email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Competición

Valentin Merz • Director de De noche los gatos son pardos

"Quería que los actores y sus personajes tuviesen espacio suficiente para explorar sus deseos"

por 

- Con su primer largometraje, el director suizo nos lleva a un misterioso mundo de deseo, revolución y ligereza

Valentin Merz • Director de De noche los gatos son pardos
(© Andrea Film)

De noche los gatos son pardos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Valentin Merz
ficha de la película
]
, de Valentin Merz, seleccionada en la Competición internacional del Festival de Locarno y mención especial del jurado del Premio Swatch a la Mejor opera prima, no es solo un thriller. Se trata más bien de un viaje que transforma la sensualidad en poesía, y los dramas de la vida en benevolente ligereza impregnada de humor. Hablamos con él durante su estreno en Locarno.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo trabajaste en la construcción del guion? ¿Cuál es el hilo rojo, el alma de la película?
Valentin Merz: Aunque al final la película no se resuelva, la trama policial podría considerarse el hilo conductor narrativo de la película. Desde mi punto de vista, la última discusión que el inspector tiene con una de las actrices, delante de un cine, es esencial. Cuando dice que a todo el mundo le gustaría saber lo que pasó con Valentin, la actriz le responde: “sí, pero todos vamos a desaparecer algún día”. Para mí, esta respuesta es una de las claves de la película. El objetivo principal no se encuentra en la investigación policial sino en todas partes.

Espero que las personas sientan el deseo que yo siento por los personajes, los actores y las actrices de la película. Aunque hablo de temas profundos como el amor, la sexualidad y la muerte, quería impregnar la película de una ligereza que reivindico. La manera en que abordo estos temas, refleja mi visión del mundo. Intento aceptar la fatalidad de la muerte, la fugacidad de la vida, que más allá de la historia, es uno de los verdaderos hilos conductores de la película. Espero que el público se divierta viendo mi película. Estoy convencido de que se puede ser a la vez profundo y ligero, intenso y divertido.  

¿Qué relación tienes con tus actores y actrices?
Formamos una especie de comunidad. En cuanto al dispositivo que enmarca las escenas, sabíamos más o menos lo que iba a pasar, pero no había diálogos preestablecidos. Por ejemplo, para las escenas de los interrogatorios, empezamos con un plano largo y ni los gendarmes ni los personajes interrogados sabían lo que los otros iban a decir. De repente, era como un interrogatorio de verdad. Después, hacíamos primeros planos donde escenificábamos cosas que habían sido dichas de manera espontánea en la primera toma, pero también era el momento de deslizar la información que necesitábamos para la construcción de la historia. En la elección de los actores y actrices, para mí era esencial trabajar con personas que tuviesen bagajes culturales muy diferentes. Espero que esta heterogeneidad se sienta en la película.

Haces una conexión entre las teorías de Félix Guattari y el trabajo del director con su grupo. ¿Podrías desarrollar eso?
Dudo mucho al citar a Guattari porque no quiero poner en paralelo el mundo del cine y el de la psiquiatría. Según él, uno de los principales problemas de la institución psiquiátrica es su estructura jerárquica y los pacientes necesitan ganar confianza mediante la atribución de responsabilidades. Así que se le ocurrió un enfoque diferente: los pacientes cocinan para sus cuidadores, los guían, limpian y escenifican obras de teatro… Este enfoque me dio la idea de implicar al equipo de rodaje y a los actores más allá de las tareas que generalmente les son atribuidas. Aunque eso no facilitó la organización, el impacto sobre el rodaje ha sido extremadamente positivo. El equipo se sintió más implicado y desinhibido; las jerarquías y las fronteras que pueden existir en un rodaje fueron allanadas. Para la dinámica de esta película, era muy importante que cada uno hiciera varias cosas. Aunque hubiera personas potencialmente complicadas, el dispositivo puesto en marcha impidió que lo fueran. Yo también hacía cosas más allá de mis tareas como director, y pienso que eso ayudó mucho al equipo a desinhibirse.  

¿Qué papel desempeña la sexualidad en tu película? Desde este punto de vista, ¿podemos definir tu película como militante?
Me gusta mucho que hables de militancia, pero lo verdaderamente importante para mí es diversificar las representaciones de la sexualidad: la mini escena de bondage, la objetofilia o incluso las escenas de amor romántico y pasional lésbico y gay. Yo quería que los actores y actrices y sus personajes dispusieran de espacio suficiente para explorar sus propios deseos. Quería celebrar la sexualidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy