email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2022 Competición Óperas primas

Alejandro Rojas y Juan Sebastián Vásquez • Directores de Upon Entry

"Intentamos que la película fuese lo más orgánica posible, hacerla crecer desde el interior de los personajes"

por 

- Los directores venezolanos afincados en España canalizan en su íntimo drama los miedos de muchos migrantes

Alejandro Rojas y Juan Sebastián Vásquez • Directores de Upon Entry

Alejando Rojas y Juan Sebastián Vásquez, residentes en Barcelona, presentaron su debut como directores en la Competición Óperas primas del Festival Black Nights de Tallin, donde ganaron el Premio FIPRESCI. Upon Entry [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alejandro Rojas y Juan Seb…
ficha de la película
]
imita una inspección de una pareja en el aeropuerto de Nueva York con la oficina de inmigración estadounidense. Hemos hablado con los directores, que nos han contado sobre su experiencia personal sobre la emigración y cómo ha sido una de las principales inspiraciones para la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué queríais contar esta historia?
Juan Sebastián Vásquez:
Teníamos otras historias parecidas en mente cuando empezamos a hablar sobre este proyecto. Todas estaban relacionadas con diferentes temas del proceso de emigración y cómo de importante es esta situación en la vida de una persona. Queríamos crear una película que mostrase el poder autoritario que tiene una persona cuando pregunta a otra o a una pareja sus razones para emigrar, quizás preguntas relacionadas con sus orígenes, orientación sexual o el color de la piel, sobre todo. Esto puede destrozar vidas, y no queríamos crear una película que solo muestre el proceso de inmigración, también queríamos enseñar las repercusiones emocionales.

Alejandro Rojas: Es una historia personal, en cierta manera, porque los dos somos de Venezuela. Se basa en hechos que nos han pasado a nosotros, de forma similar, o en historias de gente a la que conocemos.

¿Fue difícil obtener experiencias de otras personas y encontrar más ejemplos como este?
J.S.V.: Por desgracia, fue muy fácil encontrar este tipo de historias, muchas de ellas ya nos habían sucedido a nosotros. La película presenta lo que le pasa a esta pareja cuando llega a Estados Unidos, pero también refleja lo que hemos sufrido muchos latinoamericanos en España. Elena empieza a darse cuenta del privilegio que ha tenido hasta entonces, como española en España. Es una historia universal sobre la gente de Sudamérica y su miedo a cruzar la frontera. Cuando comenzamos a escribir el guion y se lo contamos a la gente, muchos de ellos compartían estos sentimientos con nosotros. Pasar la aduana, cruzar la frontera, ir a la policía, … Para muchos es una pesadilla. Un director chileno, por ejemplo, nos contó que evita pasar por Estados Unidos cuando viaja a Europa. Contactamos con algunas personas para cosas más específicas como la lotería de los visados, por ejemplo, porque no sabemos mucho sobre el tema, pero sí que entendíamos la mayoría de los otros temas porque nos han pasado o a nosotros o a nuestros familiares.

A.R.: Muchas de estas historias no se llegan a contar, tristemente. Sobre todo, porque nos hemos acostumbrado a ellas, muchas de ellas suceden todo el rato, en un grado mayor o menor, pero ninguna de estas situaciones puede considerarse más o menos violentas, porque todas lo son. Lo que hacen es infligir un nivel de violencia verbal que es tan dura como cualquier otra y la gente se ha acostumbrado. No solo pasa en Estados Unidos, nos hemos basado en una de sus salas de inmigración porque ambos hemos estado en una, pero en realidad pasa en todos lados. Todo vuelve a lo mismo, si tienes un pasaporte dudoso a su parecer y de dónde vienes.

¿Hablasteis también con funcionarios de inmigración?
J.S.V.: Nuestra actriz, Laura Gómez, que interpreta a la funcionaria, tiene un primo que es funcionario de inmigración. Fue muy interesante para ella, obtener más información sobre el trabajo. Mucha de la información que necesitábamos ya estaba ahí, muchas de las series de televisión representan el día a día de estos funcionarios, es información fácil a la que acceder. Muestran el poder que estos funcionarios tienen. Vemos varios temas relacionados con el racismo, es horrible y doloroso de ver, pero es incluso peor cuando piensas que estás viendo una versión suavizada y que los peores casos no se enseñan. Es difícil de digerir, y ver que Europa y Estados Unidos pasan por alto el hecho que ellos también son culpables de la situación por la que algunos países están, y por las razones que algunos de sus habitantes quieren emigrar. Ver como se señala a estas personas como si fueran el problema es bastante triste.

A.R.: Y, claro, a veces se equivocan, bastantes veces, de hecho. Pero su actitud es parte de su trabajo, esta actitud nos dice algo, que no va a parar nunca.

¿Qué tenemos que entender de la situación de Diego?
J.S.V.: Hay algunas preguntas que solamente se preguntan según el país de procedencia. Nos hace ser más críticos sobre algunas cosas. Su situación es esa excepción que hace que le pregunten sobre su motivación y en una relación, la nacionalidad de una persona puede ser lo que alguien busca, lo que necesitas, puede ser un cambio de la situación. Aparte de eso, ambos sabemos el sentimiento de desesperación de no querer regresar a Venezuela. Y claro, Diego tiene algunos problemas, es inseguro, pero solo nos damos cuenta de esto a través de su situación.

A.R.: Las autoridades le interrogan porque es de Venezuela. Desde el punto de vista de la pareja, es devastador que algo tan simple como la nacionalidad de Diego, que no ha causado ningún tipo problema entre ellos hasta ahora, provoque que su mundo se derrumbe en el peor momento y lugar.

¿Os inspirasteis en algún cineasta en concreto para crear el concepto visual de la película?
A.R.:
Sidney Lumet y su obra ha sido una gran inspiración. Es como crea escenas que parecen tan simples que es fascinante. Siempre va al grano, te deja sentir a los personajes. Intentamos que la película fuese lo más orgánica posible, hacerla crecer desde el interior de los personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Helena Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy