email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Competición

Susanna Nicchiarelli • Directora de Miss Marx

"Esta película trata de lo privado y lo público"

por 

- VENECIA 2020: Hemos hablado con Susanna Nicchiarelli, la directora de Miss Marx, de su película en competición sobre la hija menor del famoso pensador

Susanna Nicchiarelli • Directora de Miss Marx
(© La Biennale di Venezia/Foto ASAC/Giorgio Zucchiatti)

Miss Marx [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Susanna Nicchiarelli
ficha del filme
]
, proyectada en la sección principal del Festival de Cine de Venecia, se centra en la vida de la hija menor del famoso pensador (Romola Garai), que lucha por sus ideales y por su relación con Edward Aveling (Patrick Kennedy) al ritmo de música punk. Hablamos con su directora, Susanna Nicchiarelli.  

Cineuropa: Romola Garai dijo que cuando investigaba sobre Eleanor, también investigaba sobre ti.
Susanna Nicchiarelli: ¡Yo hacía lo mismo con ella! Era un triángulo: Eleanor Marx, ella y yo. Ambas intentábamos comprender con qué hechos de su vida conectábamos, lo que nos hacían sentir, lo que nos transmitían. A través de esa búsqueda, nos comunicábamos entre nosotras.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Eso tiene sentido porque en Nico, 1988 [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Susanna Nicchiarelli
ficha del filme
]
hiciste un biopic muy personal. ¿Por qué te gusta tanto este formato?
Me gusta trabajar sobre una persona que existió de verdad. Me gusta la investigación, tratar el pasado y el legado de ese pasado, la forma en que lo imaginamos. Me gusta jugar con los clichés de ciertas historias y luego recurrir al material real, su aspereza. Trabajas a varios niveles cuando haces una película de este tipo. Nico y Eleanor eran mujeres poderosas. Por supuesto, también hay un lado melancólico en sus vidas, ya que ambas eran autodestructivas. Eleanor se suicidó; Nico recurría a las drogas constantemente. Pero es interesante ver cómo se relacionan ambas cosas.

Es trágico que fuese una luchadora, pero luego se comportara de forma diferente en su vida privada. Muchas mujeres que ocupan puestos de poder experimentan algo parecido.
Pienso que eso también les ocurre a muchos hombres. La forma en que nos comportamos en público no es la misma que en privado. Ambos aspectos luchan entre sí: la relación entre sensatez y sensibilidad, entre lo racional y lo emocional. Por eso quise contar la historia de Eleanor.

Era una buena comunicadora, muy carismática. Pero al leer sus cartas, no la imagino en casa, gritando o teniendo fuertes discusiones con Edward. Su vida transcurrió con normalidad, con muchas cosas sin decir. Quizás se peleaban pero no lo sabemos, así que dejé que ocurriese fuera de la pantalla. Cuando hablas de una persona real, tienes que respetar la vida que estás narrando. Algunas cosas deben quedar a un lado.

En la película, la única que vez que habla de sus problemas de pareja es cuando cita Casa de muñecas. Usa las palabras de otra persona, no las suyas.
Ella creía en el poder liberador del teatro, de la literatura y del arte en general. Creo que había algo encantador en Edward, en la forma en que Patrick lo interpretó. Podía ser encantador y, al mismo tiempo, perturbador. Ella pudo haberse enamorado porque él era muy simpático, y tal vez se enamoró de su superficialidad. Hay una escena donde ella lo compara con un niño.

“No se preocupa”.
Lo saqué de su carta. Es una imagen muy poderosa: él no se preocupa. Para ella, la vida era mucho más dura, más difícil.

Se suele pensar que las figuras históricas son muy respetables. Pero tú optaste por una música no tan respetable: el punk. Parece que las canciones expresan lo que ella no puede decir.
Puede ser, pero también expresan el poder de sus ideas, que son muy transgresoras, incluso en la actualidad. Siempre es interesante sorprender al público de esa forma, hacer cosas a las que no están muy acostumbrados. Tal vez salgan de la película y luego vuelvan a entrar, pero eso les genera un pensamiento crítico. Creo que es una forma de jugar con las emociones.  

Empezando por el título, Miss Marx, ¿crees que ella intentó escapar de su padre y de su nombre?
Para nada, ella siempre estuvo muy orgullosa de él. Ella era marxista y, como todos los marxistas, creía en esas teorías. Pero no porque fuese su padre. Ella quería luchar sus propias batallas, y su padre la limitaba en el ámbito privado. Siempre le pedía que cuidara de los hijos de sus hermanas y cosas así. Pero esta película trata de eso: de lo público y de lo privado. En público, era muy fuerte y le gustaba reafirmar sus ideas. Pero, en privado, muchas cosas la limitaban.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy