email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2022 Competición

Fernando Franco y Koldo Zuazua • Director y productor de La consagración de la primavera

“Bailamos bien juntos, nos complementamos perfectamente”

por 

- Charlamos con los dos experimentados profesionales, que con este film alcanzan su tercera colaboración juntos

Fernando Franco y Koldo Zuazua • Director y productor de La consagración de la primavera
El productor Koldo Zuazua y el director Fernando Franco (© Zineuskadi)

La consagración de la primavera [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fernando Franco y Koldo Zu…
ficha de la película
]
es la tercera película en la que han trabajado juntos el sevillano Fernando Franco, como director, y el vasco Koldo Zuazua, coproductor: ya lo hicieron anteriormente en La herida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fernando Franco
ficha de la película
]
(2013) y Morir [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fernando Franco
ficha de la película
]
(2017). Todas ellas han participado en diferentes ediciones del Festival de San Sebastián. Nos reunimos en el Kursaal, sede central del certamen, para charlar con ellos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Desde cuándo os conocéis y colaboráis?
Koldo Zuazua:
Conocí a Fernando en la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid – ECAM. Le recomendé como editor a Juan Solanas y siendo yo jurado de proyectos de cortometrajes en Gijón había uno titulado La espera que me resultó atractivo y diferente, aunque no ganó. Me puse en contacto con su equipo para ser productor, logré financiación de Euskadi y nos pusimos cuatro empresas en modo de coproducción, convirtiéndose finalmente en la película La herida. Fue una relación bastante satisfactoria tanto a nivel personal/profesional como de resultados: eso nos llevó a hacer Morir. Ahora estamos trabajando en tres proyectos, ha salido La consagración de la primavera y tenemos otro en el horno, además de una serie.

Lo difícil a veces es mantener esa fidelidad. ¿En qué se basa?
Fernando Franco:
En la confianza y el respeto mutuos: bailamos bien juntos, nos complementamos perfectamente. Algo tan sencillo como eso.

K.Z.: He trabajado con mucha gente en mi carrera y voy viendo aquellas personas que me interesan más por cómo afrontan el proceso creativo y dirigen, e independientemente de que el cine de Fernando no es sencillo comercialmente y para financiarlo hay que lucharlo, su estilo y resultado me resulta atractivo y admirable.

F.F.: El talento a la hora de construir el dominó de la financiación lo tiene Koldo y los míos no son proyectos fáciles de levantar: La herida estaba al borde del precipicio y él consiguió reflotarlo, sacándolo adelante. Y Morir también la financió Koldo, con ese título tan complicado…

Y en el caso de La consagración de la primavera, ¿cómo os involucrasteis?
F.F.:
De manera natural me sale escribir y cuando tengo algo legible se lo paso a Koldo, a ver qué le parece: a veces mejor o peor.

K.Z.: Fernando ha escrito dos guiones en paralelo: el de este film y Subsuelo, adaptación de la novela del argentino Marcelo Luján, siendo yo más fan de este último, pero LaZona pujó más por La consagración y por eso ha salido ése antes. El sumar otra productora al proyecto nos permite diversificar y también tiene peso en la industria, así que suma y estamos satisfechos con esta unión.

¿El título La consagración de la primavera remite al libro homónimo de Alejo Carpentier o al ballet de Igor Stravinski?
F.F.:
A ambos, pero en la película suena Stravinski. Esta cinta es más luminosa que mis anteriores y el título lo tenía que señalar: había algo en el concepto de primavera como renacer, y en la consagración con algo que es profano y alcanza un estatus más elevado que me gustaba. La relación que tiene el personaje central con el sexo, que al principio es más sucia, de repente adquiere otra dimensión.

La sexualidad es importante en la película. ¿Habéis discutido también desde la producción sobre este a veces peliagudo tema?
K.Z.:
Es un asunto que hablamos y apostamos por rebajarlo, porque el guion inicial era más explicito y radical: lo suavizamos un poco. Pero luego, conociendo al personaje real, te arrepientes, porque son prejuicios que uno tiene desde el desconocimiento, porque ves a los discapacitados desprejuiciados, traspasan esas barreras con facilidad absoluta y tienen superados esos traumas. Ha sido, en ese sentido, todo un aprendizaje.

F.F.: Es verdad que versiones previas del guion iban más allá, pero Koldo nunca me ha impuesto nada y él sugería que estaría bien suavizar un poco, y no estoy nada arrepentido, porque se trata de un tema medio subterráneo y al imprimirle más luz se ayuda a normalizar lo que ves. En el término medio que encontramos estaba la virtud, como decía Aristóteles.

Recuerdo una película de Jo Sol, titulada Vivir y otras ficciones [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jo Sol
ficha de la película
]
, que ya hablaba de los asistentes sexuales. ¿Deseas visualizar este oficio?
F.F.:
Sí, hablé con Jo Sol mientras preparaba mi largometraje, porque en esa película aparece un personaje ligado al tema del asistente sexual. Yo no quería hacer un film sobre ellos, pero sí quería mostrar una realidad que sirve como detonante de una relación y que tiene que ver con la intimidad, yendo luego por otros derroteros. Porque en mi película tanto la protagonista ayuda al chico, como al revés.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy