email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Suiza / Italia

Michele Pennetta • Director de Il mio corpo

"El abandono que muestro en mi documental es el reflejo de Europa"

por 

- El director italiano nos habla de su documental rodado en Sicilia, nominado a los Nastri d’argento, que se estrena en VOD en Italia el 26 de febrero

Michele Pennetta • Director de Il mio corpo

Después de recorrer varios festivales (estreno mundial en Visions du Réel antes de ser proyectado en el ACID de Cannes, Film Fest Gent, Busan IFF e IDFA, por nombrar algunos), Il mio corpo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Michele Pennetta
ficha del filme
]
, de Michele Pennetta, inició en septiembre un tour por las principales ciudades de Francia, incluida París, organizado por ACID, antes de ser un éxito en los cines franceses en noviembre, cortesía de Nour Films. Ese mismo mes, la película también se estrenó en Suiza, a través de Sister Distribution, así como en Inglaterra e Irlanda vía Curzon Artificial Eye (disponible en la plataforma curzonhomecinema.com). Ahora llega a Italia, a través de un distribuidor alemán (con un lanzamiento previsto para marzo), y estará disponible bajo demanda desde hoy, viernes 26 de febrero, gracias a Antani Distribuzione, en colaboración con Kio Film, y las plataformas Zalabb, #iorestoinSALA y CG Digital. La película, candidata al premio Nastri d’Argento, sigue las historias paralelas de Oscar, un niño siciliano que pasa los días rebuscando en los basureros ilegales en busca de chatarra, y Stanley, un inmigrante nigeriano que limpia la iglesia del pueblo a cambio de comida y alojamiento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: Il mio corpo concluye la “trilogía siciliana” que empezaste en 2013 con A Iucata, y que continuaste en 2016 con Pescatori di corpi [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, donde exploras temas recurrentes.
Michele Pennetta: Intenté desarrollar un punto de vista, examinar una realidad específica que se dirige a un público más amplio. Descubrí Sicilia en mi primera película, A Iucata, donde conseguí situarme en el microcosmos de las carreras de caballos ilegales. Fue el primer proyecto que me abrió los ojos a esos mundos paralelos. En mis otras películas, decidí explorar otros mundos, los márgenes, a los oprimidos. Me han dicho que mis historias son versiones modernas de Verga. Il mio corpo se basa en una historia de Verga, “Rosso Malpelo”, sobre las minas de azufre. Hice mía esa realidad; la exploré desde mi punto de vista.

Es una versión donde Sicilia que podría ser cualquier otro lugar.
No retraté una versión degradada de Sicilia, y, en realidad, la ubicación no se especifica (o sólo se dice una vez). Esta isla es un reflejo de Italia y de Europa; hay realidades que son típicas de nuestras sociedades, que muestran la negligencia por parte de las instituciones. Por este motivo, la película fue muy bien recibida en el extranjero. En Francia, me preguntaron si había grabado en Marsella, en el norte de África o en los Balcanes. Irónicamente, la universalidad de las dos historias viene del dialecto siciliano y de la lengua nigeriana, que proceden de una lengua común, como la simplicidad de algunos momentos y de algunas acciones, con las que cualquiera puede identificarse.

¿Es deber de los documentales hablar de este cambio global del mar?
Las imágenes en torno a la migración han alcanzado un punto de saturación. ¿Cómo ayudamos a las personas a comprender que estos mundos están más cerca de nosotros de lo que pensamos? En mi película, quería demostrar que el otro, esa diferencia, no sólo es representada por los migrantes. Siempre debemos observar para encontrar diferencias entre ellos y nosotros, pero algunos problemas, como el desempleo, son comunes. Me llevó mucho tiempo intentar conectar ambas historias con un hilo sutil.  

¿Estamos asistiendo a un renacimiento de la forma documental?
Yo diría un redescubrimiento. Me fui de Italia (suena absurdo), pero fui a Suiza para poder estudiar cine. Aquí cultivé una pasión por los documentales, en la zona francófona, que está relacionada con la gran tradición de documentales francesa, que de ninguna manera es un acontecimiento reciente. En Italia, Gianfranco Rosi fue reconocido por legitimar la forma documental, ganó el León de Oro por Sacro G.R.A. [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Gianfranco Rosi
ficha del filme
]
, y la frontera entre documental y ficción se rompió hace unos años. Pero producir un documental sigue siendo complicado. Il mio corpo es la primera coproducción que he hecho con Italia. En Europa, los documentales han experimentado un cambio de estatus, también desde el punto de vista de la distribución; ya no son un género de nicho en el mundo del cine. Ahora el público está más dispuesto a cuestionarse la realidad en la que vive.

Estamos viendo el principio del cambio en los hábitos de consumo audiovisuales, y en el equilibrio entre visionado en el cine y visionado en casa. ¿Consideras que esto es una ventaja para las películas a las que les cuesta más triunfar en el cine?
Para el periodo postpandémico, creo que esta alternancia entre cine y plataformas podría dar más visibilidad a ciertas películas. Necesitamos repensar los cines físicos, pero lo que nos espera es un futuro cercano donde las películas se estrenarán en el cine y a los pocos días aterrizarán en la plataforma de ese mismo circuito. Además, muchos festivales se han vuelto híbridos debido a la pandemia, y no me parece malo; puede ayudar al cine independiente a ser más accesible y a salir de los círculos cinéfilos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy