email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2023 Competición World Cinema Dramatic

Veerle Baetens • Directora de When it Melts

"Quería intentar entender este silencio, y ayudar a la gente a entenderlo también"

por 

- La actriz flamenca conocida a nivel internacional habla con nosotros sobre su primer largometraje como directora, una película sin concesiones sobre una joven perseguida por su pasado

Veerle Baetens • Directora de When it Melts
(© Thomas Sweertvaegher)

Veerle Baetens, actriz flamenca conocida a nivel internacional, sobre todo por su conmovedora interpretación en Alabama Monroe [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Felix Van Groeningen
entrevista: Felix Van Groeningen
entrevista: Felix van Groeningen
ficha de la película
]
, se pone detrás de la cámara en When it Melts [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Veerle Baetens
ficha de la película
]
, un primer largometraje sin concesiones sobre una joven perseguida por su pasado y que busca saldar las deudas en el presente, programada en la Competición World Cinema Dramatic de Sundance.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
tourmaletfilms_rotterdam

Cineuropa: ¿De dónde viene tu pasión por el cine, y cómo pasaste de la interpretación a la dirección?
Veerle Baetens: En casa, teníamos muchos DVDs, y yo veía películas constantemente. Cuando tuve que elegir mis estudios, pensé en ir al RITS, una escuela de cine de Bruselas, pero de forma paralela, también aprobé el examen de ingreso al Conservatorio, en la sección comedia musical, lo cual estudié. Elegí estar delante de la cámara y no detrás. Pero las ganas ya estaban ahí, escondidas en alguna parte.

¿Cómo se convirtió The Melting (Het Smelt), de Lise Spit, en tu primera película?
Hace unos años, el productor Dirk Impens me propuso dirigir la adaptación de un libro cuyos derechos había adquirido. Lo leí, y la historia me conmovió. Pensé que era un regalo magnífico. Pero Dirk Impens detuvo la producción, y tuve que encontrar un nuevo productor (Bart Van Langendonck de Savage Film). Así que podemos decir que es un proyecto por encargo. Pero en la actualidad no lo veo así, después de 6 años con él.  

¿Qué te interesó de esta historia?
El sentimiento que puede tener Eva de no sentirse guapa, de sentirse rechazada por los chicos, es algo que yo viví de niña. Y luego su soledad, en la vida adulta, reveló algunas heridas en mí. Siempre me he preguntado cómo podemos vivir con tanta falta de comunicación. Aprendí a expresarme, gracias a mis padres, y a mi trabajo, pero siento que comparto algo de la sensibilidad, de las incertidumbres de Eva. Quería intentar comprender este silencio y también de hacerlo comprender. Algunos piensan que es muy fácil “esconderse” siempre detrás de los acontecimientos traumáticos del pasado para explicar el presente, pero yo quería transmitir que algunas personas no tienen la posibilidad de levantarse y pelear. También habla de amarse a sí mismo. La Eva niña hace de todo para hacerse querer por los demás, antes de encerrarse y de engancharse a su hermana, que es todo lo que a ella le falta, pero nunca aprenderá a amarse a sí misma.

Por otro lado, en el libro, las personas que rodean a Eva son muy frías. Yo no quería eso. Por supuesto, sentimos que va a ocurrir una desgracia, pero quería mostrar que las personas no son intrínsecamente malas. Pueden ser heridas, debilitadas, y hundirse también en el silencio.

¿Cuál es la peor herida para Eva, la crueldad de los niños o la traición de los adultos?
Cuando leí el libro, para mí lo peor era la traición de los adultos. Lo que hacen los niños es el resultado de una cadena de acciones que no necesariamente tienen una base cruel. Pero los padres ausentes, absorbidos por sus problemas o sobrepasados por los acontecimientos, la destruyen. Eva deja la infancia, y se descubre mujer (o no precisamente) en la mirada de los chicos. Ella sufre porque sus dos mejores amigos, chicos, no la ven como una chica. En ningún momento la miran desde el prisma de la seducción y el deseo.

Está claro que a esa edad, los mandatos sociales enfrentan a los chicos y a las chicas. Yo me sentía como la Eva niña, quería agradar, y la mirada de los otros, sobre todo de los chicos, era muy importante. Eso forma parte de quien soy, ese deseo de agradar. Creo que quise distanciarme de esa sumisión a la mirada de los demás. Las actrices suelen ser objetos de deseo de los cineastas, y a veces también del público. Creo que estaba un poco harta. Pasarme a la dirección también era una forma de convertirme en sujeto, de ser depositaria de ese deseo, y de intentar hacer algo justo y respetuoso.

¿Cuál fue el principal reto de esta ópera prima?
Lo más difícil fue lograr crear empatía por la Eva adulta. Es un personaje que se aísla, que también consiguió hacerse más activa. Y también quería que llorásemos por la adulta, no solo por la niña. La película habla de temas muy duros, y yo no quería que también fuesen duros en la forma; había que encontrar cierta fluidez, y crear una conexión entre la emoción que desprende Eva niña, y Eva convertida en una joven reservada y solitaria.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy