email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Generation

Zoé Wittock • Directora de Jumbo

“La dificultad radicaba en mantener el punto intermedio entre la realidad y la fantasía”

por 

- La joven directora belga Zoé Wittock habla sobre su primer largometraje, Jumbo, una mezcla entre cuento de hadas y película para adolescentes, proyectada en la sección Generation de Berlín

Zoé Wittock • Directora de Jumbo

Hablamos con la joven directora belga Zoé Wittock, cuyo primer largometraje, Jumbo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Zoé Wittock
ficha del filme
]
, estrenado en Sundance, se ha presentado en la sección Generation 14plus de Berlín. Nos habla de esta historia de amor diferente, en las fronteras del género, entre una joven tímida y solitaria, y un carrusel luminoso, en un parque de atracciones perdido en medio de un bosque. Una mezcla sorprendente entre cuento de hadas moderno y película para adolescentes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo surgió el proyecto?
Zoé Wittock: Cuando estaba terminando mis estudios de dirección, me enteré de un hecho sorprendente: la historia de una mujer enamorada de la Torre Eiffel, que acabó en boda. Me pareció divertido y, al mismo tiempo, me fascinó. Contacté con la mujer en cuestión, Erika Eiffel, y empezamos a hablar. Me sentía un poco tonta, pues con todos los clichés que tenía en la cabeza, me esperaba encontrarme a alguien diferente, al margen de la sociedad, pero me encontré a una persona muy sensata, normal, si es que se puede definir la normalidad. Eso aumentó mi fascinación. Ella le dio el tono a la película. Me dijo: “¡Es una historia de amor!” A partir de ahí, empecé a escribir el guión, basándome en su caso. Me pareció que la Torre Eiffel era demasiado estática para ser un personaje de ficción, por eso elegí un carrusel, una máquina que crea sensaciones de forma natural. Seamos objectófilos o no.

La película empieza con el subtítulo “Basada en una historia real”. ¿Qué función tiene?
Yo buscaba evitar cualquier tipo de análisis psicológico, quería entrar en la película a través de la emoción. Precisar que la película se basa en una historia real es una manera de ayudar al espectador a entrar de lleno en el universo de la película.

Paradójicamente, ¿hay tensión entre la veracidad que reivindica la historia, y la apariencia de cuento iniciático del argumento?
De hecho, yo siempre digo que es un cuento de hadas moderno, un relato iniciático, una simple historia de amor. Yo quería que la película fuese un relevo del realismo mágico, e incluso del surrealismo, que refleje la realidad de las personas objetofílicas y de su entorno, pero también que pueda situar al espectador en el punto de vista subjetivo de la objetofilia intensificando sus sensaciones hacia la pantalla, de ahí su lado fantástico. La dificultad radicaba en mantener el punto intermedio entre la realidad y la fantasía. Y para hacerlo, jugamos con el absurdo, para autorizar al espectador a reír, pues es un tema difícil. La risa también es una forma de prepararnos para enfrentarnos a nuestros propios límites, que podemos aceptar o no.

A parte de Jeanne, el otro protagonista de esta historia es Jumbo. La pregunta es: ¿Cómo hacerlo existir en pantalla?
Pasamos mucho tiempo definiendo a la máquina: tenía que ser imponente, ágil, pero tener un tamaño razonable con respecto a la actriz. Cuando por fin encontramos la perla, la customizamos, cambiamos todas las bombillas, le añadimos un corazón luminoso, y la reprogramamos para poder manipularla como una marioneta. Yo sabía desde el principio que Jumbo debía existir como personaje, y que tenía que tener un punto de vista. Yo no quería entrar en el antropomorfismo, darle una voz, me parecía demasiado fácil. Yo quería una especie de realidad aumentada. ¿Qué es lo que esta máquina es capaz de hacer en realidad y cómo podemos aprovechar mejor esos atributos? Intentamos crear un diálogo entre Jeanne y la máquina. Yo no quería partir de la fantasía pero tampoco quería ser demasiado literal en la realidad e inclinarme hacia el documental.

Descubrir su cuerpo y su sensualidad es también una forma de recuperar el poder sobre su vida, una verdadera historia iniciática.
Yo pienso que cuando se vive una primera historia de amor, se gana en independencia con respecto a la familia. Jeanne, al enamorarse de la máquina, recibe un reflejo de ella misma que le permite independizarse, avanzar y crecer. Va a encontrar una especie de equilibrio familiar gracias a esta historia de amor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también