email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Guillaume Malandrin • Director

Ça m'est égal si demain n'arrive pas

por 

- Producir, realizar : experimentar

Guillaume Malandrin • Director

Encuentro en el Festival Primeros Planos de Angers con Guillaume Malandrin, que presentó su primer largometraje Ça m'est égal si demain n'arrive pas fuera de la competición, en la sección "Figuras libres" (leer el informe) antes de viajar a Rótterdam en la sección "Cinema on the Future". El prepara actualmente la producción de otro largometraje Où est la main de l'homme sans tête ? [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
con Cécile de France y Ulrich Tukur, por el cual él estuvo el año pasado en el Cinémart de Rotterdam (leer la news).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa : ¿Cómo ha llegado al cine?
Guillaume Malandrin: Ingresé al INSAS porque la fotografía me interesaba. De la foto, pasé a la imagen, y después me interesé al guión y a la escritura y pasé a la realización. Pero no fue mi primera elección. Vino poco a poco. Y tenía ganas de contar mis historias.

¿Ha creado también su estructura de producción?
Encontré a Vincent Tavier que a la época trabajaba sobre C'est arrivé près de chez vous como guionista y como realizador. Con Vincent, fundamos una productora, Todo Films y co-realizamos un documental. Vincent rápidamente se dirigió hacia la producción con los cortometrajes de Fabrice Du Welz (Quand on est amoureux, c'est merveilleux); Martine Doyen (Pâques aux Tisons), episodios de Monsier Manatane (una série de sketchs de Benoît Poelvoorde). Yo me ocupaba más de las cuestiones de aspecto práctico de la producción. Soy más un fabricante.

¿Es entonces en ese momento que pasa a la realización?
Si, realicé mis cortos durante ese periodo, también escribí para otros. Mi primer cortometraje, Qui déménage ? es un filme de escuela. Hice el segundo Bonjour con l'AJC ( Atelier Jeunes Cinéastes, "Taller Jóvenes Cineastas") y el último Raconte con La Parti Production, nuestra nueva estructura.

¿Bonjour, es una alusión al filme de Ozu?
Si, pero yo no tomé sino que el título (risas). Es también un filme muy coloreado, muy alegre. Pero no tiene nada que ver con el espíritu o la simplicidad de Ozu.

¿Cuáles son sus referencias cinematográficas?
Pero yo soy un cinéfilo entonces está todo el cine. Sacuda y tome lo que quiera: Kubrick, Ozu, Delvaux, Truffaut... Una vez me divertí haciendo la lista de mis diez filmes preferidos y llegué a hacer tres listas de diez filmes (risas)!.

¿Cómo fue la génesis de Ca m'est égal... ? A partir del momento en que propuse la idea a Jacky Lambert (actor principal del filme y co-guionista con Stéphane Malandrin, el hermano del realizador), lo escribimos rápidamente. Si no me equivoco, es en todo caso la impresión que me quedó. Luego nos fuimos una semana al Lot (región francesa) para hacer la localización del lugar donde terminamos la historia. El filme fue rodado en dos semanas, en DV, con un equipo ligero de 9 personas.

¿Por qué se lanzó en esta aventura durante la preparación de otro largometraje?
Quería ensayar algo que estuviera al opuesto de lo que preparo: una historia muy linear, muy simple, frontal donde no pasa gran cosa. Es un filme donde no hay casi humor, un poco plano, donde los personajes son más bien antipáticos. No es un filme, que en relación al espectador, quiere ser seductor.

¿Está contento de volver a Rótterdam?
Si, mucho. De haber estado en el Cinémart el año pasado por Où est la main… y volver esta año me da el sentimiento de una continuación. Me parece bien.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.