email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Italia / Irlanda

Carlo Lavagna • Director de Shadows

"El director debe hacer que emerja una visión original en el cine de género"

por 

- El segundo largometraje de Carlo Lavagna, Shadows, es un tenso thriller psicológico rodado en inglés, que está ahora disponible en las plataformas de VOD italianas

Carlo Lavagna • Director de Shadows

Tras su galardonada cinta Arianna [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlo Lavagna
ficha de la película
]
, Carlo Lavagna presenta su segundo largometraje, Shadows [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlo Lavagna
ficha de la película
]
, un tenso thriller psicológico filmado en inglés y protagonizado por Mia ThreapletonLola PetticrewSaskia Reeves. Escrita por Fabio MolloDamiano BruèVanessa Picciarelli y Tiziana Triana, la película está disponible en las plataformas de streaming italianas desde el 19 de noviembre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tu película se estrena directamente en las plataformas de streaming. La pandemia parece haber acelerado un proceso que ya estaba en marcha.
Carlo Lavagna: Al final, la televisión lo ha conseguido: ha derrotado al cine. La profecía de Steven Spielberg se ha hecho realidad. Todos hemos crecido con el cine, sabemos lo que significa ir al cine y hacer cine, como condición existencial y como un enfoque de trabajo, y es algo que también veo en mis colaboradores más jóvenes. Sería genial si los cines pudieran reinventarse, si pudieran convertirse en lugares que los jóvenes perciban como la única alternativa viable para ver blockbusters, manteniéndose como un escenario para la experimentación. Debemos trabajar en productos que, a falta de otra opción, vayan directamente a la televisión, con la esperanza de llegar a un público aún más amplio que el que ofrece el cine.

Hay una conexión bastante clara entre tu primera película, Arianna, que trataba la cuestión de género, y este trabajo. Me refiero a tu interés por el universo femenino, los relatos iniciáticos, las relaciones familiares...
Con esta película, hay una primera versión del guion que tiene la misma estructura que el borrador final, y que presentaba elementos que me conmovieron de verdad, como el descubrimiento de uno mismo, de la propia identidad. En Arianna, estaba relacionado con el género, mientras que aquí se vincula con un trauma y el desarrollo de un cuerpo extraño, como un doble de uno mismo. En definitiva, hay elementos en común, como el agua o el renacimiento. Inconscientemente, hay muchas cosas que vuelven a nosotros.

¿Cómo surge la película? ¿Fue una propuesta de los productores?
Andrea Paris, de Ascent Film, a quien conozco desde hace un tiempo, había visto Arianna y tenía en su poder el guion de Fabio Mollo. Mollo ya no estaba en condiciones de hacer la película, pero Andrea Paris y Matteo Rovere estaban decididos a rodarla, en parte porque ya habían movilizado una serie de fondos y financiación para el proyecto, así que acudieron a mí. Tenían una idea muy precisa de lo que estaban buscando, y en un principio había cierto grado de desconfianza mutua, porque les preocupaba que me alejara demasiado de esa idea. Sin embargo, a medida que las cosas avanzaban, surgió una magnífica relación entre nosotros.

Ascent Film y otras productoras italianas fundadas recientemente muestran una tendencia a las coproducciones internacionales, desarrollando películas que normalmente están rodadas en inglés, pero manteniendo su identidad cultural.
Creo que, por un lado, se está produciendo una cierta apropiación del cine anglosajón, que permite que este tipo de películas didácticas y eclécticas viajen a lugares habitualmente dominados por el cine norteamericano. Por otra parte, esto brinda a los directores europeos la oportunidad de mostrar su propia visión. Creo que podemos permitirnos ser mucho más atrevidos. En Italia, nuestro talento cultural e imaginativo ha sido en gran parte desaprovechado. Hacemos películas aburridas caracterizadas por un tipo de neorrealismo cuyos protagonistas ya no representan al pueblo, sino a las clases medias. Nuestra comedia solo funciona en ciertos casos y, por último, pero no menos importante, hay una nueva forma de hacer cine con la que debemos involucrarnos de verdad, como lo hicimos en el pasado. Sergio Leone comenzó reinterpretando el género western y acabó firmando auténticas obras maestras. Seguimos siendo autores aunque hagamos películas enraizadas en el cine de “género”.

¿Y cómo definirías tú el cine de género hoy en día?
No estoy seguro. Shadows comienza como una película de terror, pero luego abandona sus rasgos de terror y se convierte en un thriller psicológico, con matices de relato iniciático. Es un género que incorpora otros géneros. ¡Como el trap en el mundo de la música!

¿Cómo desarrollaste la escenografía y la música de la película?
En cuanto al tono emocional de la película, primero trabajé en la ambientación y luego lo llevé a la música y la iluminación, tratando de emular la belleza y honestidad estética de las películas italianas de la década de 1970, en toda su calidad material. Para la música, contactamos inmediatamente con Michele Braga. No queríamos nada de música electrónica, solo melodías instrumentales y alienantes.

¿Cómo fue trabajar con un reparto anglo-irlandés?
Mia Threapleton fue un hallazgo, una auténtica revelación. Me gusta trabajar con actores que todavía tienen mucho que decir. Lola Petticrew tiene más experiencia, se formó en el mundo del teatro irlandés. Es compleja, pero dulce y muy habilidosa. Saskia Reeves, la madre, protagonizó Besos de mariposa de Michael Winterbottom, y logró intrigarme de verdad, aportando suavidad a un personaje muy duro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy