email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2023 Competición

Bertrand Bonello • Director de La Bête

"El cine y la hipnosis van bien juntos"

por 

- VENECIA 2023: El cineasta francés ofrece algunas claves para descifrar su subyugante, y ampliamente ambiciosa, película

Bertrand Bonello  • Director de La Bête

Con la asombrosa La Bête [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bertrand Bonello
ficha de la película
]
, Bertrand Bonello participa por primera vez en la competición principal del Festival de Venecia. El cineasta francés nos ofrece algunas claves para descifrar su película.

Cineuropa: ¿Cómo nace la idea de la película, una adaptación extremadamente libre de La bestia en la jungla, de Henry James?
Bertrand Bonello: Quería enfrentarme al melodrama, lo que me llevó de vuelta a Henry James, porque este relato es uno de los melodramas más bellos sobre la idea del fracaso. Sin embargo, el melodrama es mucho más que el fracaso. Dentro de eso, también quería enfrentarme al género, porque creo que el miedo y el amor son cosas que van muy bien juntas. Otra de mis intenciones era mezclar épocas, trabajar la temporalidad, cosa que ya había hecho, pero nunca hasta tal punto. También quería acercarme un poco a la ciencia-ficción y por eso el punto de partida de la película es el futuro. No pensé que fuera a resultar tan contemporáneo cuando escribí la historia, viendo la cantidad de artículos sobre inteligencia artificial que se publican hoy en día. Todos estos deseos se unían a un deseo fundamental: tener, por primera vez, una protagonista femenina.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué nos puedes contar de la elección de las tres épocas: 1910, 2014 y 2044?
1910 es un poco posterior al relato, pero quería que fuera una época luminosa, ya que en ese momento aún creíamos que el siglo XX sería maravilloso. También buscaba combinar, en cada época, la idea de una catástrofe íntima y otra más colectiva, en este caso la gran inundación de París en 1910. En cuanto a 2014, dado que el personaje interpretado por George MacKay se inspira en una persona real vinculada a la fecha (el asesino Elliot Rodger), la acción tenía que ocurrir antes de 2018 y de la era MeToo. Por otra parte, también es el periodo en el que la catástrofe de la amnesia provocada por las redes sociales crea este tipo de personajes en Estados Unidos. Finalmente, opté por 2044 porque quería que fuera un futuro muy cercano, que casi podamos tocar con los dedos: es el mañana. Trabajar en ciencia-ficción no es sencillo y quería evitar los tropos más habituales, que son el exceso de tecnología o la visión postapocalíptica. Por eso, elegí un mundo parecido al que tenemos ahora, transformándolo más en su modo que en su estética: visualmente, elegí vaciarlo en lugar de llenarlo.

¿Concebiste la película como una hipnosis?
Tiene algo que ver con la idea de viaje, y no solo a través del tiempo. También es un viaje sensorial, quizá incluso físico. Todo esto puede acercarlo a la hipnosis, pero el cine y la hipnosis van bien juntos.

Partiendo de la idea de limpiar el ADN de la protagonista sumergiéndose en sus vidas anteriores, la película da un giro hacia lo místico e incorpora muchos elementos ocultos. ¿Buscabas que fuese más lúdica?
Hay bastantes cosas ocultas. Para mí, no es solo un divertimento. Tengo la sensación de que estos elementos crean resonancias para el espectador, aunque no se dé cuenta. Generan cosas que tal vez no podemos nombrar, pero que sentimos.

El personaje femenino es omnipresente.
Ya había filmado grupos de mujeres en Casa de tolerancia [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Adèle Haenel
ficha de la película
]
y he tenido otros personajes femeninos, pero nunca uno tan central, que esté en absolutamente todos los planos. Por eso empecé la película con ese prólogo sobre fondo verde. Es una forma de decir: voilà, mi tema es ella, es Gabrielle, pero también es Léa Seydoux. No se convierte en un documental sobre ella, pero la observamos desde todos los ángulos.

Creo que esta película es muy representativa de tu cine, en el que atravesamos mundos irreales que, a pesar de todo, parecen muy reales. ¿Qué opinas?
Sí. Mi esperanza como espectador, al menos cuando entro en una sala de cine, es entender el principio de la película y no saber en absoluto lo que me ha pasado cuando salgo; quiero experimentar ese tipo de viaje. Hay una cierta complejidad en esta película, pero al mismo tiempo nunca había sido tan simple a la hora de mostrar las emociones de las escenas: amor, miedo… Sensaciones tan directas como esas. Todos los sentimientos son bastante reales, pero el tratamiento hace que todo resulte un poco irreal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy