email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2020 San Sebastián Industria

Martín Rejtman • Director de El repartidor está en camino

"Cuando miro una película, no distingo entre ficción y documental"

por 

- Charlamos con el argentino Martín Rejtman, que ha obtenido el premio Eurimages para su proyecto documental El repartidor está en camino, que aborda el tema de la precariedad laboral y la inmigración

Martín Rejtman  • Director de El repartidor está en camino

Martín Rejtman es un cineasta habitual en el circuito festivalero y en el Foro de Coproducción Europa-América Latina la edición número 68 del de San Sebastián recibió el galardón Eurimages al Desarrollo de Coproducción por su proyecto El repartidor está en camino (Argentina/Portugal). Como, debido a la pandemia del coronavirus, no se pudo trasladar a la ciudad española, echamos mano de la tecnología para dialogar con él desde el viejo y hacia el nuevo continente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde surge la idea de abordar un tema tan candente como el de los riders?
Martín Rejtman:
En Buenos Aires, el delivery existe desde hace décadas, es una tradición tan porteña como el psicoanálisis: siempre se puede pedir cualquier cosa a domicilio, desde un café con leche con medialunas hasta cigarrillos o helado. Hace unos años irrumpieron las apps y todo cambió, porque de lo que antes se hacían cargo los propios locales ahora lo hacen corporaciones. Cambió el modelo. Y, al mismo tiempo, aquí la mayor parte de los repartidores son venezolanos, por lo que se juntaron dos temas: la nueva economía y la inmigración.

¿Cómo os ha afectado la pandemia?
Con la crisis del coronavirus el rol de los repartidores se hizo mucho más importante y durante la cuarentena más estricta decidimos salir a documentar algunas situaciones y a hacer investigación: era un material único y a lo mejor (ojalá) irrepetible, ya que la ciudad estaba completamente vacía, sólo se veían repartidores. Además de la transformación social y urbana que traen, me interesa el movimiento constante en el que están y visualmente me gusta la imagen de estos personajes en uniforme con ropas y mochilas de colores flúor, cruzando la ciudad. Son elementos que me hicieron pensar que a partir de ahí se podía encontrar una película.

¿Cómo se levantó la coproducción con Portugal?
Un Puma, la productora argentina de El repartidor está en camino, había trabajado anteriormente con Terratreme Filmes, le acercaron el proyecto y les interesó ser parte. 

¿Sois permeables a lo que surja en el rodaje para incluirlo en el montaje final?
No sólo estamos permeables a lo que surja en rodaje para incluirlo en el montaje final, sino que ése es precisamente nuestro método de trabajo. Rodamos ya algunas situaciones: no podíamos perdernos la cuarentena con el protagonismo absoluto de los repartidores. Pero éramos muy pocos en el equipo y nos limitamos casi siempre a exteriores. Creo que hoy es más fácil encarar el rodaje de un documental que el de una ficción. El ser pocos en el equipo facilita poder mantener distancia; y la actividad de los repartidores es prácticamente toda en exteriores. Suena a un rodaje hecho a medida para la pandemia.

Tú ya conoces varios festivales europeos... ¿A cuál crees que le puede gustar tu film y puede interesar?
Ya veremos… Dependerá también de la fecha en que lo terminemos. Es mi segundo documental: hace varios años rodé Copacabana, una película para la televisión argentina que no pensé que iría a festivales. Sin embargo sucedió lo contrario a lo esperado: nunca se pasó por televisión (cuestiones políticas: cambió la administración del canal que la había encargado), y recorrió muchos festivales (Róterdam, Locarno, Los Ángeles, BAFICI, etcétera). Lo curioso es que no fue a ningún festival de documentales, si no me equivoco, no sé bien por qué, pero es algo de lo que acabo de darme cuenta, nunca me llamó la atención, y me parece bien, finalmente, porque cuando miro una película por lo general no distingo entre ficción y documental, siempre se trata de cine.

¿En qué género o estilo se puede englobar tu película y a qué espectadores se dirige?
El repartidor está en camino es un documental "observacional", en el sentido de no periodístico. Y, en cuanto al público, dependerá básicamente de la forma de exhibición que encontremos, sea plataformas online, salas de cine, festivales, etc.

¿Cómo os habéis documentado y cómo se ha realizado el casting con los protagonistas?
Casting e investigación fueron una misma cosa. Desde hace tiempo venimos contactando a repartidores ya sea en la calle, en sus puntos de encuentro, cuando hacemos pedidos, conversamos y nos documentamos. Al repartidor que seguramente será el protagonista o uno de ellos, lo conocimos en las escalinatas de acceso del Shopping Abasto, el más grande de Buenos Aires, que desde marzo cerró sus puertas pero algunos restaurantes del patio de comidas siguieron preparando pedidos y el shopping ahora es exclusivamente un centro de deliveries.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy