email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Laurent Danielou • Exportador

Rezo Films: "La libertad de la independencia"

por 

Laurent Danielou • Exportador

Desde su creación en 2004, la división de ventas internacionales de la compañía francesa Rezo Films ha logrado hacerse con un hueco dentro del mercado. Entrevistamos a uno de sus responsables, Laurent Danielou, justo antes del comienzo de la Berlinale, donde brillaron especialmente en el 2007 con Dos días en París [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Christophe Mazodier
entrevista: Julie Delpy
ficha del filme
]
. Este año, Rezo contará con, entre otros, Coupable (Guilty), de Laetitia Masson, en Panorama (ver news), Two Lives Plus One [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Idit Cebula (será proyectada en el EFM) y las primeras imágenes de A Simple Heart, de Marion Lainé con Sandrine Bonnaire (noticia), Khamsa de Karim Dridi, Dawn of the World de Abbas Fahdel con Hafsia Herzi, e incluso Welcome Home del ganador de un Oscar Jean Xavier de Lestrade (ver noticia). Sin olvidar la película ganadora del último festival de Sundance, Frozen River.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿En qué posición situarías a Berlín dentro del panorama de mercados de cine?
Laurent Danielou: Es uno de los tres grandes mercados del año, junto con Cannes y Toronto. Es lo suficientemente fuerte como para vender las películas presentadas y además se celebra con bastante antelación respecto a Cannes como para poder lanzar proyectos que estarán presentes en la Croisette. Otra de su ventajas es su dimensiones razonables. Todo el mercado puede desarrollarse en el mismo lugar, lo que permite el contacto entre profesionales de modo simultáneo.

¿Cuál es su estrategia en términos de pre-ventas?
Hemos decidido no volver a presentar proyectos sin imágenes, excepto películas de maestros como Rohmer, que se venden sin mostrar nada, pero es mucho más difícil para cineastas menos conocidos y primeros largometrajes.

¿El mercado del cine de autor está acabado, como pretenden algunos vendedores?
No. Los distribuidores y los espectadores han rejuvenecido, son menos sensibles a los grandes nombres del cine, pero las películas de autores experimentados continúan a venderse en todas partes del mundo, incluso si los precios son menos elevados en los grandes países. Para los jóvenes cineastas, es más delicado, pero afortunadamente hay excepciones.

Europa del Este parece cada vez más receptiva al cine francés
El mercado ruso ofrece una visibilidad considerable para los grandes filmes comerciales franceses que conservan una imagen positiva de la cinematografía francesa. Cuando no se logran vender los derechos para el cine, se venden al menos los derechos para televisión a muy buen precio. Desde hace un año, los precios aumentaron rápidamente en Polonia, pero los países de Europa del Este no compran todo como los grandes países y continúan siendo mercados secundarios respecto a Alemania, Italia, España, Japón y los EE. UU.

Las compañías francesas de ventas internacionales se multiplican. ¿Competencia o estímulo?
Francia es el único país, salvo tal vez uno o dos ejemplos alemanes, donde las compañías de ventas importantes no se concentran únicamente en el cine nacional, sino que proponen una selección de películas nacionales, europeas y de lengua inglesa. Es un estímulo formidable, pero la oferta para los compradores crece y entonces resulta imprescindible contar con títulos fuertes para llamar su atención.

¿Cuales son los puntos principales de su alineación?
Hemos pasado de disponer casi exclusivamente de largometrajes franceses a tener un conjunto de películas europeas (Ulzhan [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Volker Schlöndorff, Alexandra [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Alexandre Sokourov, la española Yo, Horse Thieves [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
de Micha Wald) y próximamente deberíamos volcarnos hacia Asia. Nuestra intención es presentar una alineación variada (de quince a viente títulos por año) y para ello contamos con la libertad que nos brinda nuestra independencia. Rezo, con sus actividades de distribución y producción, no está obligado a vender películas en cada mercado para continuar a funcionar. Todas nuestras cintas son verdaderos flechazos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.