email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MÁLAGA 2020

Daniel Calparsoro • Director de Hasta el cielo

"La calle es el reflejo de la vida"

por 

- Acción, música, pasión y atracos animan Hasta el cielo, la nueva película de Daniel Calparsoro, con la cual compite en el Festival de Málaga. Aquí nos desvela sus secretos

Daniel Calparsoro  • Director de Hasta el cielo
(© Brian Hallet)

Hasta el cielo [+lee también:
tráiler
entrevista: Daniel Calparsoro
ficha del filme
]
es el título de la nueva película del generador de adrenalina Daniel Calparsoro, un film trepidante con el que compite en el 23º Festival de Málaga que se celebra actualmente. Allí charlamos con el cineasta.

Cineuropa: ¿Cuál es el público potencial del film?
Daniel Calparsoro:
Es una película dirigida mayoritariamente a gente joven, pero tiene también un gran espacio para adultos a los que les guste el cine de acción y para aquéllos que gusten de las historias reales. La base de la historia es verídica, señala una realidad social nacional y encierra contenidos más allá del entretenimiento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué comparte tu largometraje con el cine de quinquis setentero, aparte del rodaje en suburbios y esa combinación de actores profesionales y no profesionales en su cartel?
Comparte ambientes y universos relacionados con títulos como Deprisa deprisa, Perros callejeros, etc. pero la diferencia está en la temática central. Hasta el cielo narra una historia de ambición, y cómo ésta te enfrenta a dilemas de elección que no están relacionados con la supervivencia. Es una historia que maneja los códigos del gangster.

¿Scorsese, Brian de Palma o José Antonio de la Loma: quién de ellos te ha inspirado más?
Martin, Brian, José Antonio…son todos inspiradores y necesarios. En rodaje eres tú y tus circunstancias, aunque hay influencias siempre.

Vuelves a estrenar una película de atracos tras Cien años de perdón [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Calparsoro
ficha del filme
]
: ¿son los ladrones los nuevos piratas?
Hasta el cielo es una historia de ladrones profesionales muy bien preparados. Hay una gran cultura de ello en Madrid. Es una historia sobre cómo los desheredados, nacidos detrás de la burbuja inmobiliaria, deciden hacerse presentes en la fiesta. Los personajes que construimos en este thriller tienen la épica de las grandes ambiciones: de la nada, sin nada, a por todo; la creencia en sí mismos los hace grandes.

¿La calle es para ti un terreno de inspiración a la hora de abordar historias y embarcarte en proyectos?
La calle es el reflejo de la vida, de la sociedad en la que vivimos.

¿Cómo ha cambiado el entorno callejero en la gran pantalla desde tus primeras películas hasta la actualidad?
Lo más interesante es la variedad de visiones, de puntos de vista, todos ellos potentes e interesantes. La mía es una película basada en una realidad social, retratada de forma dinámica y entretenida.

Tus films destacan por incluir, desde los inicios de tu filmografía, protagonistas y personajes femeninos fuertes. ¿Cómo son estas tres últimas representaciones de Hasta el cielo (interpretadas por Carolina Yuste, Asia Ortega y Patricia Vico)?
Son tres mujeres con agenda propia: están relacionadas con Ángel, pero cada una tiene un objetivo propio. La base de su relación es el intercambio. Me parece importante que en una historia de “machirulos”, las mujeres tengan una potencia que se corresponde con la crudeza de su entorno. Hasta el cielo habla de unos personajes que son y funcionan en un universo  principalmente masculino, pero la película deja bien claro el peso específico de las mujeres. Marcan la historia a diferentes niveles. Pero estos tíos son así; ellas también.

¿Podría decirse que la película contiene elementos de tus anteriores?
Elementos hay, hacer cine es un continúo. Hasta el cielo es una joya que he codiciado durante años y que por fin he conseguido llevar a cabo. La temática es bien conocida: una estirpe nacional de delincuentes profesionales que hacen las cosas muy preparadas y que saben perdurar en el tiempo. El elemento estético consiste en rodar en esos mismos lugares donde suceden estos hechos y viven estas personas, con un punto atractivo y sofisticado, manteniendo lo real. Es un subidón de película que te entra por los ojos, pasa por las tripas y va directa al corazón.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy