email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Competición

Ciro Guerra • Director de Waiting for the Barbarians

“Para algunas personas, era imposible llevar esta novela al cine pero yo lo tuve claro”

por 

- VENECIA 2019: Ciro Guerra habla de las alegrías y los retos de adaptar la novela de J.M. Coetzee en Waiting for the Barbarians, presentada en la competición por el León de Oro

Ciro Guerra  • Director de Waiting for the Barbarians

Con una reputación que va en aumento, el director colombiano Ciro Guerra (El abrazo de la serpiente, Pájaros de verano [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) presenta su primer largometraje en lengua inglesa, una adaptación de Waiting for the Barbarians [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ciro Guerra
ficha del filme
]
, del ganador del premio Nobel J. M. Coetzee, protagonizada por Mark Rylance, Johnny Depp y Robert Pattinson. La historia, ambientada en un lugar ficticio en algún momento del siglo XX, trata sobre el colonialismo y su cara más oscura. La película compite en el Festival de Cine de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo llegaste a dirigir la adaptación de una novela de Coetzee?
Ciro Guerra: El productor, Michael Fitzgerald, estuvo trabajando en el proyecto durante varios años. Él y Coetzee vieron mis películas y pensaron que era el director adecuado. Tenía muchas ganas de hacerla, especialmente porque Mark Rylance también estaba en el proyecto. Después, todo fluyó. Robert Pattinson y yo habíamos hablado de hacer algo, y aquí tuvimos nuestra oportunidad. A Johnny Depp le gustaban tanto la novela como mis películas anteriores, y fue algo muy positivo. Johnny es un hombre agradable, con buena disposición, y estaba feliz de volver a trabajar con actores: cuando trabajas con efectos especiales, se hace muy solitario el trabajo con pantallas verdes. Así que se sumó al proyecto. Para mí, era nuevo trabajar con actores que están en el mejor momento de sus carreras, y fue muy gratificante. Se hicieron muy amigos durante el proceso.

¿Podrías señalar algún aspecto del libro que te atrajo o que supuso un desafío?
Huelga decir que es impresionante, alegórico y mítico; y también que es bastante actual en que los imperios tienen que inventar enemigos para sobrevivir. Encontré varios componentes que me interesaron pero también otros íntimos y personales. Y también está el hecho de trasladar un texto respetado, considerado una obra maestra, a la gran pantalla y hacerle justicia. Coetzee, que escribió el guión, ayudó mucho: se acercó de diferentes formas al libro para llegar a su esencia. Juntos, hicimos todo lo posible para convertir la historia en un argumento cinematográfico. Coetzee se mostró muy atento y solícito en todo el proceso.

Entonces tú te ocupaste de las imágenes. ¿Cómo lo hiciste?
Yo diría que con una mentalidad segura. Algunas personas han dicho que esta novela era imposible de llevar al cine, pero yo lo tuve claro. Me pareció que necesitaba un equilibrio entre lo épico y lo íntimo. Me inspiré mucho en el cine japonés (La mujer de la arena; películas de los años 60 de Akira Kurosawa), ya que siempre tratan de la lucha de una persona, y encontré un buen tono en ellas. También me inspiré en el estilo épico de David Lean y la forma en que dirigía a Alec Guiness, que es el único actor, además de Mark Rylance, capaz de interpretar al magistrado. Así que, sí, el tono vino de forma clara y rápida. Mi planteamiento es el siguiente: si lo veo en mi cabeza y merece la pena que otras personas lo vean, puedo grabarlo.

El cinematógrafo Chris Menges, una estrella de la categoría de Johnny Depp, te ayudó con el tratamiento de las imágenes.
Es una leyenda y ya lo era desde antes de que yo naciera. Fue un placer trabajar con él, para mí y para mi cinematógrafo habitual, David Gallego, a quien traje como operador de cámara para que pudiera aprender de un gran maestro. Sin embargo, yo siempre trabajo cerca de mis cinematógrafos e intento estudiar sus procedimientos, pero en el caso de Chris Menges, no sé cómo lo hizo. Fue increíble. Tiene 78 años pero tiene más energía que cualquiera de nosotros.

¿Cuál es tu siguiente trabajo?
Lo sabrás dentro de unos días. Es un sueño hecho realidad y el mayor proyecto donde me he embarcado.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también