email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Rusia

Anna Parmas • Directora de ¡Vamos a divorciarnos!

“Por lo general es bastante difícil sorprender o hacer reír al público ruso”

por 

- Hablamos con la directora rusa, cuya exitosa comedia romántica ¡Vamos a divorciarnos! forma parte del Festival de Cine Ruso que puede verse este mes en la plataforma Filmin

Anna Parmas  • Directora de ¡Vamos a divorciarnos!

Anna Parmas tiene una trayectoria como guionista y directora de cine y televisión. Su nuevo largometraje, la comedia ¡Vamos a divorciarnos!, aborda la complejidad de las relaciones con mucho humor. A continuación, la directora nos habla de la comedia, que puede verse en Filmin con motivo de su Festival de Cine Ruso (ver las noticias). 

Cineuropa: ¿Cuál es la salud actual de la comedia rusa? 
Anna Parmas: Es mejor que dejemos que el público y los productores respondan a esa pregunta. Si quieres mi humilde opinión, yo creo que el género de la comedia está en auge en nuestro país, la vida está dejando muchas historias en nuestro camino, sobre todo relacionadas con la comedia negra. Por eso, cada vez que se estrena una nueva comedia se convierte en éxito comercial.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué crees que distingue a las comedias rusas de las de otros países?  
Es bastante difícil hacer reír o sorprender a los rusos. Tienden a estar tensos, esperando un engaño. De hecho, el cine es una especie de engaño hipnótico. Así que, en este caso, se necesita encontrar el equilibrio entre veracidad y ridiculez, de manera que la película pueda ser tan divertida como reconocible. Porque el humor ruso suele consistir en “reír hasta las lágrimas”. 

La actriz principal de tu película es una intérprete prodigiosa, con un gran talento cómico. ¿Cómo fueron las pruebas para ese papel? ¿Lo escribiste pensando en ella? 
No hicimos prueba para ese papel. El guion fue escrito especialmente para Anna Mikhalkova por la misma razón que mencionas en tu pregunta: es una actriz excepcional con un gran sentido del humor. Tiene ese don para transmitir el humor que está en el guion. 

En tu película, se invierten los roles tradicionales y es la mujer quien que se vuelca en su trabajo, mientras el marido se encarga del cuidado de los hijos: es algo que se ve poco en el cine… ¿Este aspecto asustó a algún productor? 
No es común ver una familia así en la pantalla, pero sí en la vida real. Por eso queríamos incomodar un poco al público, y hacerle ver las cosas como realmente son. En este sentido, tuvimos la suerte de que los productores estuvieran de acuerdo. 

¿Tu personaje principal es una antiheroína moderna: impulsiva, bebedora, torpe...? 
No me parecen rasgos negativos. Pienso que son humanos. No la convierten en “anti”, sino en un ser humano. Y eso es lo que siente el público hacia ella. Al menos desde mi punto de vista… 

Mi gag favorito de los muchos que aparecen en la película es el de la mujer que practica magia negra. ¿Qué te parece? 
Intentábamos evitar escribir bromas. Queríamos basar el efecto cómico en la situación, su rareza y estupidez. Dicho esto, mi momento favorito es cuando Masha (el personaje principal) llora en la rodilla de su paciente, mientras le hace un examen ginecológico. 

¿Cómo recibieron la película los espectadores y los críticos de tu país? Se ha visto en otros lugares, ¿cuál fue la reacción del público? 
El público la recibió muy bien; los críticos son un caso aparte. Se dividen en dos categorías bien diferenciadas: los fanáticos y los detractores. Creo que eso significa que conseguimos abrir un debate. 

¿Cuáles son los maestros y referencias cinematográficas a los que acudes en tu trabajo? 
Mi principal mentora e inspiradora es la directora y guionista Avdotia Smirnova. Me ayudó mucho, dándome consejos y toneladas de apoyo. Todo lo que he conseguido hasta ahora se lo debo a ella. Y lo que todavía no he hecho, me lo debo a mí misma. 

¿Algún proyecto en la mira, comedia u otro género? 
Sí, tengo algunas ideas sobre el argumento de mi próxima película. Probablemente sea otra comedia. Y también puede que trate de otra mujer que intenta encontrarse a sí misma. Esta vez, en medio de la taiga siberiana.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy