email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Lech Majewski • Director de Valley of the Gods

"Hay siempre un toque de lo inesperado cuando se crea arte"

por 

- Al recibir su Premio Especial a la Dirección de Camerimage, el director polaco Lech Majewski habló con Cineuropa sobre su última cinta, repleta de estrellas, Valley of the Gods

Lech Majewski  • Director de Valley of the Gods

Con un reparto en el que podemos encontrar a John Malkovich, Josh Harnett, Bérénice Marlohe e incluso a Keir Dullea de 2001: Una odisea del espacio, en Valley of the Gods, el director polaco Lech Majewski entreteje las historias del hombre más rico del mundo y escritor en apuros con leyendas navajas, solo para reaparecer citando a los Monty Python, algo completamente diferente. Nos reencontramos con el director al recibir su Premio Especial Camerimage a la Dirección en el Festival Camerimage (del 9 al 16 de noviembre).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: Has dicho que aunque la gente tiende a analizar en exceso esta película, es en realidad una historia muy sencilla. ¿Es realmente así?
Lech Majewski:
Por supuesto, esta película tiene varios niveles. El tema recurrente es el amor y el fracaso, pero tiene imágenes y sonidos amplios, y diversos significados. Hay mecanismos reales de cine que puedes aplicar para hacer sentir a la gente lo que tú quieras que sienta: asustarla o hacerla reír. Es un sistema hidráulico: presionas una palanca y aparece el resultado, pero no busco lo hidráulico, sino lo que está oculto, por así decirlo. Creo que hay una forma de comunicarnos de manera inconsciente. Encontré “poesía visual” como descripción a mis películas, y definitivamente no mueren como los taquillazos, que explotan y luego desaparecen. Tienen continuidad y permanecen en la memoria del público por mucho tiempo.

Durante una entrevista sobre 2001: Una odisea del espacio, Keir Dullea te comparó inmediatamente con Kubrick. ¿Cómo reuniste a este ecléctico reparto, desde el rompecorazones de los 90 Josh Harnett hasta John Malkovich?
No lo llamaría ecléctico, sino natural. Cuando escribía la historia, simplemente los imaginé. Josh era mi primera opción, y solamente pensé que Keir haría muy bien de mayordomo por la naturaleza de mi historia. Es un poco futurista. En El molino y la cruz [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Lech Majewski
ficha de la película
]
, con Rutger Hauer y su cara que parecía una montaña esculpida, fue también una elección natural, y lo mismo con Michael York, Charlotte Rampling y Viggo Mortensen, a quien le di su primer papel protagonista [en El evangelio según Harry]. Mi estilo es minimalista. Soy poeta, por lo que estoy acostumbrado a la reducción, pero al mismo tiempo, soy pintor. Escribo lo que veo, y no quiero alterar esas visiones antes del rodaje. Hay siempre un toque de lo inesperado cuando se crea arte. Tiramos una piedra al agua, y crea un efecto de ondas. Uno de estos efectos es que la realidad empieza respondiéndote a ti. Puedes estar o no abierto a eso.

Un personaje se burla de todos los actuales taquillazos: todos los Tom Cruise y Bond, donde sabes que los personajes serán atractivos. Pero tu historia está pensada para adultos.
Spielberg y Lucas hundieron el cine con sus juguetes mecánicos. La gente se dio cuenta de que los niños son el mejor público: ven las películas varias veces, y llevan a sus padres. Es la máquina de hacer dinero, y destruyó toda la industria. De pronto, se fueron las películas para adultos, y se reemplazaron por películas con efectos especiales como la pornografía, con efecto tras efecto. Creo que el público maduro, de alguna forma, se ha retirado. Quizás sea un paso natural: es una cultura destinada a la juventud. ¡Todo está destinado a la juventud!

Decidiste mostrar a los nativos americanos luchando por su tierra. ¿No tenías miedo de hacerlo, con todo lo que se habla hoy en día sobre la apropiación cultural?
Es esta idea de alguien destruyendo la Tierra Prometida. Todos sabemos que fueron víctimas, desenterrando polvo de uranio, que llamaban el “monstruo amarillo”. Los estaba matando, enfermando, y el gobierno no ayudaba. No os podéis creer la pobreza que viven en sus tierras, escondiendo tesoros de mineral que todo el mundo quiere poseer. Tienen una forma de ver su tierra totalmente distinta: no se debería explotarla ni abusar de ella. Es una cultura fantástica, y conocemos muy poco de ella. Uno de los miembros de la tribu de los Navajo dijo que Valley of the Gods es la única película que toma esta perspectiva. Generalmente, las suelen hacer desde el punto de vista del hombre blanco. “Eres como nosotros, Lech,” me dijo. “Nosotros, como tú, no vemos el mundo a través de hechos y números, sino con el alma.” Me preocupa este aspecto metafísico desconocido. Cuando The Washington Post escribió sobre mis películas, el título era: “Lech Majewski es el Surreal McCoy”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Alba Barberá Hurtado)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy