email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2019 Competición Óperas Primas

Jurgis Matulevičius • Director de Isaac

"Me gusta crear mi propio mundo, un lugar donde sólo yo conozco las reglas"

por 

- Cineuropa habla con el director lituano Jurgis Matulevičius sobre su primer largometraje, Isaac, seleccionado en la Competición Óperas Primas del festival Black Nights de Tallin

Jurgis Matulevičius  • Director de Isaac

El lituano Jurgis Matulevičius ha presentado su primer largometraje, Isaac [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jurgis Matulevičius
ficha del filme
]
, en la Competición de Óperas Primas del Festival Black Nights de Tallin. A pesar de que la película está rodada principalmente en blanco y negro, y de que trata el tema de la culpa en el periodo de posguerra, no estamos ante otra Ida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pawel Pawlikowski
entrevista: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
. La cinta gira en torno a la infame masacre de Lietūkis Garage, pero esconde muchas sorpresas bajo la manga. Hablamos con el director para saber más acerca de su película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Isaac está basada en un relato corto de Antanas Škėma. De hecho, se trata de la primera adaptación de su trabajo. ¿Qué fue lo que te inspiró?
Jurgis Matulevičius: Tan solo hay unos pocos escritores lituanos que me parezcan buenos; Škėma es uno de ellos. De alguna forma me recuerda a la Generación Beat, especialmente a William S. Burroughs. Hay un aspecto surrealista, nihilista y poético en su obra, y la estructura de sus novelas es muy moderna. Después de leer el relato en el que se basa la película, donde narra la masacre de 1941, fui a los archivos de la KGB y comencé a investigar más sobre el tema. Fue impactante descubrir todas las atrocidades que se cometieron durante la guerra. Sin embargo, en la película quería hablar sobre la situación después del conflicto, cuando la gente aún vivía con miedo y angustia. Al principio, el protagonista mata a su vecino judío, y esto se convierte en una carga cada vez más pesada para él. Durante toda la película trata de hacer las paces con lo que ha hecho, con Isaac, consigo mismo, pero le resulta imposible. Škėma escribió esta historia como si fuese un diario escrito en un hospital psiquiátrico, pero en la película se convirtió en una historia de detectives, ambientada en la década de 1960.

Al principio ofreces algo de contexto histórico, indicando que “muchos lituanos participaron en la masacre”. ¿Crees que esto puede considerarse una declaración controvertida?
Es algo que ocurría en muchos otros países. Desde la década de 1940 fuimos parte de la Unión Soviética. Los nazis llegaron en 1941, prometiendo independencia y libertad, y mucha gente creyó en su propaganda. Creían que recuperaríamos nuestra independencia simplemente siguiendo sus órdenes. Poco a poco, algunos lituanos que cooperaban con los nazis les ayudaron a exterminar a los judíos. Sin embargo, el protagonista de la película cree que su vecino le ha delatado, por eso reacciona de esa manera y acaba matándolo. No porque Isaac fuera judío, sino impulsado por la ira. La reacción deriva de su cobardía, al encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado, y la culpa lo perseguirá para siempre.

Esta culpa se manifiesta de formas muy desagradables, especialmente cuando está con su esposa. El trauma es un tema complejo, y en la película muestras que cada persona reacciona de manera diferente.
Quería mostrar cómo la soledad le lleva a la paranoia y a la locura. Llevaba mucho tiempo ocultando este secreto y no se lo había contado a nadie, ni siquiera a su esposa. Quizás por eso no logran conectar. No consigue olvidar el asesinato, ni tampoco hablar sobre ello, por lo que el trauma se va acumulando y creciendo en su interior. Tan solo reacciona cuando cree que su amigo está tratando de robarle a su mujer, cuando está en juego ese sentido primario de "propiedad". Vive con el miedo constante a lo que pueda suceder cuando todos descubran la verdad. La llegada de su amigo, el director, se convierte en la primera señal de peligro. A fin de cuentas, está haciendo una película sobre los acontecimientos.

La idea del metacine te permite observar al pasado desde otro ángulo. Como cuando el director, al ser confrontado por un extra, se pregunta: “Estamos rodando la historia. ¿Es la historia indecente?”
Creo que todos los países tienen capítulos indecentes y personas indecentes en su historia. No hay excepciones. Yo no pretendía hacer un drama histórico, ni ofrecer la verdad sobre lo que ocurrió realmente. Es ficción. En todas mis obras me gusta crear mi propio mundo, uno donde solo yo conozco las reglas. En este caso, espero que todos puedan empatizar con la situación. A menudo, todos queremos volver al pasado y cambiar algunas cosas. Entendemos que no es posible, pero esa ilusión nos ayuda a vivir en el presente, y tal vez a no repetir los mismos errores.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también