email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2019 Competición

Dimitris Bavellas • Director de In the Strange Pursuit of Laura Durand

"Todos somos Laura"

por 

- Hemos hablado con el director griego Dimitris Bavellas, quien, en su segunda película, In the Strange Pursuit of Laura Durand, busca a una estrella del porno pero se encuentra con su infancia

Dimitris Bavellas  • Director de In the Strange Pursuit of Laura Durand
(© Tallinn Black Nights)

En su road movie In the Strange Pursuit of Laura Durand [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dimitris Bavellas
ficha del filme
]
, que ofrece a la principal competición del Festival Black Nights de Tallin una sustanciosa dosis de locura, Dimitris Bavellas resucita sus películas favoritas de su infancia cuando dos hombres lo dejan todo para encontrar a una mujer de la que han estado enamorados toda su vida (una estrella porno olvidada, una tal señorita Laura Durand).

Cineuropa: Hay algo de retro en tu historia, que nos recuerda a todas aquellas extravagantes películas de la década de los 80, como The Adventures of Buckaroo Banzai Across the 8th Dimension, ¡que de hecho tiene un pequeño cameo!
Dimitris Bavellas:
Basé mi historia en el monomito “el viaje del héroe” de Joseph Campbell. Pero sí, estas eran las películas que solía ver cuando era un niño. Nos hacían sentirnos seguros. El mapa que los chicos utilizan se parece al de Los Goonies, y en uno de los episodios, puedes encontrar este escenario postapocalípitico que me recordaba a mi favorita, Rescate en Nueva York de John Carpenter. También hay algunas alusiones a las películas baratas de cine B de Russ Mayer, los clásicos de terror en blanco y negro de la década de los 50. Todo consiste en esta llamada a la aventura, y con suerte, pasado un tiempo, todos los tópicos empiezan a tener una nueva vida. Cuando contamos esta historia, solíamos decir que es como La guerra de las galaxias, pero con un presupuesto mucho más elevado [se ríe].

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Con una película de carretera, se puede tener muchas aventuras en esa misma aventura. ¿Era eso lo que te llamaba la atención?
Me gustaba la idea de que los chicos, cuando quisieran, decidiesen parar en algún sitio, ellos (y nosotros, como espectadores) estamos entrando en un universo cinematográfico distinto. Esta es la razón por la que esta película también está, de algún modo, basada en La Odisea: ¡hay hasta Cíclopes! Se podría decir que es una comedia de terror sin sangre, porque no podíamos permitirnos los efectos especiales. Lo que estaba intentando hacer aquí es lidiar con dos cuestiones: reproducir, de alguna manera, las películas que me fascinaban cuando era joven y, al mismo tiempo, criticar el mundo en el que vivimos. Creo que todos, los artistas, somos Laura (o incluso todas las personas que viven en la actual civilización occidental). Todos somos iguales, por lo que cuando nuestro mundo se desvanece, nuestra mejor defensa es darnos la vuelta y huir. Estos chicos, Antonis y Christos, indagan en las memorias de su infancia en lugar de beber y tomar drogas. Por raro que parezca, han perdido su inocencia en Laura Durand. Aunque no me malinterpreten, siguen bebiendo y tomando drogas.

Al principio de la película se enfrentan a varios problemas serios, relacionados con el dinero e incluso con la salud. Y además, deciden dejarlo todo atrás e ir en busca de su fantasía, pero Laura sigue siendo un misterio.
Es difícil hacer una película en Grecia, por lo que cuando lo consigues, supongo que intentas incorporar todas las cosas que te gustan. Laura, y puedes intuirlo incluso por su nombre, está relacionada con Laura de Otto Preminger y Laura Palmer de Twin Peaks. Es una mujer fatal, también sensible y sensata. Vuelve loca a la gente, tiene ese efecto con toda persona que conoce, y en cierto sentido, acaba con ellos. La cita que decidí incluir al principio de la película [sobre “huye del cerrado sentido común de las tres dimensiones”] es también una referencia a eso. Lo que estos chicos buscan, y a lo que yo hago referencia aquí, es la lucha por la propia libertad, la cual puede ser una ilusión, como Laura.

Antes de que viese la película, dijiste que debería verla con el volumen alto, cosa que tiene sentido, ya que la música, junto con los personajes, te arrastra.
Quería que la película tuviese energía. Necesitamos sentir eso ahora, con toda la locura que hay en Estados Unidos o en Europa, la crisis del refugiado y la gente muriendo, precisamente, todos los días. Es una forma de huir del cinismo y de la crueldad que nos rodea. Por suerte, tengo muy buena relación con mi compositor, George Boussounis, que aparte de las bandas sonoras, también escribió la mayoría de las canciones de la película. Una canción por semana, para ser exactos: ¡es un maestro de la música! Me ayudó a crear para estos chicos no solo un ambiente visual sino también musical. Quería que fuese una experiencia para todos los sentidos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Alba Barberá Hurtado)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy