email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Maria Veijalainen • Directora de Diva of Finland

"Esta película no es solo para chicas"

por 

- Cineuropa habló con la directora finlandesa Maria Veijalainen sobre su ópera prima Diva of Finland, que se proyecta ahora en los cines de su país

Maria Veijalainen • Directora de Diva of Finland

En Diva of Finland [+lee también:
tráiler
entrevista: Maria Veijalainen
ficha del filme
]
, producida por Silva Mysterium y distribuida localmente por SF Film, Maria Veijalainen investiga con cuidado a Henna (Suvi-Tuuli Teerikoski), una adolescente que se queda, literalmente, ciega de envidia cuando Silja (Linda Manelius), una chica nueva en su pequeño pueblo, comienza a captar toda la atención que Henna se muere por tener. Mientras tanto, la idea de entrar en el concurso de talentos llamado “Diva of Finland” surge imponente en el horizonte aislado por la nieve…

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Creciste en un lugar parecido al que se muestra en la película. ¿Es por ello por lo que decidiste rodar Diva of Finland en un pequeño pueblo?
Maria Veijalainen:
No lo hice a propósito, pero soy mitad carelia y mitad finlandesa del norte, y las experiencias que muestro están enormemente arraigadas en lo que he vivido como adolescente. No veo qué sentido tiene hacer una película si sé que no voy a ser sincera. Por lo que es general, pero también muy concreta a la zona donde he crecido. Hay mucho talento, el “pronto oiremos hablar de ella”, y al mismo tiempo, mucha desautorización y ninguneo a las chicas. Todas las actrices adultas de esa zona lo confirmaron. “¡Cuando era joven era así y quería ser actriz o cantante!”

Entonces, parece que no ha cambiado mucho. Todas estas camarillas ya existían (y ahora el invento de las redes sociales las ayuda).
¿Por qué no iban a existir ahora? Seguimos teniendo las mismas inseguridades. Todas sentimos esa presión de “sacar algo de nosotras mismas”, toda esta competencia. No solo las niñas, sino también las adultas. Es bastante evidente en nuestra sociedad. Por desgracia, no he visto que haya cambiado mucho desde los 90, aunque hoy en día, las adolescentes son quizás más abiertas. Al menos tratan de resolver sus problemas, ya que hay un continuo debate sobre todas estas cuestiones. Y quién sabe, quizás mis jóvenes actrices eran más abiertas de lo que hubiese sido en su lugar.

Las chicas que muestras son todas bastante diferentes, ¿querías crear tus propios prototipos? ¿Tus propias abejas reinas y aspirantes, y tomar prestado el título del libro que se convirtió en Chicas malas?
El reparto se asignó ajustándose a sus papeles, pero el maquillaje y el vestuario también ayudaron mucho. No puedo elogiar lo suficiente a nuestra diseñadora de vestuario. Venla Korvenmaa era capaz de adoptar instintivamente la mentalidad de una adolescente de un pequeño pueblo y de identificarse realmente con ella, ponerse en su piel y cómo eligen presentarse. Puede parecer natural, pero estaba muy bien pensado. Henna fue, para mí, el mayor interrogante cuando estaba escribiendo. Conocía muy bien sus problemas y su dolor, pero hasta que no vi a Suvi-Tuuli no podía imaginarla. Cuando vi su cinta de casting, no era nada de lo que había imaginado, al menos físicamente, pero encajaba por completo en ese papel de Henna. Le dio vida. Posteriormente, volví a escribir el guion, pensando en ella. Esta película sigue muy de cerca a Henna; todo está en su cabeza y en su corazón. Hay cierta oscuridad en ellos, de la que Henna escapa finalmente.

Nos gusta pensar que las mujeres de hoy en día han aprendido a no competir entre ellas. ¿Dirías que es algo de lo que te percataste trabajando con tu joven reparto?
Creo que aún sigue siendo un tabú. A las mujeres y a las chicas se les dice que se apoyen entre ellas, y se considera la envidia como algo extremadamente penoso y vergonzoso. Siempre hay alguien más exitosa, que llama más la atención y más guapa. Pero le tenemos miedo a este sentimiento y la mayoría nunca lo admitirá (menos aún a ellas mismas). Porque ¿cómo justificas la envidia sin admitir que te sientes menos que otra?

Siento compasión por la adolescente insegura que era, y siento compasión por las adolescentes de hoy en día. Quería hacer una película que yo misma quería haber visto a esa edad y hablar sobre cuestiones de mayor envergadura: envidia, miedo a lo que nos parece bonito y esta actitud de pueblo pequeño que no solo se encuentra en los pequeños pueblos. También he recibido algunos comentarios bonitos de hombres jóvenes, y esta película no es solo para chicas: es para cualquiera que quiera ver cómo funciona la mente de una chica, que a veces también es un misterio para mí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Alba Barberá Hurtado)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy