email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ZÚRICH 2019

Anthony Jerjen • Director de Inherit the Viper

"La manera en la que la violencia se filma en Europa no es la misma que en Estados Unidos"

por 

- El joven director suizo Anthony Jerjen habla con nosotros sobre su primer largometraje Inherit the Viper, presentado en estreno mundial en el Festival de Zúrich

Anthony Jerjen • Director de Inherit the Viper

Inherit the Viper [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Anthony Jerjen
ficha del filme
]
, el primer largometraje de Anthony Jerjen, aborda el delicado tema de la proliferación de opioides en los Estados Unidos. Hablamos con Jerjen con motivo del estreno de su película en el Festival de Cine de Zúrich.

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de la película?
Anthony Jerjen:
Siempre me ha fascinado el cine clásico estadounidense, sobre todo las películas realizadas entre los años setenta y noventa. Son los referentes con los que he crecido, así que me parecía natural contar historias empleando esa estética.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Charlemagne Youth Prize

Durante varios años trabajé como analista de guiones, lo que me permitió leer una gran cantidad de textos. Encontré el guion de Inherit the Viper a través de una página web llamada The Black List. En ese momento no tenía ni idea acerca de los problemas relacionados con los opioides en Estados Unidos, pero el guion me abrió los ojos. Se lo enseñé a algunas personas con las que trabajaba en ese momento, como el productor Michel Merkt, y les dije que me parecía un estudio muy interesante sobre el problema, que podía contarse desde una óptica europea.

Comencé a investigar sobre el tema para comprender mejor los antecedentes de la crisis. Durante la fase de preparación de la película tuve la oportunidad de visitar hospitales y hablar con médicos que trabajan con pacientes dependientes de opioides. También pude hablar con personas que tuvieron que enfrentarse al problema en primera persona. Lo cierto es que me tomé muy en serio el proceso de investigación. Cuando exploras un tema como este debes tener cuidado de no caer en el moralismo, la "pornomiseria" o el sensacionalismo.

En la película filmas la violencia de forma directa y explícita. ¿Por qué decidiste hacerlo así?
Lo que no quería era romantizar la violencia ni presentarla de forma estilizada. En la película hay momentos de violencia que ocurren muy rápido, casi como en un western. En apenas unos segundos todo se ha acabado.

Cuentas con un reparto impresionante para tu primera película. ¿Cómo conseguiste que se unieran al proyecto?
Principalmente por tres motivos: En primer lugar por el propio material, ya que el guion era realmente bueno, con grandes diálogos y personajes complejos. En segundo lugar, contamos con una increíble directora de casting. Estaba realmente interesada en el proyecto y quería conseguir al mejor elenco posible. De hecho, consiguió que casi todos los actores con los que había soñado para la película aceptasen leer el guion. El tercer factor tiene que ver con los propios actores. Les expliqué lo que tenía en mente para la película, un enfoque diferente al que emplean otras películas independientes hoy en día, que toman prestado mucho del género documental (el estilo de cámara en mano, los diálogos improvisados,...). Les expliqué por qué quería hacer esta película y, finalmente, logré convencerlos. Creo que una de las cosas que mejor funciona en la película es la forma en la que filmamos la violencia, con un enfoque "europeo". Muchos directores estadounidenses tienden a enfocarse en las armas en lugar de las personas que las utilizan. La manera en la que filmamos la violencia en Europa no es la misma que en los Estados Unidos. Es algo que he aprendido y quería mostrarlo en mi película.

¿Fue una película difícil desde el punto de vista económico y artístico?
Desde el punto de vista económico tuvimos mucha suerte. Todos nuestros socios confiaban en mí y en el proyecto. Fue difícil porque se trata de una película muy pequeña, con muy pocos fondos. Tan solo disponíamos de 18 días de rodaje. Al igual que con cualquier otra película independiente, debes estar preparado para enfrentarte a problemas inesperados, desafíos en los que ni siquiera habías pensado.

A nivel artístico, creo que todos los directores tienen dudas, especialmente durante la fase de rodaje. A veces es difícil ser objetivo y ver las cosas con perspectiva. Fue duro porque todo tenía que salir bien durante el rodaje, no había espacio para el error o la experimentación, algo que sí me gustaría explorar en mis próximos proyectos. Lo cierto es que me gustaría seguir trabajando en Estados Unidos. Creo que puedo adaptarme mejor a un entorno donde se producen películas más "comerciales".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también