email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Francia

Maïmouna Doucouré • Directora de Guapis

"Esto no es un programa de prevención"

por 

- La cineasta francesa Maïmouna Doucouré habla de su primer largometraje, Guapis, premiado en Sundance y Berlín y adquirido por Netflix, que llega a las salas francesas

Maïmouna Doucouré • Directora de Guapis

Guapis [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Maïmouna Doucouré
ficha del filme
]
, distinguida con el premio a la Mejor dirección en la sección World Cinema Dramatic del Festival de Sundance y con una mención especial Generation Kplus en Berlín, es el primer largometraje de Maïmouna Doucouré. La película, producida por Bien ou Bien Productions, se estrena en los cines franceses el 19 de agosto a través de Bac Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de Guapis?
Maïmouna Doucouré: Surgió cuando en una fiesta de barrio, vi a un grupo de chicas de 11 años subirse al escenario y bailar de una manera muy sensual y con ropa muy corta. Me chocó bastante y me pregunté si eran conscientes de la disponibilidad sexual que transmitían. Entre el público también había madres más tradicionales, algunas con velo: era un verdadero choque de culturas. Estaba sorprendida y pensé en mi propia infancia porque me hacía muchas preguntas sobre mi feminidad, que evolucionaba entre dos culturas: mi cultura senegalesa, que me viene de mis padres, y mi cultura occidental. Pero yo quería hacer la versión 2020 de esa juventud, así que, durante un año y medio, hablé con grupos de chicas en la calle, en las escuelas y en asociaciones. Las grabé cuando tuve el consentimiento de los padres, recopilé sus historias, sus relatos, para saber dónde se situaban ellas como niñas, como futuras mujeres, cómo se situaban en la sociedad con sus amigas, sus familias, el colegio o las redes sociales. Todas estas historias han contribuido a la escritura de Guapis.

La película tiene mucho cuidado de no emitir juicios.
Sí, porque no es un anuncio de prevención. Es, ante todo, un retrato sin concesiones de una niña de 11 años en un mundo lleno de imposiciones. Lo principal era no juzgar a estas chicas, sino entenderlas, escucharlas, darles la palabra, tener en cuenta la complejidad de lo que viven en la sociedad; y todo ello en paralelo a su infancia que está siempre ahí, su imaginario, su inocencia.

Denuncias el impacto de las redes sociales a esa edad.
En mis investigaciones, constaté que todas las chicas están expuestas a las redes sociales. Y con los nuevos códigos, cambia la forma de escenificar. Comprobé que chicas muy jóvenes tenían 400.000 seguidores en las redes sociales y yo intentaba comprender por qué. No había ninguna razón en particular, excepto el hecho de que habían publicado fotos sexys o desnudas: eso es lo que les dio “fama”. Hoy, cuanto más sexy es una mujer, más se la percibe como un objeto y más valor tiene para las redes sociales. Y cuando tienes 11 años, no comprendes bien todos estos mecanismos, pero tienes tendencia a imitar, a hacer lo mismo para obtener un resultado similar. Me parece que es urgente hablar de ello, abrir un debate sobre el tema. 

Al recibir tu premio en Sundance, hiciste una declaración muy sólida sobre el lugar de la mujer y la diversidad en el cine.
Tenemos que hablar de ello. Sabemos que hay un problema y no se va a resolver si miramos para otro lado. Necesitamos más modelos, más altos cargos. Ver a una mujer presidenta de la República, mujeres astronautas, ingenieras: estos modelos son indispensables en la construcción de las niñas, esenciales para abrir su imaginario. Por eso, yo pienso que el cine tiene un papel muy importante. En cambio, nunca me he sentido más francesa que en Estados Unidos. Allí, soy una directora francesa. Obviamente, se discute el tema del lugar de la mujer, pero nadie habla de la noción de diversidad. En Francia, tengo la sensación de que hay películas de ciencia ficción, dramas, comedias, etc., y otro género: el género de la diversidad. Estamos obligados a hablar hoy para que las cosas cambien, pero no estaremos satisfechos y no abandonaremos la lucha hasta que este género de la diversidad desaparezca. Pues nadie quiere ser seleccionado por motivos de discriminación positiva, por ejemplo. Si eres mujer, si vienes de la diversidad, lo importante es que nuestras obras sean plenamente reconocidas en el plano artístico, por lo que son y no por lo que representan.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy