email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2020 New Directors

Ben Sharrock • Director de Limbo

"Empecé a cuestionarme las representaciones deshumanizadoras de los refugiados"

por 

- El director Ben Sharrock nos cuenta cómo su segundo largometraje, Limbo, se convirtió en una película sobre refugiados con un tono cómico y deadpan

Ben Sharrock  • Director de Limbo
(© Jorge Fuembuena/Festival de San Sebastián)

Proyectada en la sección New Directors del Festival de Cine de San Sebastián, Limbo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ben Sharrock
ficha del filme
]
, de Ben Sharrock, narra la historia de un joven músico sirio que busca asilo en Escocia. Después de sentirse cada vez más incómodo con la etiqueta de "refugiado", el protagonista comienza a lamentarse por la pérdida de su propia identidad. La película ha recibido el Premio de la Juventud TCM en el festival donostiarra (ver noticia).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál fue el origen de Limbo?
Ben Sharrock:
Todo comenzó con un fuerte deseo personal de hacer una película que, en términos generales, tratase el tema de la “crisis de los refugiados” a partir de la experiencia individual de un solicitante de asilo sirio. Soy licenciado en estudios árabes y ciencias políticas, y como parte de la carrera viví en Damasco el año anterior al estallido de la guerra civil. En la universidad, escribí mi tesis sobre las representaciones de árabes y musulmanes en el cine y la televisión estadounidenses. Cuando la “crisis de los refugiados” se convirtió en un tema frecuente en los medios de comunicación, empecé a cuestionarme las representaciones deshumanizadoras de los refugiados, una masa sin rostro que estaba siendo demonizada o tratada con lástima. Mi productora, Irune Gurtubai, y yo trabajamos en campos de refugiados con una ONG en el sur de Argelia, coincidiendo con un viaje de investigación para un cortometraje que no llegó a realizarse. Nuestro proyecto se centró en la identidad del refugiado. Después de eso, me propuse escribir el guion con una gran lista de cosas que quería evitar, principalmente el sensacionalismo y emplear un personaje occidental como vehículo para contar esta historia.

Sorprendentemente, logras capturar todo esto con un estilo cómico inexpresivo.
Siendo fiel a mi sensibilidad y mi estilo como cineasta, la obra tenía que tener elementos absurdos, y también quería usar el humor. De hecho, la mayor parte de este absurdo se basa en la realidad. El hecho de enviar a refugiados a una isla escocesa es ficticio, pero es bastante común en el norte de Europa que los solicitantes de asilo acaben en comunidades remotas.

¿Cómo consigues este estilo?
Para lograr esto, es importante que los actores tengan su propio estilo deadpan. Tiene que formar parte de ellos. Los rostros son extremadamente importantes para mí. Planteo mis películas de una forma casi lingüística, adoptando un enfoque muy formalista. A menudo, el cine puede consistir en hacer que las cosas resulten fluidas o dinámicas, pero para crear un humor incómodo y seco, es necesario generar incomodidad con las herramientas a tu alcance. El encuadre planimétrico, la distancia focal y el posicionamiento son un buen punto de partida.

¿Cómo fue el proceso de investigación sobre los centros de refugiados?
Para llevar a cabo una investigación importante y valiosa es necesario entender a las personas que han pasado por el sistema de asilo y pensar en ellas más allá de los aspectos relacionados con su condición de refugiados. Existe una gran cantidad de material sobre el tema en documentales, libros, ensayos académicos y artículos de periódicos. Me dediqué a consumir todo el material que pude durante más de un año y me reuní con personas que habían pasado por este sistema en el Reino Unido, además de con ONGs que trabajan con refugiados en su día a día. Conecté de verdad con la historia de un individuo en particular, específicamente en lo que se refiere al enfoque identitario. Su historia me impactó enormemente y me conectó con el viaje interior de Omar. Junto con otros refugiados que viven en Escocia, él también acabó viniendo a Uist para salir en la película.

¿Fue especial para ti ver Limbo seleccionada en San Sebastián?
El Zinemaldia es un festival muy especial para mí porque mi carrera comenzó aquí con Pikadero [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ben Sharrock
ficha del filme
]
. El festival impulsó nuestra pequeña película en euskera dentro del circuito internacional, generando algunos titulares y críticas en los medios cuando más los necesitábamos. Pudimos hacer Limbo gracias a Pikadero, y esta se convirtió en lo que es gracias al Festival de Cine de San Sebastián y al apoyo de José Luis Rebordinos. Fue una gran oportunidad para nosotros poder mostrar la película ante un público en el cine y estar allí para presenciarlo. Fue un verdadero regalo durante estos tiempos de COVID.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy