email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Competición

Olivier Assayas • Director de La red avispa

"Cada día nos trajo nuevos problemas"

por 

- VENECIA 2019: El director francés Olivier Assayas habló con Cineuropa sobre el proceso de creación de La red avispa, una película basada en los Cinco Cubanos, que se proyectó en competición

Olivier Assayas  • Director de La red avispa
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

Olivier Assayas es uno de los principales directores de Francia, guionista y director de unos 20 largos desde su debut con Désordre, que le valió el Premio FIPRESCI en la edición 1986 del Festival de Venecia. Su último trabajo, La red avispa [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Olivier Assayas
ficha del filme
]
, que se proyecta en competición este año en Venecia, se basa en la historia real de varios agentes de inteligencia cubanos que fingen irse al exilio en un intento de sabotear los ataques terroristas a Cuba.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Fue un reto y una experiencia diferente hacer una película de espías en Cuba?
Olivier Assayas: No la considero una película de espías, sino una película histórica. Fue más cara que mi anterior cinta, pero aun así, no teníamos bastante dinero para rodar este tipo de película. Exprimimos todo lo que teníamos hasta un extremo loquísimo. Cada día surgían nuevos problemas, así que fue muy difícil hacerla. Fue duro físicamente, y fue duro logísticamente. La financiación fue extremadamente complicada, pero fue una aventura estimulante porque rodamos una película en Cuba, y este tipo de película realmente no se había hecho antes. Mezclamos un equipo cubano con unos cuantos directores de departamento franceses. Estábamos abordando la historia moderna en Cuba, algo que los cineastas cubanos nunca dejan hacer a los cineastas extranjeros, así que fue toda una aventura. 

¿Cómo oíste hablar de la Red Avispa? ¿Te llegó como la historia de una sola persona, o te hablaron del grupo de espías cubano de los Cinco en Florida?
Me enteré a través del productor brasileño, Rodrigo Teixeira, que cuando fue editor, encargó el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría al escritor brasileño Fernando Morais. Es un libro que no tiene narración en sentido estricto, pero que está exhaustivamente investigado. Entrevistó a muchos de los protagonistas, y hay muchas cosas que deben proceder de la seguridad estatal cubana. Hay mucho material de primera mano fascinante. Para mí, supuso un punto de partida sólido. Lo necesitaba porque no estaba familiarizado con Cuba, América Central o el Caribe.

En tu anterior film, Carlos [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, está presente el tema del terrorista como icono. En este, Juan Pablo Roque [Wagner Moura] dice, “Soy una estrella de cine”. ¿Estamos ante uno de tus temas favoritos?

Es algo de lo que me di cuenta posteriormente, después de hacer la película. Lo paradójico es que el personaje de Carlos es como Roque, y él es el opuesto de René González (Édgar Ramírez, que también interpretó a Carlos). Me interesa el personaje de Roque, que es un hombre de familia, porque es el polo opuesto de René. Al principio de la película, seguimos los caminos paralelos de dos exiliados. Es más fácil identificarse con Roque porque es más humano y trabajador, y el otro, René, va a Miami a disfrutar de la buena vida. Todos estos elementos, hasta los más locos, están basados en hechos reales. 

¿Por qué decidiste usar una entrevista de archivo con Castro?
Usé esta entrevista porque estaba en el guion original, la primera versión del guion, pero no en esa misma forma. Cuando por fin me hice con el material de archivo, ese momento me sorprendió, porque Castro básicamente resume lo que sucede en la película. Pensé que era algo muy potente que incorporar en ese momento de la película: el personaje histórico que da una sensación de realidad y verdad a la historia que hemos estado contando.

¿Cuándo decidiste incorporar el giro en la mitad de la cinta?
Eso fue parte del proyecto desde el principio. No estoy seguro de que estuviera en el libro de Morais, quizás sí que lo estaba. Me gustaba el hecho de ir siguiendo la historia de los exiliados cubanos en Miami y que de repente haya otro lado de la historia que es mucho más complejo. De pronto, esta rutina que hemos ido siguiendo forma parte de la historia moderna, por decirlo de alguna forma. Conecta con las corrientes subyacentes de la historia contemporánea.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy