email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Cineasti del presente

Tereza Nvotová • Directora de Nightsiren

"Nos dimos cuenta de que muchas de nuestras queridas tradiciones existen para preserver el statu quo"

por 

- La directora eslovaca habla de su película, que trata las tradiciones conservadoras y la emancipación femenina, y que le ha reportado el Leopardo de Oro en la sección Cineasti del presente

Tereza Nvotová • Directora de Nightsiren
(© Locarno Film Festival/Ti-Press/Massimo Pedrazzini)

La cineasta eslovaca Tereza Nvotová ha estrenado mundialmente su último largometraje de ficción, Nightsiren [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Tereza Nvotová
ficha de la película
]
, en la competición Cineasti del Presente de Locarno, donde la película ha recibido el Leopardo de Oro. Nvotová dio el salto del cine documental al cine de ficción con su drama sobre violaciones, Filthy [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Tereza Nvotová
ficha de la película
]
. Su segundo largometraje supone una valiente desviación de su debut en la ficción, incorporando imágenes más surrealistas y toques de realismo mágico en una historia de terror popular que aborda la misoginia y la profundamente arraigada desigualdad de género. Filthy y Nightsiren comparten el tema central de la emancipación femenina, en el caso de esta última, a través de una subversión de los estereotipos y costumbres sociales. Hemos hablado con la directora sobre las tradiciones conservadoras, el patriarcado y el empoderamiento femenino.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En Nightsiren, confrontas dos tramas y visiones del mundo, el patriarcado representado por la sociedad, y una protagonista femenina que busca la emancipación. ¿Por qué era importante para ti este choque?
Tereza Nvotová: Porque no hay nada que podamos hacer si las propias mujeres no tienen el deseo de vivir de una forma diferente. Quería inspirarlas a tener nuevas ideas sobre sí mismas. Conozco a muchas mujeres en mi país que ni siquiera se plantean una vida diferente a la de tener hijos, un marido y un hogar que cuidar. A mí también me llevó mucho tiempo preguntarme qué es lo que realmente quería. Y cuando lo hice y lo compartí, hubo una reacción inmediata: “¿No quieres ser madre? ¡No eres una mujer!”.

La misoginia, la xenofobia y la histeria colectiva son otros de los temas que trata la película. ¿Cómo fue el proceso de investigación?
Crecer en Eslovaquia fue una investigación bastante profunda en sí misma. La mitad de mi familia es de un pueblo. Pasé mucho tiempo en una pequeña sociedad rural, así que diría que también forma parte de mí. Pero eso no fue todo. Usamos el pueblo como un antagonista colectivo para reflejar todo aquello que consideramos que está mal en nuestra sociedad. El miedo a lo desconocido y a lo diferente es lo que impulsa los peores crímenes. Ha sido así durante siglos.

¿Por qué decidiste ambientar la historia en un entorno rural e incorporar aspectos folclóricos y costumbres locales en la narrativa?
Pensamos que si queríamos hablar de grandes temas, necesitábamos simplificarlo. Este ambiente de pueblo pequeño ofrece una oportunidad perfecta para representar cómo estos problemas del pasado todavía prevalecen en el mundo moderno. Barbora Namerova encontró un estudio etnológico que investigaba las creencias supersticiosas sobre "brujas" en la Eslovaquia contemporánea. Nos sorprendió el hecho de que todavía es un miedo muy extendido. Empezamos a fijarnos en todo tipo de rituales que aún se mantienen en nuestra sociedad y a preguntarnos cuál es exactamente su propósito. Nos dimos cuenta de que muchas de nuestras amadas tradiciones existen para preservar el statu quo: las mujeres tienen que ser fértiles, los hombres deben ser fuertes, las mujeres sirven a los hombres, los hombres protegen a las mujeres. Y si alguien no se ajusta a esto, se convierte en un peligro para la comunidad. Así de simple y aterrador.

Nightsiren utiliza elementos del cine de género. ¿Por qué optaste por esto?
Usamos el género porque era la forma más natural de contar esta historia. Si hablas de brujas, magia, miedo y trauma, quieres sumergir al público en este mundo, para que puedan sentirlo. Si una película no deja algún tipo de huella emocional, no la considero una buena película. Cuando era joven, el género se consideraba algo de segunda. Y muchas de esas películas parecían cursis y con pocos medios. Sin embargo, hoy en día el cine es mucho más libre. Puedo emplear cualquier formato o género para provocar el impacto que busco. Es natural que los festivales de cine hayan visto y apoyado este cambio.

En la película empleas un lenguaje cinematográfico muy moderno. Por ejemplo, la noche del solsticio de verano se representa de una forma poco convencional. ¿Cómo ocurrió esto?
Supongo que nos permitimos soñar en grande con esta película. No pensamos en que debía encajar en ninguna categoría. Simplemente, jugamos con las herramientas que nos dimos a nosotras mismas. Por ejemplo, la noche del solsticio fue una colaboración entre la guionista, el director de fotografía, las personas encargadas de la coreografía, el maquillaje, la música y yo. Tenía una idea vaga de lo que quería, pero invité a estas personas a crearlo juntas. ¡Funcionó y fue divertido!

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy