email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Competición

Henner Winckler • Director de A Voluntary Year

"A Voluntary Year trata más sobre cómo tememos que podrían ser las cosas que sobre cómo son realmente"

por 

- Hablamos con el alemán Henner Winckler sobre A Voluntary Year, que codirigió con Ulrich Köhler y se ha proyectado en Locarno

Henner Winckler  • Director de A Voluntary Year

A Voluntary Year [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Henner Winckler
ficha del filme
]
compitió en el reciente Festival de Locarno. Fue el regreso de Henner Winckler como director, cuya última película fue Lucy [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en el año 2006. Ha enseñado dirección de fotografía en la Universidad de cine y televisión Konrad Wolf, en Potsdam-Babelsberg y en la escuela Met Film de Berlín. Conoció a su codirector, Ulrich Köhler, cuando ambos estudiaban en la Universidad de Bellas Artes de Hamburgo. La película Sleeping Sickness [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ulrich Kohler
ficha del filme
]
, de Köhler, debutó en la competición de la Berlinale, y ganó el Oso de Plata al Mejor director. Su anterior película, In My Room [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ulrich Köhler
ficha del filme
]
(2018), tuvo su estreno durante el programa oficial del Festival de Cannes Un Certain Regard. Winckler habló con Cineuropa en Locarno sobre su colaboración en A Voluntary Year.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Hace trece años desde que dirigiste Lucy y ahora, a tu regreso, estás trabajando con Ulrich Köhler. ¿Qué motivó esto, y a qué se debe este lapso entre ambas películas?
Henner Winckler:
Hay varios motivos. Uno de ellos que no recibí financiación para otro proyecto. Estaba trabajando en otro guion y, de haber sido financiado, lo habría dirigido en solitario. A Voluntary Year fue financiado con dinero de la televisión y, como recibimos los fondos relativamente rápido, pudimos rodar. Otros motivos son mis dos hijas y que llevo más de diez años dedicado a la docencia.

¿Qué te hizo querer colaborar con Ulrich Köhler?
Pensé que podría aprender algo, ya que nunca había trabajado con un asistente de dirección y, por tanto, no había visto a muchos directores mientras hacían su trabajo en el set. Quería aceptar la primera oportunidad de filmar una película que llegase a mi mesa. Ulrich y yo, además, fuimos juntos a la universidad y nos conocemos desde hace tiempo.

¿Cómo fue todo el proceso? ¿Vuestras mentes trabajaban en harmonía?
Desde mi punto de vista, cuando estábamos escribiendo y editando, era más sencillo trabajar juntos ya que disponíamos de más tiempo y podíamos comparar varias versiones. Nos resultaba sencillo ponernos de acuerdo porque ambos sabíamos qué montaje o qué diálogo era mejor. Durante el rodaje, en cambio, hay mucha presión porque el tiempo es limitado, por lo que fue una parte más difícil. Cuando teníamos opiniones diferentes no nos daba tiempo a probar ambas, por lo que había que tomar una decisión. En la sala de montaje puede que también tuviese dificultades nuestra editora de cine, ya que nuestro productor también es una persona muy creativa. Había situaciones en las que tenía a tres hombres sentados detrás de ella en la sala de montaje, lo cual no facilitaba su trabajo.

A Voluntary Year es la historia de un padre y una hija. Has tenido dos hijas, ¿has traído parte de tu experiencia vital a la película?
Esta es una pregunta delicada. Por una parte, hemos usado partes de nuestras propias vidas en la película, pero, por otra parte, no estamos hablando de gente real. El padre de esta película y yo somos muy diferentes, y su hija es muy diferente de las mías. Por supuesto que tomamos elementos de la vida real, como algunas frases que hemos oído o incluso algunos muebles de nuestras propias casas, que puedes ver en la película. Nos gusta crear semejanzas. Pero A Voluntary Year es más sobre nuestros miedos a cómo pueden ser las cosas, que sobre cómo son en realidad.

En esta película pasan muchas cosas, nunca pierde ritmo. En ese aspecto, me recordó a una película de Asghar Farhadi.
Ulrich siempre dice que no debe haber un solo conflicto y, si hay una pausa en la película, deberíamos dejar que emerja otro conflicto que interfiera en la vida de nuestros protagonistas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy