email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TRIBECA 2020

Gero von Boehm • Director de Helmut Newton: The Bad and the Beautiful

"Helmut Newton quería enseñar mujeres fuertes"

por 

- Hemos hablado con el director de Helmut Newton: The Bad and the Beautiful, Gero von Boehm, que a su vez habló con Grace Jones, Isabella Rossellini y Charlotte Rampling

Gero von Boehm  • Director de Helmut Newton: The Bad and the Beautiful
El director Gero von Boehm, fotografiado por Helmut Newton

En su documental Helmut Newton: The Bad and the Beautiful [+lee también:
tráiler
entrevista: Gero von Boehm
ficha del filme
]
(estrenado en el Festival de Cine de Tribeca, celebrado online), Gero von Boehm se centra en un hombre que pasó su vida mirando, sin ser mirado: el legendario fotógrafo de moda Helmut Newton, conocido por generar controversia pero también afecto, como relatan sus impresionantes colaboradores.

Cineuropa: “Muchos fotógrafos son aburridos, y muchas películas sobre fotógrafos también son muy aburridas”, dice Newton en la película. ¿Cómo sigues adelante después de escuchar algo así?
Gero von Boehm: Sabía que él no era para nada aburrido y que tampoco se consideraba a sí mismo como tal. Nos conocimos en París en torno a 1997 y surgió una gran amistad, que fue una de las razones principales para mostrarse tan abierto en las entrevistas. Estaba relajado como un niño pequeño: tenía ese lado juguetón que lo hacía todo más fácil. Aun así, como cineasta, debes mantener la distancia. Tienes que volver a la época anterior a la amistad. Pero sabía lo que obtendría, lo tenía claro, aunque era la primera vez que hacía algunas de las preguntas. Ocurrió lo mismo con las mujeres a las que entrevisté. Todas querían a Helmut y eran muy cercanos, pero también mantenían cierta distancia.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la película de 1952, Cautivos del mal, Kirk Douglas interpretaba a un hombre carismático que alienaba a las personas que quería, pero en este caso no es así, ya que a pesar de la controversia, los colaboradores de Newton siguen defendiendo su visión.
No tiene nada que ver con esa película, pero me pareció que “mala” y “hermosa” resumían la recepción de su fotografía. Los dos extremos tenían que estar en el título. Sin embargo, su visión no era tan simple, ¿sabes? No se limitaba a la desnudez y al sexo, quería mostrar mujeres fuertes, mujeres que no necesitaban alta costura, como en su famoso díptico [Sie Kommen (Naked and Dressed)]. Estaban vestidas y luego desnudas, en la misma postura. Como dijo Sylvia Gobbel [modelo], son fuertes aunque estén desnudas. Con Helmut, no sólo eran fotografías. Había un mensaje, una historia. Eso despertó mis fantasías: ¿Qué ocurrió antes o después? ¿Quiénes son esas personas? Irving Penn, Avedon o Peter Lindbergh hicieron lo mismo pero no como Helmut. No deberíamos aplicar la censura, sería ridículo, como dice Charlotte Rampling.

Es como si intentara encontrar personas que apreciaran su sentido del humor. Como Grace Jones, que dice: “Sí, era un poco pervertido. Pero yo también, así que está bien”.
Nos dirigimos hacia la corrección política, aunque se trate de fotografía de moda. Pero a Helmut le gustaba que sus fotografías fuesen criticadas, quería que hablaran de él. Entonces, quizás, ¿lo hubiera disfrutado? Uno de los propósitos de esta película es volver a mostrar su trabajo, dar a las personas la oportunidad de sacar sus propias conclusiones porque nadie se atrevería a hacer ahora lo que él hizo. Aún así, es un tema del que debemos hablar: ¿Esas fotografías fomentaron el #MeToo o permitieron la agresión masculina? Isabella [Rossellini] dijo que Helmut fotografiaba a las mujeres como Leni Riefenstahl fotografiaba a los hombres. Deberíamos recordar esa frase. Por eso quise incluir a estas mujeres, sólo mujeres. Tenía curiosidad por saber lo que veían.

Eso nos lleva a pensar que no es sólo una película sobre su trabajo, sino también sobre su relación con su esposa, June. Crees que es muy importante.
Sin June, no hubiera hecho lo que hizo. Le dio una estructura a su vida, y era su crítica mejor valorada. June era una fotógrafa conocida [como Alice Springs], que exhibía en París y Nueva York. Le dio fuerzas para estar detrás de su obra, para llevar esa “doble vida”. Una vez, June dijo: “Ya sabes, mi retrato de David Hockney era mucho mejor que el de Helmut”. ¡Y tenía razón!

Como dice Anna Wintour, June era como su madre. Y él siempre se comportó como un niño pequeño, influenciado por Berlín y sus primeros años, la imaginería nazi, que lo marcó de manera tan profunda (y también Leni Riefenstahl). ¡Se hicieron amigos y al final de sus vidas se escribían cartas! Creo que es excepcional, tratándose de un niño judío.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy