email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

Ole Christian Madsen • Director

Prague

por 

Ole Christian Madsen • Director

Uno de los nombres clave de la nueva generación de directores daneses, que se graduaron por la Escuela Danesa de Cine a principios de los 90, Ole Christian Madsen, se lanzó al circuito internacional de festivales con su película Dogma Kira’s Reason: A Love Story (2001). Hoy, es un colaborador habitual de Nimbus Films y se puede permitir escoger su ritmo de producción, de presupuestos mayores a otros más modestos. Mientras trabaja en el montaje del drama danés sobre la Segunda Guerra Mundial Flame & Citron [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
(una de las producciones más costosas hechas en Dinamarca, con coproductores Alemanes y Checos) ha hablado con Cineuropa sobre el gran placer de rodar en la capital de la República Checa, y de Prague [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
la pelíclula que lo llevará de nuevo a la República Checa en la sección Variety’s Critics’ Choice de el Festival de Cine de Karlovy Vary .

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Has filmado de forma brillante la ruptura de un matrimonio en Kira’s Reason: A Love Story. ¿Qué te ha hecho volver a este tema seis años y dos películas más tarde, con la misma actriz protagonista?
Ole Christian Madsen: Basicamente, siempre he querido hacer películas sobre relaciones cercanas a mi vida personal. Están muy relacionadas y a la vez son muy diferentes. He trabajado con la misma actriz, Stine Stengade, de nuevo porque puede interpretar todas las caras de una mujer: oscura, brillante y salvaje.
Como regla general, intento hacer una película grande y después una más pequeña. Prague fue una película de bajo presupuesto tras Angels in Fast Motion (2005). Ese ritmo te da una sensación de libertad. Con las películas de gran presupuesto es muy duro producir, editar. Con una película pequeña, puedes empezar a rodar después de diez reuniones. Así puedes construir tu propia libertad con ese tipo de ritmo.
La segunda razón por la que he dirigido Prague es que creo que se deben hacer películas desde donde uno está en la vida. Cuando hago un drama, quiero que los personajes tengan exactamente mi edad… Cuando tenga 80 años, mis personajes tendrán 80 también!

Ambas Kira’s Reason y Prague fueron escritas por ti en colaboración con, respectivamente, Morgens Rukov y Kim Fupz Aakeson. ¿Disfrutas compartiendo al trabajo del escritura con un guionista reconocido?
Al principio del proceso de escritura, me gusta comentar los personajes con alguien, los diferentes ángulos de la película, la estructura del drama. A partir de cierto punto, me gusta hacerlo por mí mismo. Morgens Rukov, en realidad nunca ha escrito conmigo y ha aparecido en los créditos como coordinador de desarrollo pero con Kim Fupz Aakeson fue diferente. Comenzamos a escribir en Praga. Estuvimos durante diez días en un hotel escribiendo las bases del guión. Las posibilidades creativas de una persona son limitadas, se necesita la creatividad de otras personas para sacar lo mejor de una idea.

Has rodado dos películas en Praga. Cual ha sido tu experiencia desde un punto de vista artístico y cultural?
Los equipos checos se encuentran entre los mejores del mundo. Su artesanía (construcción de decorados, por ejemplo) está a un nivel muy alto y respetan realmente el proyecto en el que trabajan. Se concentran en hacer lo mejor para cumplir una misión concreta o en conseguir que una idea se vuelva realidad. Mi experiencia en Prague me hizo llevar partes de Flame & Citron allí también.. A causa de la financiación, tuvimos que rodar algunas escenas de Flame & Citron en Alemania y Dinamarca, pero si hubiese tenido elección probablemente hubiese rodado la mayoría de la película en Praga.

¿Comos describirías Flame & Citron?
Es una película muy cara para Dinamarca (sobre seis millones de euros). Está ambientada en la Segunda Guerra Mundial y trata sobre el círculo íntimo de unos activistas que habían matado informadores alemanes y daneses. Su lucha se vuelve cada vez más radical, por lo que el tema se vuelve controvertido. Tengo mucha curiosidada por ver la rección de la gente en Dinamarca.
Después hare una tercera película más pequeña sobre las relaciones humanas. ¡Será mi “trilogía de las relaciones”! Será sobre una pareja que no tiene absolutamente nada en común: ni los valores, ni las ideas. Lo único que los une es el amor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy