email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Orizzonti

Pietro Castellitto • Director de I predatori

"Es una película que va contra todos los manuales de escritura de guion"

por 

- VENECIA 2020: Hemos hablado con Pietro Castellitto sobre su primer largometraje como director, I predatori, premio al Mejor Guion de la sección Orizzonti

Pietro Castellitto • Director de I predatori
Pietro Castellitto con su premio al Mejor Guion de la sección Orizzonti (© La Biennale di Venezia/ASAC/Andrea Avezzù)

Pietro Castellitto debutó como actor en el año 2004 con la película No te muevas, dirigida por su padre Sergio. I predatori [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pietro Castellitto
ficha del filme
]
supone la primera incursión de Pietro en la dirección, y le ha valido el premio al Mejor Guion en la sección Orizzonti de la recientemente clausurada 77ª edición del Festival de Cine de Venecia. En la película, los Pavones y los Vismara son dos familias romanas de orígenes sociales y culturales totalmente diferentes: una es rica y de clase media, la otra de clase trabajadora y fascista. Un pequeño accidente provoca que las dos familias se crucen, lo que acaba por revelar algunos secretos…

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Cineuropa: Vamos a empezar con las declaraciones que hiciste en Venecia tras la proyección de la película: “Es una obra anti-clase-media, no anti-fascista”. ¿Puedes explicar a qué te referías?
Pietro Castellitto:
La película parte de la perspectiva del protagonista, Federico, un joven de clase media que entra en contacto con una familia que es la antítesis de la suya. El punto de partida es la frustración de Federico, muy parecida a la que sentía yo. El hecho de que me sintiera alienado o perdido no tenía nada que ver con los neofascistas. Una película contra el fascismo hubiera tenido sentido en los años 20, pero hoy en día sería racismo intelectual intentar excluir al otro, a los que piensan diferente a nosotros, en un intento de deslegitimarlos por completo. Los fascistas de mi película son como los animales de colores llamativos, con sus excéntricas camisetas y tatuajes, como esas criaturas que quieren dar la impresión de ser peligrosas cuando en realidad no lo son.

Durante la escena en la que la familia está cenando en un restaurante, Federico le dice a sus padres: “Fuisteis la primera generación de jóvenes imbéciles de la historia”. Se trata de un choque generacional en un entorno de clase media.
Los que vivieron su juventud durante los 70 y los 80 fueron los primeros en calificarse como jóvenes. Fueron los primeros “jóvenes” de la Historia reciente. En la década de 1920, Francis Scott Fitzgerald escribió un libro a los 23 años, pero ellos ya eran hombres, tenían un conocimiento más adulto del mundo. Federico se rebela contra el "poder juvenil"que surgió en años recientes. Se trata de un ataque instintivo, impulsado por la ira, y que no está meditado.

Uno de los actores de tu película, Massimo Popolizio, habló acerca de una mezcla de tres estilos: Buster Keaton, una obra de teatro familiar francesa y una comedia italiana al estilo de Feos, sucios y malos, de Ettore Scola. ¿En qué tipo de cine te inspiraste realmente?
La única película basada en el concepto de familia en la que pude haberme inspirado es American Beauty, en lo que se refiere a la tensión. Obviamente, el trabajo de Sam Mendes es mucho más dramático, además de ser una obra maestra, pero es precisamente el tipo de película en las que tenemos que inspirarnos, no en películas mediocres. Feos, sucios y malos es una obra que me encanta, y que tal vez me inspiró a nivel subconsciente. Scola fue probablemente uno de los mayores "bromistas" del cine italiano. Las bromas siempre funcionaban de maravilla en boca de sus personajes, pero lo cierto es que no estaba pensando en ninguna película en concreto durante el rodaje.

¿Qué fue más difícil: escribir la película, rodarla o encontrar a un productor que no quisiera trabajar contigo solo por ser el hijo de un famoso cineasta?
Escribí esta película cuando tenía veinte años. Había dejado de actuar, me convencí a mí mismo de que no era mi vocación. Es una profesión maravillosa si puedes interpretar personajes brillantes. También era consciente de tener que lidiar con los prejuicios y la crueldad gratuita, por lo que me resultó más fácil escribir. En ese momento, tenía la mente más despejada y no tenía otra opción. Era eso o nada. La ironía es que solo logré hacer la película porque volví a actuar. Antes, todo lo que escribía se consideraba demasiado "dulce", pero después de protagonizar La profezia [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
dell' [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
armadillo [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
gané mayor credibilidad. Domenico Procacci, de Fandango, aceptó leer mi guion. Cuando fui a reunirme con él, noté que la atmósfera en la habitación era diferente a la habitual, como si estuviera en medio de una batalla. Pensé para mí mismo: "Mierda, allá vamos". Aunque lo más difícil fue convencerme a mí mismo de que se podía hacer. Es una película que va en contra de todos los manuales de escritura de guion, y en contra de todos los consejos que te dan para hacer tu primera película. Había tantos personajes, tantas localizaciones... Esta es una profesión en la que aprendes cometiendo errores, y solo tienes el valor para cometer errores cuando eres joven.

La película tiene varios elementos en común con Favolacce [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fabio y Damiano D'Innocenzo
ficha del filme
]
, de los hermanos Fabio y Damiano D'Innocenzo
Somos amigos íntimos, nos conocemos desde hace mucho tiempo. Compartimos una cierta sensibilidad que nos ayudó a entendernos instintivamente, como ocurre con los animales. El hecho de que haya una bomba en nuestras películas es mera coincidencia y, como todas las coincidencias, no tiene nada de casual.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy