email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

RÓTERDAM 2019 Competición Tiger

Ulaa Salim • Director de Sons of Denmark

“Todas las películas deberían hacerse con el ADN de una historia”

por 

- Cineuropa ha entrevistado al debutante danés Ulaa Salim, que participó en la competición principal de Róterdam con su thriller dramático Sons of Denmark

Ulaa Salim • Director de Sons of Denmark

La edición de 2019 de la competición principal del Festival de Rotérdam presenta el largometraje debut Sons of Denmark [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Elliott Crosset Hove
entrevista: Ulaa Salim
ficha del filme
]
, escrito y dirigido por la joven promesa danesa Ulaa Salim. A través de un thriller dramático, Salim aborda el polémico y candente tema de la radicalización y normalización del extremismo. Cineuropa se ha reunido con el cineasta, que acaba de iniciar su camino al estrellato, para hablar del cine de género, de cómo la realidad se acaba correspondiendo con la historia que cuenta en su película, y de cómo acabó su primer largometraje tras graduarse. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Sons of Denmark trata conflictos sociopolíticos acuciantes de una forma más propia de una película de género que de un drama independiente. ¿A qué se debe esto?
Ulaa Salim: Creo que todas las películas deberían hacerse con el ADN de una historia. Quiero capturar acontecimientos importantes, quiero capturar personajes complejos. En cierto modo, es como si el género thriller me hubiese encontrado, y me pareció el instrumento más adecuado para contar la historia, que es mucho más que una simple película de género. Después de todo, no quería limitarme a ningún género concreto, quería ser capaz de dirigir la película que quisiese, pero utilicé las herramientas cinematográficas que tenía a mi disposición para contar esta gran historia. De alguna manera, estas dos piezas encajaron perfectamente mientras estaba escribiendo, de ahí que la historia tenga un factor sorpresa, no tenía ni idea de en qué tipo de película se iba a convertir.

Sons of Denmark tiene una estructura muy característica. ¿Por qué construiste la historia de esta forma?
El comienzo de una película es muy importante. Que una película capte la esencia de una historia desde el principio dice mucho de ella. Es por eso que creí conveniente establecer una especie de premisa en el prólogo porque, al hacerlo, me daba la oportunidad de decir que este iba a ser el mundo en el que se iba a desarrollar la historia, más que un mundo creado a raíz de esta. También quería forzar los límites de las estructuras narrativas convencionales recurriendo a ciertas cuestiones, como: ¿Cuál es tu sitio? ¿Quién eres? ¿Cuál es tu comunidad? Quería plantear estas cuestiones en la estructura.

Has dicho que cuando empezaste a escribir el guion la gente consideraba que la historia estaba llevada al extremo, pero al cabo de unos años la realidad te ha dado la razón. No obstante, tu historia está ambientada en el futuro, ¿por qué?
Hay dos razones por las que la he ambientado en el futuro. La primera de ellas es que, como director, me encanta tener la libertad de poder hacer una película como yo quiero. Creo que los directores deberían utilizar su imaginación para intentar mostrarnos su forma de ver el mundo y sus reflexiones sobre el mundo. No quería que la película se convirtiese en un debate sobre mi propio punto de vista. Realmente, no pretendo mostrar mi opinión en esta película sino reflexionar sobre la sociedad que esperamos tener en un futuro. La sociedad puede evolucionar de muchas formas distintas, y esta historia muestra solo una de ellas. Esto me ofreció más posibilidades a la hora de experimentar con el argumento. 

Acabaste tus estudios el verano de 2017, y medio año más tarde tu largometraje debut se estrenó a nivel mundial. ¿Cómo lo conseguiste?
Siempre había tenido en mente esta película. Justo el día después de graduarme, presenté el primer borrador para buscar financiación. Daniel Mühlendorph y yo acabábamos de fundar nuestra propia compañía productora, Hyæne Film, y no había nada que pudiese detenernos. En Dinamarca, tenemos un programa, el New Danish Screen, que es una muy buena oportunidad para los jóvenes con talento que acaban de empezar. Creyeron en mi historia desde el principio, financiaron el proyecto en su totalidad, y durante seis meses estuvimos trabajando en el argumento. Además, también aporta experiencia visual porque te dan la oportunidad de rodar un par de días y de buscar actores para el reparto mientras tanto, por lo que estaba trabajando en el guion y en la película al mismo tiempo; de alguna forma, siempre me encontraba en modo preproducción. El rodaje duró 45 días. Era importante que el durase bastante porque también me gusta tener algunos días que no sigan el guion. Siempre me ha gustado.

(Traducción del inglés por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también