email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Competición

Valeria Bruni Tedeschi • Directora de Les Amandiers

"Aún en los momentos más trágicos, siempre podemos reírnos"

por 

- CANNES 2022: La cineasta italo-francesa ha presentado una obra de madurez que vuelve a la juventud de los aprendices de actores del Théâtre des Amandiers de Patrice Chéreau

Valeria Bruni Tedeschi • Directora de Les Amandiers

Les Amandiers [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Valeria Bruni Tedeschi
ficha de la película
]
, el quinto largometraje como directora de Valeria Bruni Tedeschi, es su segunda película seleccionada en competición en el Festival de Cannes.

Cineuropa: ¿Hasta qué punto la película es autobiográfica?
Valeria Bruni-Tedeschi: Como en todas mis películas, parto de recuerdos reales y hago ficción. Lo que sigue siendo autobiográfico son las emociones. En la escritura se han mezclado mis recuerdos, los de Noémie Lvovsky y Agnès de Sacy, y los de antiguos alumnos de los Amandiers a los que entrevisté. Todos los personajes han sido escritos, y las actrices y los actores a los que elegí no se parecen en nada a sus modelos; por ejemplo, Sofiane Bennacer está relativamente alejada del personaje que escribí. De todas formas, yo quería que los actores se apoderen de los personajes y me despojen de mi imagen, de mi recuerdo. A este estilo se añadieron elementos que inventamos, por ejemplo, el personaje de la joven que suspendió el examen de ingreso a la escuela y que volvió como camarera de la cafetería pues más adelante, justo antes del rodaje, sentí que faltaba un personaje que encarnara a los perdedores. Pues hay que tener en cuenta hasta qué punto eran admirados esta escuela y este teatro: los Amandiers era el centro del mundo y todos los grandes artistas, actores y dramaturgos, venían a trabajar. Nosotros, los alumnos pequeños, nos cruzábamos con Piccoli, Koltès, Catherine Deneuve, Depardieu, Luc Bondy, etc. Era emocionante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El retrato de Patrice Chéreau parece muy realista. ¿Cómo trabajaste este personaje?
Habría que preguntarle a Louis Garrel porque yo no lo dirigí. Cuando escribimos el personaje, picoteamos en entrevistas, recuerdos, pero luego Louis Garrel creó su propio Chéreau. Yo no quería hacer un biopic, y aunque el personaje se llame Patrice Chéreau, no es Patrice Chéreau sino la visión personal de Louis Garrel sobre Chéreau. Sin embargo, había que representar la energía de Patrice, su inteligencia, su amor hacia los actores, pero son los secretos de creación de Louis.

¿Qué hay del tono de la película, donde el humor y el drama conviven permanentemente?
Le tenía mucho apego porque incluso en los momentos más trágicos, siempre podemos reír. En general, me refiero a estas tres palabras que tienen la misma raíz latina, humus, que significa tierra: humildad, humor y humanidad.

¿Cuál fue tu enfoque en el tratamiento histórico de la película, ya que la trama se desarrolla en los años 80?
Para la reconstrucción histórica, intenté ser más emocional, es decir, encontrar cosas que me despertaran emociones, por ejemplo, la música. Lo mismo para los decorados pues no intentamos reproducir a la perfección los años 80 e incluso hay algo contemporáneo en la película; pero algunos elementos de los decorados me despiertan emociones, como las cabinas telefónicas, pues no tenemos la misma conversación telefónica en una cabina que con un teléfono móvil.  

¿Por qué elegiste para la película la obra Platónov, de Chéjov?
Porque la habíamos representado en la escuela de los Amandiers y también habíamos hecho la película Hôtel de France, que es una adaptación. En un momento, consideré que eligiéramos otra cosa, pero eso hubiera añadido dificultades porque para Platonov ya teníamos el decorado, la puesta en escena, tenía la obra en la cabeza.

¿Cómo descubriste a Nadia Tereszkiewicz, la gran revelación de la película?
Trabajé con ella en Solo las bestias [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dominik Moll
ficha de la película
]
, de Dominik Moll. Cuando preparaba mi propia película, le hice hacer muchas audiciones con otras actrices, algo que no debió ser fácil para ella, porque quería saber si aceptaría perder el control. Para el personaje de Stella, era necesario que tuviera un gran deseo de ser actriz, un cuerpo deseado y deseable, el candor de alguien que no ha vivido mucho, que aparentemente no ha sufrido mucho, que tiene mucho dinero pero parece estar sola en la vida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy