email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Luxemburgo

Fabrizio Maltese • Director de I fiori persi y Visage(s) d’Afrique

"I fiori persi nace de una tragedia personal, ambientada en otra colectiva, la del COVID"

por 

- Hemos entrevistado al fotógrafo y director, que actualmente está rematando la postproducción de sus dos proyectos, realizados entre Luxemburgo, Mauritania e Italia

Fabrizio Maltese • Director de I fiori persi y Visage(s) d’Afrique
(© Kris Dewitte)

Después de visitar las llanuras del desierto californiano en California Dreaming [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2019), así como su homólogo marroquí en 50 Days in the Desert [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2016), el cineasta Fabrizio Maltese confirma la atracción que siente por las nociones de vacío, ausencia y aislamiento, sin mencionar la búsqueda de identidad. Sus dos nuevos documentales, que se encuentran en fase de postproducción, I fiori persi y Visage(s) d’Afrique, llegaron a él de forma inesperada. Estas obras le han permitido continuar su "viaje del alma", en el que se embarcó por primera vez hace más de veinte años, al salir de su Italia natal...

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Hace un año que retomaste la grabación del documental Visage(s) d’Afrique (título provisional), que originalmente iba a estar dirigido por el luxemburgués Pol Cruchten, antes de su inesperado fallecimiento en 2019. ¿Por qué decidiste continuar con esta aventura?
Fabrizio Maltese
: Pol Cruchten me pidió que dirigiera la fotografía de Visage(s) d'Afrique después de ver mi película California Dreaming. Me dijo que estaba impresionado por mi enfoque naturalista y respetuoso hacia los protagonistas, así como por la forma en que fotografié el desierto. Me sentí muy sorprendido y halagado. Este proyecto era diferente a sus otros documentales. Tras la conmoción por su muerte, varias personas dijeron que yo era la elección natural para mantener viva la memoria de Pol y rendirle homenaje. Aunque yo tenía mis dudas... ¡Él era el coloso del cine luxemburgués! Sin embargo, después de pensarlo un poco, acepté. Pol y yo habíamos hablado mucho del proyecto durante la fase de preproducción y no quería que se perdiera su entusiasmo. No obstante, si iba a aceptar este desafío, quería a mi lado a un guionista de la talla de Stephan Roelants, para ayudarme a asegurar la precisión de la película. Junto con el editor Qutaiba Barhamji, formamos inmediatamente un equipo de redacción muy unido. También estoy muy agradecido a los productores Jeanne Geiben y Vincent Quénault, que me apoyaron como nuevo director.

Háblanos de la relación que has desarrollado desde entonces con Mauritania.
Esta película es un viaje en busca de alguien que ya no está, y de alguien más que, a través de su ausencia, quiere contarnos la historia de su tierra, Mauritania, para que nos familiaricemos con ella. Este viaje a través de una tierra desconocida se convierte en una metáfora, el desierto se convierte en un lugar simbólico del vacío y la ausencia, enfrentando al viajero/director con su propia soledad y con las razones que lo han llevado a aceptar esta búsqueda. El viaje no tiene un objetivo específico, se convierte en un objetivo en sí mismo.

¿Cuál fue el papel de Abderrahmane Sissako en este proyecto
Esta película nació del primer encuentro entre Pol y Abderrahmane, y su deseo de desarrollar un proyecto juntos. Cuando tomé las riendas, me reuní con Abderrahmane en París y luego en Nouakchott para hablar sobre cómo iba a proceder. Él siguió las diferentes fases del rodaje, ya sea directamente o a través de miembros del equipo mauritano que había puesto a nuestra disposición. Sin su amabilidad, el proceso de filmación hubiera sido más difícil.

¿Cómo afrontaste los problemas causados por la pandemia?
Rápidamente nos dimos cuenta de que, para esta película, teníamos que sentarnos frente a la mesa de edición para compartir emociones e intercambiar ideas. Después de consultarlo con el equipo de producción y tomar todas las precauciones necesarias, decidimos trabajar juntos en mi sala de montaje.

El Film Fund Luxembourg acaba de anunciar que va a invertir 129.979 € en tu quinto largometraje, I fiori persi. ¿Qué puedes contarnos al respecto?
El origen de este proyecto fue bastante único. Nació a partir de algunas imágenes que había filmado para crear un recuerdo privado de un momento muy difícil de mi vida. No tenía ninguna intención de convertirlo en una película. El núcleo de la historia se basa en algunas imágenes que filmé en Italia durante el primer confinamiento, cuando mi padre regresó a casa después de dos meses en el hospital, una casa que de repente parecía demasiado grande y desconocida. Vamos a añadir un prólogo y tal vez un epílogo para darle a la historia un contexto y asegurarnos de que sea fácil de entender para todo el mundo. La película está producida por mi compañía, Joli Rideau Media, en colaboración con Melusine Productions.

Esta es también la primera película que has rodado completamente en italiano, volviendo a la región del Lacio, donde se encuentra tu ciudad natal, Viterbo. ¿Significa esto que podemos esperar un relato autobiográfico?
I fiori persi nace de una tragedia personal, con el telón de fondo de una tragedia colectiva: la crisis del Covid. A principios de marzo hubo que operar a mi padre. Volví a Italia inmediatamente y me encontré con un confinamiento total, en un país atormentado por el miedo y que ya no reconocía, tratando de consolar a mis padres... Se podría decir que esta película es el siguiente paso en mi "viaje del alma", del que Visage(s) d'Afrique también forma parte. Un viaje en el que me embarqué hace mucho tiempo, cuando dejé Italia hace más de 23 años. Esta película marca mi regreso a mi lugar de nacimiento. Es una oda al amor, un salvavidas arrojado al mar de la angustia y el retrato de un hombre que se ha convertido en un superviviente a pesar de sí mismo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy