email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SITGES 2021

Raúl Cerezo y Fernando González Gómez • Directores de La pasajera

“El género fantástico te permite crear unos mundos donde poder hacer lo que quieres”

por 

- Dialogamos con este dúo de cineastas, responsable de una película terrorífica que no aconseja compartir furgoneta con desconocidas

Raúl Cerezo y Fernando González Gómez  • Directores de La pasajera
(i-d) Los directores Raúl Cerezo y Fernando González Gómez (© Festival de Sitges)

Conectamos vía zoom con Raúl Cerezo y Fernando González Gómez, los directores de La pasajera [+lee también:
tráiler
entrevista: Raúl Cerezo y Fernando Gon…
ficha de la película
]
, film que se presenta en el 54º Festival de Sitges tras haber participado en el Fantastic 7 de Cannes (leer más). Mientras el primero lo hace desde su casa, el segundo aparece, aparcado en doble fila, detrás de un volante, como si fuera el protagonista de su traviesa road movie.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo, cuándo y dónde os conocisteis; cómo germinó vuestra unión (artística)?
Fernando González Gómez:
Nuestros cortometrajes iban pululando por festivales y nos conocíamos de vista y por redes sociales, pero cuando Raúl participó en la organización de un festival donde yo fui con un corto mío conectamos.

Raúl Cerezo: Yo tenía el proyecto La pasajera y lo moví por muchas productoras, pero lo encontraban muy loco, así que se lo pasé a Fernando y le dije: "Mira el guion, a ver si te gusta”: le encantó y le ofrecí codirigirla. En dos semanas se activó su producción.

¿Se puede decir entonces que La pasajera es una película independiente y por eso habéis tenido libertad absoluta en su creación?
R.C.:
Total. Si cae en las benditas garras de cualquier productora importante, habría recibido opiniones varias para no ofender a un montón de colectivos y sería una peli divertida, pero nunca sería lo salvaje que es. Nos ha salido bien la jugada, pero si sale mal te la comes, porque no es una película barata.

F.G.G.: Estándar ya era una película loca, muy libre, con un guion con el que hicimos lo que nos dio la gana: la han definido como una comedia rara. La pasajera o Viejos, nuestro nuevo largometraje, tienen esta misma característica de libertad creativa y riesgo: basta con ver la película para comprobarlo. El género fantástico te permite crear unos mundos donde poder hacer lo que quieres.

Entonces, ¿lo habéis pasado rodándola tan bien como parece viéndola?
F.G.G.:
Fueron semanas duras de filmación, con mucha nocturnidad y alevosía, en bosques navarros y con bastante frío: me gusta hacer deporte y a veces comparo el rodaje con cuando estás haciendo una prueba ciclista y de pronto empieza a llover; entonces la cosa se vuelve épica, es aún más dura de lo que era, pero hay una motivación, que hace que lo vivas con cierto disfrute, a pesar del sufrimiento.

R.C.: Se pasó bien, pero fue muy duro. Recuerdo la cita de Steven Spielberg cuando terminó su película 1941 y dijo: “Lo hemos pasado de p*** madre, por eso esta película nunca será buena”, o sea, que si no hay un punto de sufrimiento, el largometraje no funciona. En La pasajera hubo esa diversión sí, pero trabajando mucho.

¿Siempre se rodó en exteriores? Porque parece que hay momentos en decorados…
R.C.:
Es una combinación de exteriores reales, de tres semanas de rodaje, con otras tres en interiores, en estudio. El departamento de arte replicó la furgoneta y era como un lego: se podía desmontar para poder colocar la cámara en cualquier ángulo.

F.G.G.: Normalmente, cuando tienes un coche metido en un plató, el movimiento del mismo se simula moviendo la cámara. Aquí no: se construyó una estructura con unos pistones hidráulicos que hacían que toda la furgoneta se moviera, permaneciendo la cámara fija.

Coincidís en temática de vehículo compartido con dos películas recientes: la comedia Con quién viajas [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, ya estrenada en cines españoles, y con lo próximo de Álex de la Iglesia (leer más).
F.G.G.:
Sí, es como un micro género.

R.C.: Cuando la rodábamos estábamos felices porque pensábamos que éramos los primeros en abordar ese tema. Cuando ya estaba rodada, nos enteramos de la existencia de la de Martín Cuervo y nos asustamos mucho, pero supimos que era una comedia con algo de suspense. Ya acabada la nuestra supimos de El cuarto pasajero, que por lo visto se parece a Con quién viajas. Lo bueno de la nuestra es que los chistes de coche compartido se diluyen rápido, para pasar a otra cosa.

F.G.G.: Queríamos meter en una furgoneta a gente variada y mostrar sus diferencias: igual hubiera ocurrido con una familia, por ejemplo.

Y hay planos en vuestro film que recuerdan a Sergio Leone y a Brian de Palma.
R.C.:
Sí, tenemos la referencia de la doble focal habitualmente empleada por Brian de Palma o Alfred Hitchcock: nos apasiona, pero apenas se utiliza en España.

F.G.G.: Nos gusta tanto ese recurso que lo hemos usado en una secuencia completa. Nos hemos inspirado en grandes cineastas que nos gustan: hemos utilizado sus mismos recursos, pero con nuestro estilo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy