email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Competición

Carlos Conceição • Director de Nação valente

"Lo más importante es romper muros y viejas ideas"

por 

- El director portugués nacido en Angola aún no da por perdido el pasado

Carlos Conceição • Director de Nação valente

Nação valente [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlos Conceição
ficha de la película
]
no es otro drama histórico: Carlos Conceição empieza en los años 70 con el conflicto entre Portugal y Angola pero no se queda ahí, ya que demuestra que los viejos problemas pueden volver si no prestamos atención. Hablamos con el director en Locarno, donde la película acaba de estrenarse en competición.

Cineuropa: Hay muchas sorpresas en tu película, pero parece que te centras en un punto: hay personas que sienten nostalgia hacia la guerra.
Carlos Conceição: Ocurre en muchas culturas y da miedo. Seguimos diciendo que esas voces han desaparecido, pero no es verdad. Siempre han estado ahí. En Portugal, esta guerra contra la independencia de las colonias parece muy reciente. Es como una fantasma que todavía sigue ahí, el elefante en la habitación. Pero puede pasar fácilmente de ser un tabú, algo que la gente niega, a un asesinato real. El actor Bruno Candé fue asesinado en la calle por un anciano blanco que quería que “volviera a su país” [el asesino sirvió en el ejército durante la guerra de Angola]. Nunca esperas que estas personas actúen según su discurso retrógrado, pero lo único que necesitan es una oportunidad y eso ocurre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Hay conflictos y conflictos: aquéllos con los que las personas se han reconciliado y los que todavía molestan. Supongo que el colonialismo está en el segundo grupo.
Soy de la primera generación que puede abordarlo y verlo desde cierta perspectiva. Ahora, en lugar de hacer una película histórica sobre hechos reales, quería crear una alegoría. Esta situación puede reflejar las experiencias de las personas que lucharon en la Guerra de Vietnam o de Afganistán, que fueron a Siria, Iraq o que están en Ucrania, por supuesto. Todos proceden del mismo lugar, del odio y la resistencia a la evolución, de esa sed de conquista y de poder sobre algo o alguien. Sigue ocurriendo, una y otra vez, y deberíamos tener una respuesta a estas alturas.

Es interesante que menciones Vietnam porque cuando muestras a los soldados en el bosque, volviéndose locos de aburrimiento, nos vienen a la mente varias referencias cinematográficas.
Cuando era niño había una guerra civil en Angola y otros conflictos en otros lugares, y recuerdo a las personas intentando seguir adelante con sus vidas. No recuerdo a ninguna persona que caminara en la dirección del conflicto, a menos que siguiera órdenes. Las personas tienen esa tendencia a sentarse y esperar, y eso les ocurrió a los soldados portugueses. Muchas de esas personas nunca habían estado en Portugal, ya que habían nacido en las colonias. ¡Es como luchar contra la independencia de tu propio país!

Sentía curiosidad por las interacciones con las mujeres en tu película. Todas se vuelven agrias, además de un encuentro bastante impactante. ¿Por qué?
Pensé en la idea de la patria y siempre la vi como una diosa con forma de mujer. En la cultura portuguesa, y no es la única, existe la presencia de las mujeres como figuras matriarcales. Buscaba diferentes representaciones de eso en la película.  

La violencia hacia las mujeres, a veces hacia los niños, siempre prevalece durante la guerra. Y nunca ha desaparecido. Según un estudio que leí, en África se viola a una persona cada tres segundos. Es algo horrible y no se habla de ello. Hablamos de una nueva guerra, de las políticas de Estados Unidos, pero eso lleva décadas repitiéndose. Las tres mujeres de la película son tres arquetipos. Está la mujer religiosa que para mí representa el colonialismo, una voz europea en un país africano que dice que su Dios es la verdad. Luego está la chica bien intencionada no espera el mal y representa el territorio del que se han aprovechado. Para mí, es el giro más violento de la película, basado en la historia que escuché. La tercera es como un personaje de una tragedia griega. Tiene el cuerpo de una pecadora, como dirían los cristianos, pero es la fuerza ética que trae la revelación de la verdad. Se trata de derribar muros y viejas ideas, algo que deberíamos hacer todos los días.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy