email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Competición

Alessandro Comodin • Director de Gigi la legge

"La película es, de alguna manera, un homenaje a los personajes típicos de los pueblos"

por 

- En su nueva película, que se ha llevado el Premio Especial del Jurado del festival, el director italiano explora las fronteras entre ficción y documental

Alessandro Comodin • Director de Gigi la legge
(© Locarno Film Festival/Ti-Press/Massimo Pedrazzini)

Gigi la legge [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alessandro Comodin
ficha de la película
]
, la última película del director italiano Alessandro Comodin, ha recibido el Premio Especial del Jurado en la Competición Internacional del Festival de Locarno. Hemos hablado con el cineasta sobre la complejidad que implica encontrar los detalles adecuados en un lugar y un personaje que conoce demasiado bien.

Cineuropa: ¿Puedes contarnos algo más sobre el lugar donde se ambienta la película?
Alessandro Comodin: Es mi ciudad natal, un pequeño pueblo en la región de Friuli. Me fui de allí tan pronto como tuve la edad suficiente y nunca volví. Es un lugar que conforma gran parte de mi imaginación. Está el jardín de mi abuela, en el que jugaba mucho cuando era niño, donde imaginaba muchas historias. Este jardín pertenece ahora a Gigi, mi tío. Él siempre formó parte del jardín, y yo empecé allí. Fue fundamental encontrar los detalles adecuados dentro de este sitio, que conozco de memoria. Fue un proceso bastante complejo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cuánto hay del Gigi real en el protagonista de la película?
Es difícil de explicar. Gigi es igual en su vida que en la película. El auténtico desafío era mostrar todo lo posible del Gigi que yo conozco, tantas facetas como fuese posible, así como mi punto de vista sobre él. Sin embargo, cuando colocas una cámara frente a alguien, la realidad cambia. Construimos una estructura complicada, basada en distintas situaciones, para crear un mundo paralelo que resultase real para Gigi. Todo lo que ocurre y lo que dice es real, todos sus compañeros de trabajo son reales. Solo la joven policía es actriz, pero la situación en la que le asignan una nueva compañera con la que habla por radio también es real. Gigi es una persona que actúa con mucha facilidad en la vida. Es la forma que tiene de encontrar la distancia adecuada y defenderse de este mundo cerrado que lo rodea. Sus compañeros le han puesto el apodo de "Gigi la legge” (“Gigi La Ley"), para burlarse de él porque lo hace todo mal. Gigi lo sabe, es muy inteligente y educado. Se parece a uno de esos personajes legendarios, y la película es de alguna forma un homenaje a esos personajes típicos de pueblo.

¿Cómo preparaste a Gigi para el rodaje?
Ese es el verdadero desafío, pero también el encanto de este tipo de películas. No puedes trabajar de la misma forma que con las películas clásicas. No puedes seguir las mismas jerarquías. Las personas que están frente a la cámara son tan importantes como las que están detrás. Escojo a los miembros de mi equipo con mucho cuidado. La mayoría eran amigos de Francia con los que ya había trabajado, pero la prueba final era realmente el propio Gigi. Presté atención a cómo reaccionaba a esta gente. No había una separación real entre un círculo interno y otro externo en el equipo.

¿Querías que Gigi hablase con acento friulano o era parte del enfoque naturalista?
No lo utilicé como símbolo de nada. Odio cuando se instrumentalizan acentos o dialectos en las películas. Hay una tendencia en las películas italianas a relacionar un acento con un personaje concreto. Algunos acentos se consideran más bonitos que otros. Muchos actores acaban siendo doblados. Creo que el lenguaje es una parte esencial de nuestra identidad. Para mí, tratar el acento de Friuli con la mayor naturalidad posible era muy importante a nivel autobiográfico. Siempre había tenido la impresión de que no se puede decir algo inteligente, algo bello o serio en este dialecto. Pero es mi lengua materna, y es positivo superar este prejuicio.

¿Puedes contarnos algo más sobre las dos canciones de pop italianas que escogiste para la película?
No me gusta usar una banda sonora o cualquier sonido que subraye ciertas escenas de la película para explicarle al público lo que tiene que pensar. Pero sí me gusta usar canciones que ya existen y que hacen referencia a un imaginario colectivo. Me gustan las canciones que tienen una conexión con lo que se trata en las escenas, me gusta utilizarlas como comentario irónico. La primera canción es de Julio Iglesias. En un principio, tenía miedo de que fuese demasiado vintage, pero luego vi cómo Gigi y su compañero empezaban a cantarla, y fueron ellos los que decidieron que estaría en la película. Creo que encaja con la imagen que Gigi quiere transmitir de sí mismo. Para la segunda canción probé diferentes temas y observé qué tipo de reacciones provocaba en los rostros de los dos personajes.

¿Tenías mucho más material del que empleaste finalmente?
Era la primera vez que filmaba en digital. Y sí, con esta nueva técnica tenía demasiado material cuando terminamos. Me di cuenta de que rodar en celuloide me aportaba un ritmo diferente, más disciplinado, con una densidad de rodaje diferente. Tenía mucho material malo que tuvimos que cortar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy