email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2019 Discovery

Minos Nikolakakis • Director de Entwined

"Lo que elaboras en tu mente siempre es más efectivo que lo que pasa de verdad"

por 

- Hemos hablado con el director y guionista griego Minos Nikolakakis, cuyo largometraje de debut, Entwined, ha tenido su estreno mundial en la sección Discovery de Toronto

Minos Nikolakakis  • Director de Entwined

Nos hemos reunido con el director y guionista griego Minos Nikolakakis para hablar de su primera película, Entwined [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Minos Nikolakakis
ficha del filme
]
, que se ha estrenado en la sección Discovery de Toronto.

Cineuropa: ¿Cómo surgió esta historia?
Minos Nikolakakis:
La idea que la inspira germinó en mi mente cuando vivía en un pueblo aislado de la isla de Creta. En ese tipo de sitios, tanto los mitos como el comportamiento habitual de los lugareños frente a las supersticiones y lo sobrenatural son muy singulares. Todo eso está firmemente arraigado en mi memoria y en mi trabajo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Además, mi abuela me contaba algunas historias que tenían poco que ver con los típicos cuentos para dormir. Eran la “herencia” de sus antepasados, que eran “gente de la tierra” y tenían esa percepción del mundo que los rodeaba. Al crecer, tuve influencias que iban desde la tradición gótica victoriana y la obra de Edgar Allan Poe hasta los cuentos de hadas de los hermanos Grimm y de Charles Perrault y las fábulas espirituales de Lafcadio Hearn. A pesar de sus diferentes orígenes, parecía haber algún tipo de temática común, que se unió a mi admiración por películas como El más allá de Kobayashi y Valerie y su semana de las maravillas de Jireš en mi intención de crear una película impregnada de folclore y mitos, pero con un sabor local. La leyenda de la dríade parecía la base ideal para ello.

¿Qué parte del folclore y los mitos que exploras sigue vigente en la actualidad y cómo decidiste qué elementos sacar a la superficie y cuáles dejar para que el espectador los descifrara o los cuestionara?
En cada mito folclórico es posible vislumbrar una historia, un comportamiento humano de algún tipo. En nuestro caso, se trataba de la complicada naturaleza de las fases de la relación entre los dos personajes principales, que son polos opuestos: un doctor de ciudad y una chica que siempre ha vivido en un bosque; dos mundos diferentes que no reconocen la existencia del otro. E hicimos que se enamoraran. Es prácticamente lo mismo que pasa en todas las relaciones: consideramos que nuestra visión del mundo es la correcta y chocamos con otros que tienen percepciones distintas. En nuestra historia, hemos intentado transmitir la idea de que no existe el blanco y el negro, de que las cosas son más complicadas y “enredadas” (“entwined”, en inglés).

El fundamento sobrenatural nos ayudó a darle cuerpo de un modo más extravagante y simbólico al choque entre opuestos y a la relación misma, de la que dejamos sin definir muchos elementos. La presentamos y, en un contexto de contradicciones, dejamos espacio para que la audiencia eligiera qué opinión compartía y qué actitud tomaba en cada momento.

¿Cómo desarrollaste el aspecto visual y sonoro de la película? El bosque está muy presente desde ambos puntos de vista, casi como si fuera un personaje más.
Es uno de los personajes principales porque es un entorno que funciona como catalizador, alentando el cambio en los protagonistas. Realmente corre por sus venas. No es en modo alguno un bosque normal y corriente, sino que es un lugar cautivador que consigue ser fascinante y amenazador a la vez, y que coincide con el estado de ánimo de la protagonista.

Tuvimos claro desde el principio que no queríamos usar efectos visuales para darle forma al bosque. Eso habría desplazado la atención de la audiencia hacia algo con un aspecto impresionante, pero a la vez muy alejado de la historia realista que teníamos como objetivo. Dado que los bosques son uno de los escenarios realistas más mágicos que existen, mantuvimos los elementos que tendrían esa aura (una brisa suave, una puesta de sol, motas de polvo flotando) e insinuamos todo lo que sugería el estado de ánimo del bosque.

De este modo, le dimos al espectador la posibilidad de crear en su mente su propia versión de lo que estaba sucediendo. Imagina adentrarte en un bosque y oír de repente un susurro entre las ramas. Lo que elaboras en tu mente siempre es más efectivo que lo que pasa de verdad. Y nuestra regla para sugerir lo sobrenatural siempre era optar por lo que se podía relacionar con nuestra experiencia cotidiana.

¿Cuál fue el mayor reto durante la fase de producción?
Por definición, hacer una cinta de fantasía en Grecia siempre es un reto. Esta cinta tiene efectos visuales, prótesis elaboradas, exteriores rodados en medio del bosque y una historia impregnada con una herencia cultural que precisa de un perfecto equilibrio entre sus ingredientes. A pesar de los elementos sobrenaturales de la película, el mayor reto fue mantenerla “con los pies en la tierra” y transmitir la impresión de que la historia, más que a un mundo de fantasía, pertenece a la realidad cotidiana.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy