight

Kenneth Mercken • Director de Coureur

“La autenticidad de la trama era primordial”

por 

- Cineuropa ha entrevistado al director belga Kenneth Mercken para hablar sobre su nueva película, Coureur, una historia ficticia que resulta creíble ya que se basa en su propia experiencia

Kenneth Mercken • Director de Coureur
(© Toon Aerts)

El director belga Kenneth Mercken estrenó su primera película en el Festival Internacional de Cine de Róterdam: una semiautobiografía titulada Coureur [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kenneth Mercken
ficha del filme
]
. Le hemos entrevistado para hablar sobre cómo ha conseguido que una historia ficticia resulte tan creíble.

Cineuropa: Tu primera película gira en torno al ciclismo. Koen Mortier también hizo recientemente una película sobre el mismo tema, Un ange [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Koen Mortier
ficha del filme
]
, y ha sido él mismo, junto con Eurydice Gysel, quien ha producido la tuya. ¿Es una coincidencia?
Kenneth Mercken:
Si, es gracioso que ambos nos hayamos decidido por el mismo tema. Creo que fue una coincidencia. A Koen le apasiona este deporte y por eso mismo quiso formar parte de Coureur desde el principio. Yo empecé a escribir esta película hace seis años y fue más tarde cuando Koen leyó el libro en el que se basa Un ange.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Vuestros estilos son bastante diferentes, pero aun así, ¿te ves influenciado por él?
Koen estuvo siempre muy involucrado en este proyecto. Hice un corto sobre el lado más oscuro del mundo del ciclismo para mi tesis durante mis estudios y en cuanto lo vio quiso formar parte del proyecto. Colaboramos ya desde hace bastante tiempo. Koen nunca ha pretendido imponer sus ideas, de hecho, siempre quiso limitar su influencia sobre mí. Él sabía lo que yo quería hacer y aportó sus ideas, pero sin imponerlas. Además, también formó parte del lado más creativo de Coureur, el guion.

Coureur es una mezcla entre realidad y ficción. ¿Cómo conseguiste equilibrar ambos aspectos?
Quería poder contar mi propia historia ya que he vivido ese tipo de experiencias. Pero me di cuenta de que necesitaba añadir ciertos elementos ficticios y distanciarme de la trama. Y no fue fácil. Al principio, todo era bastante anecdótico, pero en lo que se refería a mi personaje y al de mi padre, no quería que fuese tan fiel a la realidad ya que no habría sido interesante para la trama. Durante el proceso y también en la edición conseguí distanciarme del personaje y tener otra perspectiva. Es fácil involucrarse demasiado con lo que estás filmando, para conseguir tener algo terminado con una trama estructurada se necesita tiempo.

¿Cómo encontraste a los actores adecuados, teniendo en cuenta que los personajes están basados en personas reales?
Dudamos al principio si el protagonista debía ser encarnado por un ciclista o por un actor. Los productores y yo decidimos que sería mejor contar con un ciclista, pero aun así nos mantuvimos abiertos a ambas posibilidades durante el casting. Además, el actor tenía que ser ciclista para contar con la forma física adecuada y conocer ya la jerga especializada, ya que hago uso de la improvisación bastante a menudo. Tuve la impresión de que muchos de los jóvenes actores que se presentaron fingían ser ciclistas, pero Niels Willaert lo era de verdad. Me impresionó su gran capacidad de comunicación a través de sus gestos.

La película se compone de dos tramas principales, la relación paterno-filial y el tan peligroso ambiente competitivo del ciclismo, esta última tiene además la intención de sacar a la luz ciertos aspectos de esta realidad. ¿Cuál es la relación entre ambas tramas?
En mi opinión es más bien un dúo muy diferenciado entre sí. Para mí la relación paterno-filial es la trama más importante de las dos, pero también he querido mostrar la realidad del mundo del ciclismo, ya que yo mismo fui ciclista profesional y conozco cómo funciona. La autenticidad de la trama era crucial para poder romper con la ley del silencio. Por otra parte quería dejar clara mi posición al respecto.

¿Te preocupa una posible reacción negativa por parte del mundo del ciclismo profesional a tu representación tan poco halagadora del deporte y su relación con el dopaje?
Sabía en lo que me metía. He trabajado en este proyecto durante mucho tiempo, así que espero que haya una respuesta. Sería muy bueno poder abrir un debate sobre el dopaje y sobre la presión a la que se ven sometidos muchos jóvenes atletas.

¿Filmaste un final alternativo al vídeo amateur que incluiste?
No, ese era el final que quería. Quizá fue instintivo pero pensé que era importante afirmar que esta era mi experiencia personal.

Este vídeo sirve además como prueba de autenticidad de la historia.
Sin duda, pero es difícil, en cierto modo es una historia real aunque, por ejemplo, la escena de la transfusión de sangre nunca ocurrió, pero me parecía simbólico incluirla. De todas formas, supongo que mi padre lo habría hecho.

(Traducción del inglés por Pedro Andueza González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también