email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Laurent Cantet • Realizador

Los tabúes del deseo femenino

por 

Laurent Cantet • Realizador

En competición oficial en la Mostra de Venecia 2005, el cineasta francés Laurent Cantet firmó con Vers le Sud [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laurent Cantet
entrevista: Robin Campillo
entrevista: Simon Arnal-Szlovak
ficha de la película
]
un tercer largometraje desconcertante. De la originalidad de su tema sobre el turismo sexual femenino bajo los Trópicos, a la elección de un tratamiento que resume de manera casi documental la realidad de la vida de los haitianos, el realizador de Ressources Humaines y de L’Emploi du temps explicó sus motivaciones a una prensa internacional intrigada.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

¿Cuál es el verdadero tema de Vers le Sud: el turismo sexual femenino o la distancia mezclada de fascinación e imposibilidad que separa a estas occidentales y a los haitianos?
La película cuenta historias íntimas que se pueden generalizar hablando de turismo sexual. Intenté jugar sobre los tópicos de tarjeta postal (las playas doradas, los cocoteros...), pero detrás está lo que se cree comprender, que se aprehende vagamente pero que permanece distante. Sé obviamente que hay una parte de prostitución en la película. Pero los personajes son concebidos en un espíritu de intercambio. No hay de una parte jóvenes pobres y de la otra mujeres maduras y ricas que los explotan. El hotel es un pequeño mundo cortado del exterior, un paraíso un poco falso donde las mujeres olvidan sus frustraciones y donde los muchachos encuentran una ternura que no existe en su mundo exterior. Cada una de las mujeres busca su lugar en este medio ambiente, Helen (Charlotte Rampling) construyendo una utopía, Brenda (Karen Young) proyectándose en una visión romántica del Príncipe Azul, y Sue (Louise Portal) por una relación más cotidiana que se asemeja a la de una pareja de casados.

¿Permaneció fiel a la novela de Dany Laferrière que constituye la base del filme?
Vers le Sud es el título de una de las novelas de su La chair du maître. Dany Laferrière fue obligado a exiliarse durante el régimen Duvalier, ya que estaba amenazado de muerte por los Tontons Macoutes. En realidad, utilizamos claramente tres novelas mezclándolas con personajes de otras historias y con relatos que había oído en Haití. Por otra parte, deseé por fidelidad situar la película en los años 70, una época en la cual Puerto Príncipe se daba cita con la jet-set americana. Mis dos personajes principales vienen pues de los Estados Unidos, un país donde el puritanismo es seguramente más fuerte que en Europa o Canadá. Ahora bien, pienso que más el puritanismo se ancla, más los desbordamientos son posibles.

¿Por qué ha querido mostrar a que punto el deseo y la sexualidad femenina han cambiado?
Constato que el cine habla muy poco del deseo femenino. Se ve a menudo mujeres de 40 años que son deseadas, pero el deseo de las mujeres de más de 40 años permanece un tema de una zona tabú y abordado discretamente. Este deseo revindicado e incluso valorizado por los hombres es mucho menos aceptado en las mujeres. Quise mantener en el montaje los monólogos de las tres mujeres ya que quería que hablaran de sexualidad con sus propias palabras que se encuentran dificilmente.

¿Y si estas mujeres de Vers le Sud hubieran sido hombres?
Eligiendo mujeres se evitan los lugares comunes sobre el turismo sexual y que los personajes sean juzgados. En el fondo, mi película retraza el cara a cara de dos grupos dominados con un poder que circula entre ellos, ya que la maquina se desarregla puesto que son justamente mujeres.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy