email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2023 Orizzonti

Goran Stolevski, Alina Serban • Director y actriz de Housekeeping for Beginners

"Para tener una representación significativa, necesitamos permitir a nuestros personajes actuar como capullos"

por 

- VENECIA 2023: El director habla junto a una de sus actrices sobre una película en la que tienen lugar muchas cosas dramáticas, pero que te deja con una sensación de alegría

Goran Stolevski, Alina Serban • Director y actriz de Housekeeping for Beginners

La casa de Dita siempre está llena de gente: llena de amigos, de dos niñas que está criando junto a su pareja Suada (Alina Serban), de los amantes aleatorios de su amigo Toni… Sin embargo, cuando Suada enferma en Housekeeping for Beginners [+lee también:
crítica
entrevista: Goran Stolevski, Alina Ser…
ficha de la película
]
, uno de los títulos más destacados en la sección Orizzonti de Venecia, Dita tiene que prometerle que cuidará de las niñas, aunque esto signifique casarse. Con un hombre. Hemos hablado con Serban y con el director Goran Stolevski sobre la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
madrid film office feb 2024 elena central

Cineuropa: En la película ocurren muchos acontecimientos dramáticos, como la enfermedad y el duelo, pero nos quedamos con una sensación de alegría.
Goran Stolevski: La vida reparte las cartas, pero independientemente de las que te toquen, debes vivirla al máximo. Aunque seas pobre o pertenezcas a alguna minoría, no todos los días son un miserable drama social-realista. Cada día contiene todo un espectro de sentimientos y colores. No quiero obviar la realidad de lo que significa estar oprimido por la sociedad, pero puedes encontrar la alegría. No te limitas a sobrevivir. Buscaba esos momentos porque quiero hacer películas con las que la gente pueda conectar y que incluso mis amigos heterosexuales puedan disfrutar. Siempre quieres tener una imagen completa de la vida de alguien.

La película no trata sobre política, ni siquiera sobre las experiencias queer. Trata sobre la familia y, como ocurre en cualquier familia, las personas no siempre se comportan bien. ¿Era eso lo que buscabas?
G.S.:
¡Incluso lo provocaba [risas]!

Alina Serban: Quiero a mi madre, pero si pasamos todo un día en el mismo sitio, acabamos discutiendo. Fue genial ver a Suada comportándose como una malcriada. Todo forma parte de nuestra experiencia habitual, pero si añadimos a personas queer y gitanas, se convierte en algo realmente especial, porque eso no lo vemos tan a menudo. No vemos que su vida es como la nuestra. Por último, mi origen étnico no se retrataba como algo “exótico”; no se trataba de “pornomiseria”. El personaje adolescente se rebela porque está atravesando un duelo. Casualmente, resulta que también es gitana.

Muestras a personas menospreciadas por la sociedad, pero que se niegan a asumir esa posición.
G.S.:
No quería mostrarnos como víctimas. Cuando me senté a escribir esta historia, el proceso fue muy rápido. Todo surgió de un lugar instintivo y subconsciente. A veces me frustro un poco porque Tarkovsky podía ser Tarkovsky. Yo soy el “cineasta gay Goran Stolevski”. No soy universal, soy un director de nicho. Lo que me hace pensar: “¡Mis sentimientos no son de nicho!”. Hice una película sobre chicos que se enamoran y algunas mujeres de mediana edad se me acercaron a decir: “¡¿Cómo sabías mi historia?!”. Yo también quiero conectar con ellas; quiero que se diviertan. Esta película no es una “tarea gay”.

Alina, tu relación romántica en la película parece muy real. ¿Querías ir más allá del estereotipo de los amantes queer desdichados?
A.S.:
Gracias a Goran, había algo genuino en la relación desde el principio. Podemos entender que, si pasas por una enfermedad, no quieres que tu pareja lo busque en Google constantemente. Eso es lo que hacemos. Se trataba de representar a dos personas normales, y eso es lo que necesitamos ver: no son ángeles, pero tampoco demonios.

G.S.: Es cierto, y no solo en el caso de los personajes queer, porque también estoy harto de ver a los inmigrantes, al menos en el contexto macedonio, retratados siempre como personajes “nobles”. Para tener una representación significativa, necesitamos permitir a nuestros personajes actuar como capullos. Dita es albanesa y marginada por derecho propio, y una de las primeras personas que vio la película nos preguntó: “¿Por qué se comporta como una gilipollas?”. Bueno, ¿por qué Walter White era un cabrón en Breaking Bad? A veces, incluso los artistas queer hacen algo tan idealizado que tengo que dejar de verlo. Solo puede hacer daño.

A.S.: El personaje de Toni [interpretado por Vladimir Tintor], por ejemplo, está lidiando con una situación muy compleja, como es convertirse en padre. No se trata de su “homosexualidad”; se trata del miedo, el abandono, el amor, la pérdida y la idea de que deben casarse para salvar a estas niñas.

Estas emociones colisionan en las escenas grupales, y hay unas cuantas. ¿Fue difícil coreografiarlo todo?
G.S.: ¡Y montarlo! Mi marido se acostumbró a verme tumbado en el sofá, boca abajo, gritando: “¡Soy una mierda! ¡Lo he estropeado!”. Durante el rodaje fue maravilloso, pero intentar igualar la energía más tarde fue realmente complicado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy