email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

NIGHT VISIONS 2019

Simone Scafidi • Director de Fulci for Fake

"Lucio Fulci creó su propia historia"

por 

- Hablamos con Simone Scafidi sobre Fulci for Fake, en la que el director italiano intenta encontrar al verdadero Lucio Fulci

Simone Scafidi  • Director de Fulci for Fake

En Fulci for Fake [+lee también:
entrevista: Simone Scafidi
ficha del filme
]
, presentada en el festival Night Visions de Finlandia tras su estreno en Venecia, el director italiano Simone Scafidi intenta encontrar al verdadero Lucio Fulci, el hombre detrás de El más allá, Nueva York bajo el terror de los zombies y la controvertida El descuartizador de Nueva York. Hablamos con Scafidi sobre su película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En tu película, hay un diálogo sobre “antes de que Fulci fuese consciente de ser Fulci”. ¿Cuál es tu relación con su trabajo y el misticismo creado en torno a él?
Simone Scafidi: Empezó cuando era adolescente, en un pequeño pueblo cerca de Milán. Estaba leyendo un libro sobre historia del cine de terror y me topé con títulos extraños como Angustia de silencio o El destripador de Nueva York, entre otros. Ellos me allanaron el camino hacia un mundo que quería descubrir, aunque no fue fácil. Fulci todavía vivía en aquella época, pero no trabajaba. Su última película se grabó en 1991. Nadie lo conocía en mi ciudad. Yo soñaba con ser director de cine y, de alguna manera, Fulci era sólo mío. Está esa entrevista en YouTube donde dijo que antes de ser director, fue médico. ¡Pero ni siquiera estudió medicina! Creó su propia historia. ¿Por qué? No lo sé. Quizás el auténtico no era suficiente y por eso mi película no es un biopic convencional donde un director intenta saberlo todo. Quería centrarme en sus pasiones: películas, mujeres y caballos.

Parece que conoces muy bien sus defectos y citas que dijo que la misoginia formaba parte de su vida.
En su época, fue acusado de hacer películas misóginas y quería decir algo políticamente incorrecto. Hay víctimas pero también hay heroínas, como Catriona MacColl en Miedo en la ciudad de los muertos vivientes. La película es la historia de un hombre: un hombre, no sólo un hombre del cine. Grabó unas 60 películas, pero yo me centré en las que hizo entre 1979 y 1982. Creo que allí se encuentra la esencia de Lucio Fulci y su forma de ver el mundo. Las hizo después de que su esposa se suicidara, de que su segunda esposa lo dejara y de que su hija Camilla sufriese aquel terrible accidente. Encontró en el terror la forma de enfrentarse a sus propios problemas. Vivió su vida al máximo pero tenía este demonio dentro, y puedes verlo en sus películas. Todos los libros que escribió, excepto el primero, lo retratan de forma grotesca. Vivió momentos desesperantes a lo largo de su vida pero para resumir: hizo películas horribles porque a él también le ocurrieron cosas horribles.

Parece el típico documental de “cabezas parlantes”, excepto por el detalle de que el hombre que escucha las historias, aparte de ti, es el actor que lo interpreta. Es como si Fulci también estuviese escuchando.
Antonella Fulci me dijo que le resultaba raro hablar con Nicola Nocella. ¡Era como hablar con su padre! Creo que en realidad es una película de ficción. Se vende como un documental porque es más fácil [risas]. Antes de grabar, hablé con mucha gente y tenía un plan, a diferencia de mi película anterior, Javier Zanetti Capitano da Buenos Aires [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(sobre el futbolista Javier Zanetti), donde entrevisté a unas 30 personas y las dejé hablar, pero luego me costó mucho editarla. Quería hablar con personas que nunca habían hablado de Fulci, como Camilla Fulci (fue su única entrevista). Falleció tres meses después de finalizar el rodaje. O Michele Romagnoli, que escribió el primer libro sobre su obra. Mi amor por Fulci no empezó viendo sus películas, sino leyendo sobre ellas, por eso no aparecen fragmentos.

Hablas de todo: desde oscuros asuntos personales, como el suicidio de su esposa, hasta las quejas de su escenógrafo porque nunca sabía cuánta sangre iba a necesitar. ¿Crees que has conseguido comprenderlo?
Fulci está escondido en algún lugar, al igual que su hija Camilla. En mi película, ella es una figura trágica, una mujer que no tiene futuro. Su declive empezó tras la muerte de su padre y no llegué a comprenderla, sigue siendo un misterio a pesar de haber hecho bromas durante la entrevista. Espero que demostremos que la hija de Lucio Fulci estaba pidiendo ayuda.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también