email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2020

Eytan Ipeker • Director de The Pageant

"A veces queremos que nos digan quiénes son los malos, pero eso no es mi película"

por 

- Cineuropa ha entrevistado a Eytan Ipeker, el director de The Pageant, para hablar sobre Miss Holocaust Survivor, un pomposo espectáculo erigido sobre un pasado problemático

Eytan Ipeker  • Director de The Pageant

Además de haber editado Mimaroğlu: The Robinson of Manhattan Island, proyectada en Visions du Réel 2020, el cineasta Eytan Ipeker también ha presentado su obra The Pageant [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Eytan Ipeker
ficha del filme
]
en el encuentro suizo. La cinta se centra en el concurso Miss Holocaust Survivor, el certamen de belleza israelí para mujeres supervivientes del Holocausto. Creado en 2012, el evento ha generado bastante controversia en los últimos años. Sin embargo, tal y como demuestra la película, este concurso esconde mucho más de lo que aparenta a simple vista.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Después de ver tu película, seguimos sin tener claro si te gusta la idea de Miss Holocaust Survivor o no, lo cual es algo bueno.
Eytan Ipeker:
Mi reacción inicial fue muy crítica, y todavía lo es. Tengo un problema con la idea de hacer un espectáculo de algo tan trágico, pero no me habría interesado en el tema si no hubiera algo más en la historia. En las fotos que vi cuando estaba investigando, me fijé en que algunas de estas mujeres parecían muy felices, incluso extasiadas. Eso me generó un problema ético. Si se trata de algo que las hace felices, ¿quién soy yo para juzgarlo? Tenemos que considerar seriamente nuestra posición, sin despreciar a las participantes. Mi intención era crear un espacio donde el público se preguntara cómo se pueden politizar los recuerdos. Yo soy judío, y viví en Israel hasta los seis años. Hay personas de mi familia que murieron durante el Holocausto. Cuando mi hija crezca, no quedarán supervivientes de esa época. ¿Qué estamos transmitiendo a la próxima generación? Todas estas preguntas me llevaron a hacer esta película, pero no quería apresurarme a sacar conclusiones.

En la película muestras momentos bastante problemáticos, como cuando los organizadores intentan decidir qué participante tiene la historia más trágica. ¿Cómo es posible “juzgar” una experiencia tan horrorosa?
Lo fascinante es que eran muy abiertos al respecto. No estábamos filmando estas escenas con una cámara oculta. Durante la escena inicial en la tienda de telas, cuando están tratando de llegar a un acuerdo, tan pronto como mencionan a las supervivientes del Holocausto el tono de la conversación cambia. A mí me hizo sentir incómodo, pero ellos no lo ven así. Según ellos "no es un concurso de belleza, se trata de su mundo interior". Algunas supervivientes también tienen problemas con este certamen, pero a mí me interesaban especialmente las que quieren participar, a pesar de que esto va en contra de mis propios valores.

Hay muchas películas sobre “gente mayor haciendo cosas emocionantes”, como formar un equipo de animadoras o lanzarse a la aventura. Al principio, parece que la tuya también irá en esa dirección.
No estaba tratando de contar otra historia sobre personajes marginales, donde empatizas con alguien hasta el final, ni de retratar a los ancianos de una forma ingenua. Espero que sorprenda a los espectadores, pero no intentaba generar controversia en torno a este asunto. Solo quiero que la gente piense en todos estos temas, en la existencia de un concurso de belleza que se centra en el Holocausto y que convierte el sufrimiento de alguien en una competición. A veces queremos que nos digan quiénes son los malos, pero esa no es mi película.

Cuando hablas con estas mujeres, parece que todavía les resulta muy difícil volver al pasado. ¿A qué crees que se debe?
Es algo que te marca. Viven con ello y piensan en eso constantemente. Las supervivientes tienden incluso a comparar sus experiencias. Se trata de un trauma colectivo. Es comprensible que les resulte intenso volver a contar estas historias.

Aún así, la gente todavía se ofrece voluntariamente a participar. Parecen contentas de que alguien las esté maquillando y peinando. ¿Hay algún aspecto positivo de este evento en lo que se refiere a la visibilidad?
La politización de su trauma y la forma en que sus recuerdos se convierten en un espectáculo es extremadamente problemática. Por otra parte, está la otra cara de la moneda: una de las participantes, Sophie, lo hace para honrar a su hermana, que falleció recientemente. Pero luego se presenta a la entrevista con todas esas joyas, así que tal vez también le atraiga el glamour del evento. O quizás, al contrario de lo que dice en la película, en el fondo quiere hablar. No podemos estar seguros.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy