email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2021 Competición World Cinema Documentary

Sam Hobkinson • Director de Misha and the Wolves

"Es una historia sobre contar historias"

por 

- Hemos hablado con el director sobre su documental, en el que los lobos no son los malos

Sam Hobkinson  • Director de Misha and the Wolves
(© Sundance Institute)

Proyectada en la Competición World Cinema Documentary en el Festival de Sundance, Misha and the Wolves [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sam Hobkinson
ficha del filme
]
trata de Misha Defonseca, autora de Misha: A Mémoire of the Holocaust Years, un best seller en el que describe su terrible infancia, que más tarde resultó ser falsa. Hemos hablado con el director Sam Hobkinson sobre la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La película nos recuerda la polémica en torno a El pájaro pintado. Es de locos la cantidad de casos similares que conocemos.
Sam Hobkinson:
Las “false memoir” (memorias falsas) son un género literario. En la época en la que salió el libro de Misha, había bastantes de ellos, escritos por personas que realmente sufrieron el Holocausto. Eran judíos y solo exageraban sus experiencias. Para mí, éste tenía capas y capas de verdad que podías quitar, todos los giros y vueltas, y decía algo sobre esta “industria del Holocausto”, en la que los supervivientes “protagonizan” sus historias. Probablemente era una pequeña mentira que creció y creció hasta el punto de dares cuenta de que no podía salir de ella. No es que se descarte la idea de que ella creó este mundo imaginario para aliviar su dolor, ya que creo que es parte de ello. Es conveniente que creamos que ella creía. Así no parecemos tan estúpidos al ser engañados. Sin embargo, no era todo una artimaña para ganar dinero ya que hay formas más fáciles de hacerlo. Estaba intrigada por la fe judía. Su primer marido era judío y se unió a su sufrimiento.

Tienes razón. Nunca se perdió en esa idea. Después de todo, no fue capaz de mentirle a Oprah Winfrey y se negó a aparecer en su programa.
Curiosamente, más tarde la vemos en un programa belga en directo y lo hace bastante bien. ¿Quién sabe? ¿Fue el carácter internacional de Oprah lo que le hizo pensar que [la verdad] iba a salir a la luz, o pensó que no podía mentir a tanta gente a la vez? Honestamente, creo que ella estaba molesta con su editor y puede que haya habido un poco de rencor en su decisión de no querer hacerlo. Es todo muy complejo y es lo que lo hace interesante.

Sin revelar mucho, “tomaste prestado” este concepto de engaño en la película. Es como ver una adaptación de Agatha Christie, con todo el mundo interpretando sus papeles: el presentador de la radio, el profesor, lo que se te ocurra.
El superviviente del Holocausto, el editor… Desde el punto de vista estructural, parecía que podía presentar a todos estos personajes nuevos y que podían dar una nueva luz a la historia. Quería hacer una película que comenzara como un documental histórico, pero después se convirtió en un thriller psicológico. Quería que el público se pusiese en la piel de los personajes para que las revelaciones se sintieran verdaderas.

Lo hace más lúdico, aunque sea una historia oscura. Ver a una mujer mayor convertirse en una detective… Se merece su propio spin-off.
Imaginé que tendría un papel tan importante en la película, pero no tenía motivo oculto: quería averiguar qué estaba pasando. No solo vivió las cosas que Misha dijo haber vivido, sino que no ganó nada de ello. Fue una película difícil de rodar, tenemos toda esta gente que, de algún modo, está corrompida y no quería que tuvieran la última palabra. Con respecto a Evelyn, encontramos este trozo en el que habla de cómo pasó de sentir que lo que hizo Misha era deplorable a quizá comprenderla un poco. Es una mujer muy elocuente y, aun así, le cuesta expresar lo que siente. Esto resume toda la película.

Había dinero de por medio, bastante, pero lo que realmente molestó a la gente fue que se jugara con sus emociones. Quería incluir a personas que fueran sus amigos y vecinos, los primeros en escuchar la historia. Se sentían culpables de haberla animado.

Es casi como si estuviera probando su material con ellos.
No creo que estuviera tan calculado. Era una pequeña y reconfortante historia y esta mujer se dio cuenta de que la podía contra muy bien. Lo que obtuvo fue compasión y fama, lo que se le acaba subiendo a uno a la cabeza. Entonces alguien te pregunta: “¿Podemos hacerlo más grande?” No creo que ese fuera su plan, pero le convenía. Es una historia sobre contar historias.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy