email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Alemania

Harald Bergmann • Director de Vorzeit – In Praise of Greece

"Tuve la necesidad de dibujar un retrato positivo de Grecia y los griegos"

por 

- Hemos hablado con el director alemán Harald Bergmann con motivo del estreno mundial de su documental Vorzeit – In Praise of Greece en el festival Hellas Filmbox Berlin

Harald Bergmann  • Director de Vorzeit – In Praise of Greece

El director y filósofo alemán Harald Bergmann presenta la primera parte de una serie de cuatro películas en el festival Hellas Filmbox Berlin (15-19 de enero), un festival anual centrado en películas de y sobre Grecia. La celebración del estreno mundial de Vorzeit – In Praise of Greece [+lee también:
entrevista: Harald Bergmann
ficha del filme
]
en Alemania tiene un significado político importante, teniendo en cuenta la tensa relación entre ambos países. En contraste con los estereotipos con los que los griegos se enfrentan regularmente, Bergmann, quien lleva 30 años viajando al país, ofrece una imagen positiva del estilo de vida griego, pero lamentablemente no sin crear nuevos estereotipos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué te motivó a hacer esta película?
Harald Bergmann: En realidad quería grabar un documental sobre la cultura minoica, anterior a los antiguos griegos. Hemos sabido de su existencia solo durante un corto periodo de 100 años. Descubrir que existe una cultura más antigua que los antiguos griegos, en la que basamos nuestro patrimonio cultural, tiene el potencial de influir en nuestra identidad en el futuro. Ahora bien, antes de que pudiera profundizar en el asunto, en 2015 ocurrió algo que no pude prever. De la noche a la mañana, Grecia se convirtió en un chivo expiatorio de un fracaso económico a nivel europeo. Todos los medios de comunicación alemán informaron sobre la crisis que había golpeado a Grecia y todos lo hicieron de la misma manera. Comenzó con la política, fue seguido por los medios de comunicación y, finalmente, todo el sector público pintando a los griegos como vagos. Se les veía como personas que no eran capaces de dirigir una economía de trabajo, personas testarudas que no seguían las instrucciones de los líderes nacionales más sabios y como personas dispuestas a vivir del dinero de los demás. Me sorprendió esta imagen unánimemente difundida de todo un país. Como conozco Grecia personalmente, quise confrontar esta imagen con una propia. Tuve la necesidad de hacer un retrato positivo de Grecia y de los griegos.

¿Cómo enfocaste a tus protagonistas?
Bueno, yo no quería llegar a Grecia con un equipo de cuatro o cinco alemanes, rodeado de gente y apuntándoles con el equipamiento, pidiéndoles que reaccionaran a la relación política entre Grecia y Alemania. Pensé que esto podría percibirse como demasiado invasivo o intrusivo, así que fui solo, con una pequeña cámara, y me acerqué a la gente en el autobús, en los mercados… en todas partes. Al hacerlo, conocí a muchas personas muy interesantes, como el dueño de un restaurante cuya anciana madre todavía trabaja como cocinera, un taxista, una mujer alemana que emigró a Grecia y a varios griegos que viven en el extranjero y que comparten el orgullo de ser griegos. Para mí era importante hablar sobre todo con personas que no fueran expertas en el tema. Quería dejar que reaccionaran a las acusaciones, especialmente alemanas, que se les hacían.

¿Cómo reaccionaron los griegos a los que entrevistaste a tu nacionalidad y a tu proyecto?
Me enfrenté a una actitud sobre todo reflexiva, por eso me resulta tan doloroso. Los griegos son, de todo el mundo, los que estuvieron más dispuestos a perdonar los errores que los alemanes cometieron contra ellos en el pasado. Son precisamente los alemanes los que les han vuelto a traicionar. En lo que a mí respecta, quería devolverles algo en señal de agradecimiento por todas las grandes experiencias que siempre he vivido en el país. La película es mi forma de distanciarme del comportamiento de mis compatriotas. Pretende ser un elogio a este gran país. Organicé una proyección de prueba en Grecia antes de terminar la película y el público la aceptó. Para mí era muy importante que estuvieran de acuerdo con mi punto de vista.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy