email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CPH:DOX 2020

Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga • Directores de Songs of Repression

"La repetición del trauma puede devolvernos a la represión y a las estructuras fascistas"

por 

- Hemos hablado con Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga sobre su película Songs of Repression, que ha triunfado en el CPH:DOX

Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga  • Directores de Songs of Repression

Hemos hablado con Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga sobre su película Songs of Repression [+lee también:
crítica
entrevista: Estephan Wagner y Marianne…
ficha del filme
]
, que ha recibido el gran premio de la última edición del CPH:DOX (ver la noticia).

Cineuropa: ¿Cuál es vuestra conexión con Villa Baviera, o Colonia Dignidad, y por qué decidisteis hacer una película al respecto?
Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga:
Los regímenes totalitarios y sus consecuencias siempre han formado parte de nuestras vidas. Ambos crecimos expuestos directamente a la dictadura de Pinochet: Estephan creció en Chile durante el gobierno militar y Marianne en el exilio en Dinamarca con su madre chilena. Desde que éramos pequeños escuchamos hablar de Colonia Dignidad, pero desde dos perspectivas muy diferentes. Estephan iba con su familia al restaurante de la colonia cuando pasaban las vacaciones de verano en el sur de Chile, mientras que Marianne escuchaba a su familia susurrar acerca de los presos políticos que fueron torturados y asesinados allí bajo la dictadura de Pinochet. Algunos miembros de la familia de Estephan estuvieron involucrados en intentos de silenciar esas acusaciones, mientras que la familia de Marianne estaba en el bando opuesto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A medida que crecíamos, nos surgían más preguntas acerca de lo que leíamos y escuchábamos sobre Colonia Dignidad. Nos preguntamos cómo sería vivir allí en la actualidad, en un lugar donde un trauma colectivo domina la realidad psicológica de sus habitantes. ¿Cómo lidian el individuo y la comunidad con ese sufrimiento? ¿Cómo se aprende a redefinir la verdad, la confianza y el amor, cuando esos conceptos han perdido todo significado?

Nos conocimos y empezamos a salir cuando teníamos treinta años, mientras estudiábamos cine en Londres. En ese momento ya sabíamos que el mundo no se dividía en blanco y negro, como nos habían contado en nuestra infancia. Sentimos la necesidad de explorar y comprender cómo acabamos convirtiéndonos en lo que somos, y cómo las sociedades terminan siendo así. Para nosotros, Colonia Dignidad era un lugar perfecto para explorar estos aspectos.

Colonia Dignidad tiene una historia infame, pero vosotros tratáis el tema de forma respetuosa con los protagonistas.
Para nosotros era crucial encontrar el equilibrio y el tono adecuados desde el principio. Esto requería tiempo, así como una relación honesta y de confianza mútua. Por eso, durante la fase de edición de la película, decidimos incluir la relación entre los protagonistas y nosotros mismos. Esperamos que esto ayude al público a empatizar con los personajes. A fin de cuentas, todos y cada uno de nosotros podríamos haber sido uno de los habitantes de la colonia.

¿Cómo fue el acercamiento y el trabajo con los protagonistas?
A lo largo de los tres años y medio que nos llevó hacer la película nos hicimos muy amigos de los habitantes de la colonia. Los animamos a contar su historia a su manera. Nos interesaba comprender su lógica, y descubrimos que la visión que tienen de su propia historia también es en blanco y negro. Más allá de su intención de crear un paraíso para ellos y para los turistas, lo cierto es que las personas que viven allí tienen estrategias muy diferentes para lidiar con sus traumas: desde permanecer en silencio y centrarse solo en los buenos momentos, hasta la necesidad de compartir su dolor, a pesar de la dificultad para expresarlo en palabras.

¿Qué opinión tiene la sociedad chilena sobre la Colonia Dignidad?  ¿Qué impacto creéis que tendrá la película?
Chile es un país que todavía está muy dividido entre la izquierda y la derecha. Apenas hay diálogo entre las dos partes. La izquierda trata a los habitantes de la colonia como personas con las que no se puede dialogar, mientras que la derecha cree que son simples víctimas de Paul Schäfer.

Esperamos que nuestra película pueda aportar una visión más matizada sobre las secuelas que sufren en Colonia Dignidad. También nos gustaría que la cinta pueda generar un debate sobre lo que sucede cuando no se superan los traumas, y el riesgo de que se repitan en distintas generaciones. Vemos que si no hay espacio para una reconciliación profunda, la repetición del trauma puede devolvernos a la represión y a las estructuras fascistas. Creemos que la película es muy relevante para la situación que vive Chile hoy en día, pero también consideramos que es urgente arrojar algo de luz sobre las raíces de estas estructuras, especialmente en estos tiempos en que los regímenes totalitarios vuelven a ganar fuerza a nivel mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy