email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Nicolas Brigaud-Robert • Exportador

Films Distribution: "hacer circular las obras europeas"

por 

Nicolas Brigaud-Robert • Exportador

Films Distribution, empresa parisiense de ventas internacionales especializada en el joven cine de autor, se ha destacado en especial gracias a las últimas películas de Pascale Ferran, Rachid Bouchareb, Bruno Dumont, Robert Guédiguian, Radu Mihaileanu, Christian Carion, Philippe Garrel o Denis Dercourt. En su cartera reserva sin embargo un sitio especial a directores europeos como Joachim Lafosse, Vincenzo Marra, Nanouk Leopold, Barbara Albert, Jorge Sánchez-Cabezudo, Olivier Masset Depasse, Javier Rebollo, sin olvidar a Bouli Lanners, Solveig Anspach, Lucas Belvaux y Ferzan Ozepetek.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Entrevistamos a su presidente, Nicolas Brigaud-Robert, antes del Mercado de Cine de Cannes (del 16 al 26 de mayo de 2007), donde la empresa gestionará las ventas internacionales de Tehilim [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Raphael Nadjari (competición oficial), Retour en Normandie [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Nicolas Philibert, A la recherche du ballon rouge [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Hou Hsiao Hsien and Les pieuvres [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Céline Sciamma (Un Certain Regard) y Après lui [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Gaël Morel y Heatbeat Detector [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Nicolas Klotz, ambas en la Quincena de los Directores.

Cineuropa: ¿Cuál es la estrategia de Films Distribution en lo que respecta al cine francés de autor y, de manera más amplia, al europeo?
Nicolas Brigaud-Robert: Somos independientes y nos gusta trabajar con películas cuya propuesta artística respetamos. Ahora bien, en el mundo hay un cisma entre el cine hollywoodiense producido en Hollywood o que pseudo-hollywoodiense producido en cada país por un lado, y un cine cuyo propósito es expresar la personalidad de los autores por otro lado. No somos un estudio, ni estamos ligados a un grupo audiovisual o de telecomunicaciones, ni siquiera a un fondo de pensiones. Por lo tanto, podemos escoger libremente lo que nos gusta y lo que tiene cabida en el mercado como alternativa a este cine hollywoodiense o similar.

¿La presentación en los grandes festivales es un paso obligado para las ventas internacionales de los filmes de autor?
Por lo general, sí. Existe una alianza natural entre esta cinematografía y festivales que se proponen no sólo reconocer y celebrar, sino también ser artífices de la historia del cine. Para estas películas, pasar por los festivales es gozar del apoyo y del reconocimiento de instancias que las legitiman y para los festivales, se trata de una forma de presentar un cine que puede interesar a su público y a los periodistas.

¿Alternan éxitos de ventas con películas inesperadas? ¿Cuál es su secreto?
Desde hace casi 10 años, venimos desarrollando un saber hacer (si bien difícil de formalizar) y nuestra mirada se ha agudizado. Hoy en día, con unos márgenes de error enormes, somos capaces de detectar lo que en nuestra opinión es una obra destacable o capaz de dejar su impronta tanto en los festivales como en nuestros compradores. La mayor parte del tiempo nos comprometemos a partir del guión, y en 2006 recibimos 398. Para una película europea de autor, encontrar un vendedor internacional es un primer paso y supone por lo menos la esperanza de ser vista y reconocida más tarde en los festivales.

¿Apuestan por jóvenes cineastas europeos anticipando su evolución futura?
Reservamos por los menos un tercio de nuestra cartera a películas de directores noveles, pero no se trata por fuerza de un cálculo consistente en coger a jóvenes talentos para obtener frutos espectaculares más tarde. En el momento mismo, se trata sencillamente del placer de ver aparecer a directores noveles con su energía y con la voluntad revolucionaria que está siempre presente en su postura. Es muy apasionante.

¿Le parece a usted que hay demasiados festivales?
Puede ser. Hay que tener cuidado para que su proliferación no fagocite al público de nuestros distribuidores. A veces los exportadores ponen las películas en manos de festivales y consiguen verdaderos éxitos y mucho público, pero a continuación les resulta imposible encontrar distribuidor porque la prensa ya ha caído y gran parte del público potencial de este tipo de filme de autor ya las ha visto. Saber gestionar la cronología de la exportación de las películas es tarea de los exportadores. Mostrar las películas está bien, pero crear un mercado paralelo de festivales es correr el riesgo de deshacer poco a poco el tejido económico existente, el del cine de arte y ensayo.

¿Existen ciertos países europeos más difíciles de acceso o por el contrario más abiertos?
El Reino Unido tiene la particularidad de compartir un idioma común con Hollywood, mientras que en los demás países tenemos por lo menos la ventaja de que una película francesa es una película en lengua extranjera tanto como una película norteamericana. Además, hoy en día el acceso a Italia, que era un aliado tradicional e histórico del cine francés, se ha vuelto difícil. Sin embargo, tras unos años extremadamente sombríos, en especial en el momento de la congelación de las compras de las cadenas de televisión y de la fusión de las plataformas digitales, España está recuperando, a precios no obstante muy inferiores a los del pasado, cierta dinámica en el número de ventas de películas.

Films Distribution forma parte de un trío de sociedades francesas que han dado mucho que hablar estos últimos años, junto con Wild Bunch y Celluloid Dreams (entrevista realizada antes de la fusión con Hanway). ¿Cómo se posicionan ustedes dentro de esta tendencia?
Nos hemos dado a conocer con medios y temáticas diferentes. Films Distribution trabaja casi en exclusiva con cine europeo, mientras que nuestros competidores se centran en un cine anglosajón, independiente hollywoodiense o casi hollywoodiense. Nosotros no abandonamos nuestro nicho del cine de autor ni nuestra visión del trabajo de los exportadores con la difusión por medio de los festivales y de cierto tipo de distribuidores en el extranjero. No vamos a cambiar esta estrategia. Las de nuestros competidores están enfocadas hacia un cine de mayor presupuesto, que necesita el apoyo de los medios de comunicación y, para alcanzar un equilibrio, un número de entradas muy superior al tipo de películas que nos interesa. Nosotros buscamos en Europa lo que se puede poner en circulación. Hoy en día, cuando se tiene una herramienta demasiado cara, uno no se puede permitir vender películas como Wolfsbergen, Falling [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, o Angosto [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alina Sigaro
entrevista: Belén Bernuy
entrevista: Jorge Sánchez-Cabezudo
ficha del filme
]
. Por lo tanto, creo que somos los últimos, en todo caso en Francia, que desempeñamos ese papel de hacer circular obras europeas.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.